www.enpozuelo.es

Aprende a mantener tu peso saludable durante la menopausia

martes 20 de septiembre de 2022, 11:01h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Aprende a mantener tu peso saludable durante la menopausia
Ampliar

La doctora Maitane Núñez García, PhD Medical Advisor de PronoKal, señala que la distribución del peso cambia cuando llegas a la menopausia y que este peso ganado no es solo un tema estético, sino que, sobre todo, es un problema de salud.

Durante la menopausia el cuerpo de la mujer experimenta muchos cambios, entre ellos, una disminución de estrógenos que repercute en un mayor almacenamiento de grasa, sobre todo en el área del abdomen. Esta grasa visceral o abdominal no solo es molesta, sino que también es poco saludable y difícil de perder.

La doctora Maitane Núñez García, PhD Medical Advisor de PronoKal, señala que la distribución del peso, principalmente la de grasa, cambia cuando llegas a la menopausia y que este peso ganado no es solo un tema estético, sino que, sobre todo, es un problema de salud, debido a que incrementa el riesgo de síndrome metabólico, diabetes de tipo 2, enfermedades cardíacas y colesterol alto.

La experta declara que es posible tomar medidas para revertir esta tendencia o incluso prevenir el aumento de peso durante la menopausia, alcanzando un peso saludable a través de cambios en el estilo de vida. Para ello, recomienda lo siguiente:

  1. Aumenta tu consumo de proteína: En etapa de menopausia el músculo disminuye, por tanto, es necesario cubrir los requerimientos diarios de proteína, asegurándonos de que ésta sea de calidad (alto valor biológico), como los huevos, el pescado, las legumbres y las carnes magras. De esta forma, no solo se contrarresta esta pérdida, sino que también favorece la eliminación de grasa.
  2. Consume alimentos ricos en fitoestrógenos: El consumo de este tipo de alimentos puede ayudar a hacer frente a los cambios en los niveles de estrógenos que se producen y que, en parte, están relacionados con la acumulación de grasa, además de mejorar síntomas como los sofocos. Entre estos destacan los alimentos ricos en fibra, como las semillas de lino, calabaza, granos integrales, especialmente el salvado, y algunas frutas como las bayas. El alimento estrella en fitoestrógenos es el lino y una buena opción para incorporarlo a la dieta es distribuyéndola en las comidas, mezclándolo con condimentos o aderezos, yogures, zumos de frutas o incluso en salsas.
  3. Apuesta por las pesas o bandas elásticas: El entrenamiento de fuerza promueve la pérdida de grasa mientras previene la pérdida de masa muscular, además de obtener otros beneficios como la reducción del estrés y un aumento de la calidad de vida física, mental y emocional. Tan solo 15 minutos al día pueden marcar la diferencia.
  4. ¡Relájate!: Maneja el estrés con técnicas de relajación. Además de aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, el estrés puede causar una fluctuación en el cortisol, hormona del estrés, que se asocia a un aumento de la grasa abdominal. Para evitarlo, se recomiendan actividades como el mindful eating (alimentación consciente), la meditación y el yoga, que no solo favorecen la salud física, sino también la mental. Además, pueden ser efectivas para mejorar otros síntomas, como los cambios de humor e irritabilidad.
  5. Incluye grasas saludables, especialmente el DHA: Uno de los principales ácidos grasos omega 3, muy importante porque ayuda a resolver la lipoinflamación del tejido adiposo, evitando así la recuperación del peso. Puede ayudar a mitigar efectos de la menopausia como la pérdida ósea, contribuyendo en la disminución del colesterol “malo” LDL y aumentando el colesterol “bueno” DHL. Dado que hay pocos alimentos que contengan el DHA, se recomienda su ingesta en forma de suplemento, siempre y cuando así lo aconseje un médico.
  6. Elige bien los carbohidratos: Disminuir o evitar el consumo de alimentos altos en carbohidratos refinados como el azúcar, pan blanco, pasta, bollería y alimentos procesados, puede ayudarte a mantener la insulina baja y el metabolismo en funcionamiento.

No todas las dietas son efectivas durante la etapa de menopausia, ya que en la mayoría se logra una pérdida de peso a costa de perder también masa muscular, que no es saludable y compromete la masa ósea, exponiéndola a posibles fracturas.

PronoKal, basándose en la evidencia científica y bajo supervisión médica, consigue que la pérdida de peso se produzca a expensas de la grasa (95%), de esta manera se consigue reducir el 39% de masa grasa y el 56% de la grasa visceral o abdominal a la vez que se preserva la masa muscular, gracias al aporte adecuado de proteínas que se obtiene a través de una variedad de alimentos. Todos ellos están formulados con la exclusiva ProteinDHA, desarrollada con proteína de la más alta calidad y que además contiene la proporción adecuada de DHA. Esta combinación es capaz de reducir la inflamación del tejido graso, ayudando no solo a perder peso sino también a mantenerlo.

“Así como cambia tu cuerpo, tus hábitos alimentarios también cambian y, en este proceso, el rol de una nutricionista es ayudarte con esta reeducación alimentaria que se adapte a esta etapa de tu vida“, añade Elvira Berenguí, responsable de nutrición en PronoKal.

En este sentido, con el Método PronoKal, se recibe un acompañamiento profesional por parte de un equipo completo, conformado por médicos, dietistas-nutricionistas, expertos en coaching (apoyo psico-emocional) y técnicos en actividad física. Todos ellos lo suficientemente capacitados en el contexto que supone la menopausia, brindando apoyo de forma totalmente individualizada y teniendo en cuenta las necesidades concretas de cada persona en su proceso de pérdida de peso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios