www.enpozuelo.es

Alopecia femenina. Cuando el factor psicológico pesa más que el estético

jueves 31 de marzo de 2022, 17:40h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Jada Pinkett Smith IG OFICIAL 1
Ampliar
Jada Pinkett Smith IG OFICIAL 1

🔵 El impacto psicológico de la alopecia femenina es una realidad que va mucho más allá de la estética, con una importante carga emocional y social estigmatizada por la propia sociedad, que llega a causar trauma, temor y vergüenza, afectando en lo personal y lo profesional.

🔵 El 90% de las mujeres españolas padecen algún problema de caída capilar a lo largo de su vida.

🔵 “La calvicie del hombre es vista por la sociedad como algo normal e incluso se asocia a una alta virilidad. En cambio, la alopecia femenina se asocia a enfermedad, no siendo bien vista ni siquiera por la propia paciente que, lejos de acudir rápidamente al especialista, opta por esconderlo mediante prótesis capilares o extensiones” - Dra. Cristina Morante, Jefe de la Unidad de Tricología e Implante Capilar de IML -

🔵 Uno de cada tres pacientes de trasplante capilar en España es mujer. Del total de pacientes trasplantados en todo el mundo, un 14,2% son mujeres. Cifra que ha aumentado un 25% en los últimos años, y que va en alza

La alopecia femenina es un problema estético que, a pesar de afectar a millones de mujeres sin distinción de etnias ni clases sociales, supone un verdadero estigma social. Tema de rigurosa actualidad tras el incidente protagonizado por Will Smith durante la 94.ª edición de los Óscar y su reacción ante el inapropiado comentario de Chris Rock hacia Jada Pinkett Smith, comparando su cabeza rapada con 'La Teniente O'Neil'.

Jada, lejos de esconderse, hizo público su problema en 2018 en uno de los episodios de su programa televisivo ‘Red Table Talk’, donde, junto a su madre e hija, hablan abiertamente y sin tapujos de problemas reales de mujeres reales, llegando a confesar cómo se sintió “aterrorizada” cuando se dio cuenta de que “perdía ‘manojos de pelo’ en la ducha”. Sus redes sociales y sus múltiples apariciones públicas son una fuente de inspiración para miles de mujeres que sufren en silencio este problema.

Si nos vamos a los datos oficiales sobre alopecia, tan solo en España un 42,7% de personas la sufren, con un 62% de hombres y un 25% de mujeres, situándonos en el segundo puesto del ranking tras la República Checa. Uno de cada tres pacientes de trasplante capilar en España es mujer. Del total de pacientes trasplantados en todo el mundo, un 14,2% son mujeres.

Así como la calvicie y el trasplante capilar en el hombre ha dejado de ser un tema tabú, en la mujer continúa siéndolo, asignatura pendiente ya que las mujeres también tenemos que lidiar, cada vez más, con la pérdida de cabello. Un problema que puede derivar en problemas psicológicos y pérdida de autoestima, afectando en el terreno personal y profesional. El impacto de la alopecia se sufre con mucha más intensidad en la mujer que en el hombre.

Afortunadamente, en España podemos presumir de tener los tratamientos más punteros en manos de los mejores profesionales especializados, con soluciones no invasivas y mínimamente invasivas que ofrecen excelentes resultados, cada vez más naturales, rápidos y duraderos. Existen varios tratamientos y no todas las alopecias son aptas para un trasplante, cada caso es único. Hasta el 10% de los trasplantes capilares fracasan por un mal diagnóstico dermatológico previo. Los expertos insisten en la necesidad de acudir a profesionales acreditados con experiencia, de ello dependerá el éxito de la intervención.

La Dra. Cristina Morante, Jefe de la Unidad de Tricología e Implante Capilar de IML (iml.es), Máster en Medicina Capilar y Trasplante y en Medicina Estética y Envejecimiento, y el Dr. Eduardo López Bran, fundador y director de la Clínica IMEMA (imema.es), referencia internacional en trasplante capilar con más de treinta años de experiencia en el sector y eminente dermatólogo, nos aclaran muchas de nuestras dudas, abriendo un abanico de esperanza y tranquilidad.

