www.enpozuelo.es

Tu piel no necesita aluminio ni alcohol

martes 07 de mayo de 2019, 15:37h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Tu piel no necesita aluminio ni alcohol
Ampliar
En una gran parte de los desodorantes encontraremos unos ingredientes que no tienen nada de simpáticos. Estamos hablando del aluminio y el alcohol. ¿Acaso son tan necesarios como para querer asumir los riesgos que conlleva su uso?

El aluminio es un ingrediente permitido en la legislación cosmética. Es decir, no se trata de un ingrediente prohibido ni nada por el estilo, pero… existen estudios que aconsejan no utilizarlo, por la sospecha de toxicidad. El Clorhidrato de Aluminio, es una sal de aluminio que se usa como anti-transpirante y podría penetrar en la piel. El problema está en que una vez este metal entra en el organismo es muy difícil expulsarlo, es bioacumulativo. Se queda a vivir con nosotros y, eso sí lo podemos asegurar, nuestro cuerpo no necesita para nada el aluminio.

Numerosos estudios lo relacionan con neurotoxicidad, alzheimer y cáncer de mama.

En 2016 el prestigioso International Journal of Cancer publicó un estudio que aportaba evidencias acerca del efecto ‘activador’ de las sales de aluminio sobre las células de las glándulas de las mamas. Algunos oncólogos aconsejan no usar desodorantes con aluminio en caso de riesgo de padecer un cáncer de mama.

Pero ningún estudio es concluyente y los científicos no se terminan de poner de acuerdo en si existe o no una relación directa entre el uso del aluminio y el cáncer de mama. Aunque, ya sabes, en caso de duda…

¿Cómo sé si mi desodorante lleva aluminio?

En la lista de ingredientes lo encontrarás como Aluminium chloride, Aluminium Fluoride, Aluminium chlorhydrate, Aluminium chlorohydrex o Aluminium zirconium.

Es importante saber la diferencia entre antitranspirantes y desodorantes. Los antitranspirantes que contienen normalmente entre sus ingredientes las sales de aluminio, frenan la transpiración cerrando los poros y así reducen el volumen de sudor producido. Los desodorantes no frenan el proceso natural de sudoración, pero evitan el mal olor actuando sobre las bacterias que lo causan. ¡Un desodorante sin aluminio puede ofrecer una muy buena protección!

¿Y el alcohol? El objetivo del desodorante es reducir el sudor, absorber el exceso de humedad y combatir las bacterias que descomponen el sudor y provocan mal olor. A menudo se incorpora el alcohol en las fórmulas convencionales ya que ayuda a que sequen más rápido en la piel, pero a la vez este ingrediente puede resecarla o resultar agresivo en determinadas condiciones, especialmente si tienes la piel seca y sensible. El alcohol jamás será un buen aliado de la piel.

Así que ya lo sabes. Puedes tener una perfecta protección usando desodorantes que no contengan ni aluminio ni alcohol. Tu salud y, especialmente la de tu piel, te lo agradecerá.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.