¿Existe diferencia entre la alopecia masculina y femenina?

La calvicie o alopecia androgénica sigue patrones evolutivos diferentes tanto en hombres como en mujeres. Mientras que, generalmente, en los hombres suele iniciarse en áreas concretas como las entradas o la coronilla, en las mujeres sigue un patrón más difuso, afectando inicialmente a la zona de la raya y posteriormente a toda la zona superior del cuero cabelludo, si bien en muchos casos conservan la línea de implantación frontal - Dr. López Bran, IMEMA -

¿Qué es la alopecia femenina, qué la provoca y cuántos tipos hay?

El pelo es sensible a muchos factores entre otros hormonales, por lo que en la mujer un hecho tan fisiológico como, por ejemplo, la menopausia, afecta. Debemos distinguirla del efluvio o caída de cabello, donde perdemos el tallo o cabello sin que haya en ningún caso repercusión a nivel de la integridad de la unidad folicular.

Son múltiples los factores que provocan alopecia en la mujer y que definen los tipos que existen. Desde hormonales, autoinmunes, fruto del estrés, de una mala alimentación, el tabaco y el alcohol… Una forma sencilla de clasificarlas sería diferenciar entre alopecias cicatriciales y no cicatriciales. Las alopecias cicatriciales englobarían aquellas enfermedades que afectan a la unidad folicular destruyéndola y sustituyendo la misma por tejido fibroso. Son muy comunes en la mujer y entre ellas nos encontramos la alopecia frontal fibrosante y el liquen plano pilar.

En cuanto a las alopecias no cicatriciales, se encontrarían como más comunes la alopecia androgénica, de carácter hereditario que se transmite de madres a hijos y que está relacionada con la sensibilidad a la hormona testosterona. Es la alopecia más común por excelencia, tratable y operable. Otra alopecia no cicatricial muy común es la alopecia areata, que está íntimamente relacionada como hemos podido comprobar en los últimos estudios con sucesos estresores. - Dra. Morante, IML -

¿Un problema mucho más psicológico que físico, especialmente si hablamos de mujeres?

Así es. Para la mujer, la pérdida de pelo supone más un problema psicológico que físico. La calvicie del hombre es vista por la sociedad como normal e incluso de alta virilidad. En cambio, la pérdida de pelo en la mujer se asocia a enfermedad, no siendo bien vista por la sociedad, ni siquiera por la propia paciente que, lejos de acudir rápidamente al especialista, opta por esconder la enfermedad mediante prótesis capilares o extensiones que disimulen la pérdida de densidad.

De hecho, cuando tratamos una alopecia femenina nos encontramos con pacientes muy afectadas psicológicamente por la pérdida de cabello, teniendo que llevar a la par un tratamiento médico y psicológico. Falta de autoestima, seguridad, miedo, tristeza y depresión son los síntomas que más comúnmente vemos en la consulta. - Dra. Morante, IML -

¿Se nos cae más el pelo ahora? ¿Por qué?

La incidencia de la alopecia ha aumentado en los últimos años en las mujeres. Ello es debido a que la carga de estrés que soportan muchas mujeres es mayor, lo que conlleva que alopecias que no se manifestaban espontáneamente porque no tenían suficiente carga genética para expresarse clínicamente, ahora si lo hacen, ya que ese estrés que sufren hoy actúa como desencadenante.

Asimismo, hay que recalcar que la caída de pelo en las mujeres puede ser temporal, provocada por factores externos como el embarazo, determinados medicamentos, desarreglos hormonales o una situación temporal de estrés. Pero cuando se desarrolla una alopecia androgénica de patrón femenino, el cabello que se ha perdido no se recupera. Es en estos casos cuando el trasplante es la única solución definitiva que existe para recuperar el pelo de forma permanente, siempre que se tenga una buena zona dadora. - Dr. López Bran, IMEMA –

¿Qué tipo de alopecia sufre Jada Pinkett Smith, y por qué se ha rapado la cabeza?

La alopecia que padece Jada Pinkett Smith es la alopecia areata. La forma estética más viable es raparse la cabeza y así disimular esas pequeñas áreas alopécicas que de otro modo quedarían mucho más visibles. - Dra. Morante, IML -

¿Qué es la alopecia areata y qué la produce? ¿Cómo detectarla? ¿Tiene solución?

La alopecia areata es una enfermedad autoinmune en la que las moléculas inflamatorias atacan al folículo capilar, causando calvas en forma de parches o círculos que se distribuyen aleatoriamente por todo el cuero cabelludo, pudiendo extenderse en amplitud y aparecer lo que llamamos una alopecia areata universal, afectando a todas las unidades foliculares del cuero cabelludo y el cuerpo, incluyendo las cejas, pero recordemos que existen algunas otras enfermedades como la alopecia frontal fibrosante en la que también se pierden las cejas y son alopecias cicatriciales que precisan de un diagnóstico precoz para autolimitarse.

Afecta a hombres y mujeres de todas las etnias, aunque es más común en mujeres, y está fuertemente ligada al estrés. Aunque antes no conocíamos sus causas, ahora sabemos que el estrés, potente inmunodepresor, es determinante.

Respecto a si tiene solución, aun siendo tratada puede ser reversible o no. Con esto queremos decir que es una enfermedad tratable y en muchas ocasiones solucionable puesto que podemos recuperar pelo. Tendrá una mayor tasa de éxito si el diagnóstico es precoz y la enfermedad se autolimita. Cuanto más tiempo pase sin tratarse o mayor sea la extensión, peor será el pronóstico. Respecto a su cura, lamentablemente, al ser una enfermedad autoinmune, no podremos curarla definitivamente puesto que podrá aparecer nuevamente. - Dra. Morante, IML -

La genética manda, pero también los factores externos como el estrés, las enfermedades y unos hábitos de vida poco saludables. ¿Podemos cambiar su curso?

Nuestro pelo no es más que un anejo, es decir, algo secundario que en su día tenía una relevancia a nivel de especie como mamíferos. Nos protegía del frío y de las agresiones. Para el organismo es algo secundario por lo que, en caso de deficiencias nutricionales, aumento de azúcar en sangre, pérdidas de hierro, etc., le lleva a priorizar su uso en órganos y funciones más relevantes. Muchos casos de efluvios se podrían prevenir con una adecuada alimentación, una vida más “relajada" o al menos con menor impacto de estrés en nuestro organismo y hábitos saludables sin tóxicos como el tabaco o el uso indiscriminado de antiinflamatorios, que destruyen el folículo. - Dra. Morante, IML -

La menopausia y la pérdida de cabello. Causa y tratamientos.

En la etapa premenopáusica aparecen cambios hormonales que se agudizan en la etapa postmenopáusica, con disminución de la secreción de estrógenos y un aumento de la susceptibilidad a los andrógenos, lo que conlleva adelgazamiento y pérdida de pelo. En esta etapa, en cambio, suelen normalizarse las alopecias causadas por déficits de hierro, ya que con la retirada del ciclo se elimina uno de los factores que es la pérdida hemorrágica y por tanto de hierro. - Dr. López Bran, IMEMA -

Los cambios hormonales que se producen durante este periodo en la mujer hacen que la testosterona tome una mayor relevancia frente a la caída de estrógenos. Al ser los folículos más sensibles a la testosterona, podemos ver un afinamiento y una pérdida de densidad que lleva a una mayor caída. Si esto lo combinamos con aparición de enfermedades propias del envejecimiento como la hipertensión y la toma de antihipertensivos - que destruyen el pelo -, alteraciones en el colesterol que precisan de medicación -y que también influye negativamente en el cabello - y el sobrepeso, que puede llevar asociado un aumento de glucosa en sangre, tenemos la combinación perfecta para destruir el cabello. Es una alopecia tratable y recuperable siempre y cuando actuemos a tiempo. - Dra. Morante, IML -

El COVID y la pérdida de cabello. Causa y tratamientos.

La propia infección por coronavirus, como sucede con otras muchas enfermedades, provoca caídas intensas de pelo en las semanas posteriores a sufrir la enfermedad. Esta caída generalmente suele recuperarse poco tiempo después. Algunos tratamientos como el plasma rico en plaquetas (PRP), pueden ayudar a una más rápida y eficaz recuperación del pelo perdido. - Dr. López Bran, IMEMA -

La aparición de infección por COVID ha traído a gran cantidad de pacientes preocupados por la caída rápida y masiva de cabello en poco tiempo, afectando a cualquier edad y con diferencias en periodos de caída y recuperación. Hemos visto cómo estos pacientes pueden recuperar antes su cabello con técnicas de medicina regenerativa y mesoterapia capilar. - Dra. Morante, IML -

Champús, lociones, ampollas, nutricosmética, ¿hay algún producto que de verdad funcione o nos engañan? ¿Hay algo que podamos hacer para prevenir la caída del cabello?

Una adecuada salud del cuero cabelludo es fundamental. Un champú que controle un exceso de grasa en la zona evitará que la glándula sebácea robe riego sanguíneo a nuestros folículos y estos puedan debilitarse. El éxito del tratamiento radica en un adecuado diagnóstico. Hay productos farmacéuticos con estudios clínicos que pueden usarse, pero no serán efectivos si no es el tratamiento adecuado para nuestra caída. - Dra. Morante, IML -

Diferencias de cara a la realización de un trasplante capilar en pacientes masculinos y femeninos.

Las principales diferencias en el trasplante de pelo entre hombres y mujeres son, principalmente, la zona donante o área dadora, que, mientras que en los hombres es toda la herradura que va de una oreja a la otra, en las mujeres se reduce a la zona de la nuca. Esto hace que la superficie de la que se puedan extraer unidades foliculares para trasplantar al área receptora o área calva sea menor en las mujeres que en los hombres y, consecuentemente, disminuya el número de folículos que es posible extraer e implantar. El equipo de Clínica Imema combina su experiencia con el uso, en casos seleccionados, de la tecnología robótica ARTAS®, que permite una extracción de unidades foliculares más homogénea y precisa. - Dr. López Bran, IMEMA -

¿Se está normalizando el trasplante capilar en la mujer? ¿Queda mucho camino por recorrer?

El trasplante de pelo es una técnica quirúrgica que permite repoblar áreas en las que ha habido una pérdida de densidad capilar y que debe de integrarse dentro de un tratamiento médico-quirúrgico global de la enfermedad alopécica. Un correcto diagnóstico y una adecuada selección de las pacientes permite obtener buenos resultados en muchos casos.

Los avances que se han producido en los últimos años permiten realizar trasplantes no agresivos y lograr resultados naturales y definitivos. Si a esto le sumamos la “desmitificación” de que los trasplantes no son efectivos en mujeres, hacen que la situación empiece a normalizarse. Cada vez son más frecuentes este tipo de procedimientos en la mujer. - Dr. López Bran, IMEMA -

¿Qué consejos le darías a una mujer preocupada por la pérdida de cabello?

Lo primero que debe hacer ante los primeros síntomas es acudir a un dermatólogo de confianza que cuente con las mejores técnicas de imagen para interpretar correctamente el tipo de lesión. - Dr. López Bran, IMEMA -

¿Qué técnica utilizarías en el caso de una mujer con alopecia frontal fibrosante? ¿Y con una alopecia androgénica?

En los casos de mujeres con la llamada alopecia frontal fibrosante, caracterizada por el retroceso de varios centímetros de la línea de implantación frontotemporal, acompañada generalmente de pérdida de las cejas, el tratamiento quirúrgico suele se poco exitoso.

En las pacientes con alopecia androgénica femenina siguiendo un patrón masculino, es decir, que pierden el pelo a nivel frontotemporal, además de un tratamiento médico utilizamos la técnica quirúrgica de trasplante de pelo con técnica FUE, de sus iniciales en inglés “extracción una a una de las unidades foliculares”, que puede proporcionar buenos resultados. Aprovecho para recordar que hasta el 10% de los trasplantes capilares fracasan por un mal diagnóstico dermatológico previo. - Dr. López Bran, IMEMA -

¿Hay opciones complementarias y menos invasivas frente al injerto? ¿Es posible la combinación de técnicas?

Para nosotros es fundamental ofrecer a nuestros pacientes las técnicas y tratamientos más avanzados, pero siempre basados en la evidencia científica y los resultados de estudios clínicos. Nuestro éxito se basa en un diagnóstico certero y una personalización de los tratamientos aconsejados. Debemos tener en cuenta que cuando existe unidad folicular y la enfermedad es tratable y reversible, nuestra primera opción debe ser tratamiento médico efectivo y personalizado. No todos los tratamientos valen para todas las alopecias. Entre los tratamientos médicos actuales con evidencia científica estarían la finasterida y la dutasterida como principales medicamentos para evitar la acción de la testosterona sobre el pelo, que pueden ser aplicados por vía oral, tópica o inyectable; el minoxidil como vasodilatador local en cuero cabelludo que nos ayuda a aumentar el flujo sanguíneo a nivel del folículo; PRP (plasma rico en plaquetas) como una de las técnicas de medicina regenerativa que crea nuevos vasos sanguíneos donde la testosterona los destruyó, aportando mayor vascularización y regeneración del folículo; y la carboxiterapia capilar, otra de las técnicas de medicina regenerativa con aprobación por la FDA para el tratamiento de la alopecia desde 2008, que consigue en pocas sesiones crear nuevos vasos y aumentar el flujo sanguíneo desde la primera sesión, parando efluvios y engrosando el cabello.

El micro injerto es la única solución que restaura la zona donde ya no hay folículos. Su éxito radica en saber que no cura ni frena la progresión de la alopecia, por lo que tendremos que tratar a nuestro paciente tras el injerto para evitar que siga cayendo su pelo nativo para garantizar un resultado definitivo y prolongado en el tiempo. Muchos estudios evidencian fuertes sinergias combinando estas terapias o alternándolas en el tiempo. - Dra. Morante, IML -

Ejemplos de famosas con problemas de alopecia

Es conocido el caso de la princesa Carolina de Mónaco, quien en los años 90 sufrió alopecia areata. Otras famosas presentan problemas de caída de cabello asociado a alopecia androgénica, como es el caso de la cantante Soraya Arnelas, pero en muchas ocasiones nos encontramos famosas cuyo problema capilar viene producido por el exceso de tintes o por el exceso de extensiones, cómo puede ser el caso de Lady Gaga. En muchas ocasiones la pérdida de cabello o de salud capilar no salta a la vista porque optamos por una peluca, como en el caso de Keyra Knightly.

Cuando la alopecia que sufrimos es una alopecia operable, sin duda una de las mejores opciones (y más duraderas) es el injerto capilar, que devuelve densidad a la zona enferma. No obstante, tenemos que recordar que el injerto capilar no cura la enfermedad de base, por lo tanto, para asegurar el éxito a largo plazo tras un injerto capilar necesitamos que las pacientes mantengan su tratamiento. De esta forma aseguramos una buena melena a largo plazo. - Dra. Morante, IML -

Basta con navegar por Google para evidenciar que se trata de un problema cada vez más universal. Son muchas las famosas, tanto españolas como internacionales, que al parecer lo sufren. Isabel Pantoja, Fabiola Martínez, Cristina Cifuentes, Irina Shayk, Jennifer Aniston, Naomi Campbell, Ariana Grande, Oprah Winfrey, Beyonce, Britney Spears, Fergie Duhamel, Kristen Stewart, Linsday Lohan o Stephanie Davis, que, con tan solo 26 años y tras sufrir acoso escolar desde niña por su frente pronunciada, compartió públicamente su operación de injerto capilar sin ningún pudor, afirmando que “el trasplante capilar no es cosa de hombres”, son solo algunas de ellas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios