www.enpozuelo.es

Una plaza de película en Pozuelo

miércoles 04 de julio de 2012, 08:22h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Fernando García-Berlanga dice que la plaza que lleva el nombre de su padre es de película. De una biográfica y costumbrista que comenzaba hace medio siglo en una aldea de cuatro casas, vaquería y escuela llamada Húmera.

Vamos con el flashback. Luis García-Berlanga y María Jesús, su esposa llegaron a Pozuelo en los años 60. En su hogar, próximo al casco tradicional de Húmera, formaron una familia y surgieron las obras maestras del cineasta. Por entonces el paisaje estaba formado por cuatro casas, una vaquería y una escuelita. María Jesús (con los ojos muy brillantes y reconociendo que la plaza le ha hecho más ilusión que cualquiera de los premios y homenajes que recibió su marido) recuerda que bajaban al pueblo caminando, compraban leche fresca en la vaquería y que había seis o siete niños en la escuela. Y su hijo, la ermita convertida hoy en Parroquia, el bar de Paco y que cuando llegaban invitados a casa, sin avisar o con la despensa un poco desatendida, se acercaban al restaurante Miguel Angel para comprar tortillas y chorizos a la olla que les sacaban del apuro.

Cerca de ese otro Pozuelo de diminuto núcleo urbano, grandes fincas, leche recién ordeñada y productos de matanza echaron raíces políticos como Leopoldo Calvo-Sotelo. Su esposa, Pilar Ibañez-Martín y sus gemelos -uno de ellos, Andrés, es concejal de Participación del Ayuntamiento- acudieron a la inauguración de la plaza de Húmera Luis García Berlanga. También Ángeles González-Sinde, exministra de Cultura y vecina, que no quiso perderse el acontecimiento. Y por supuesto, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre y la alcaldesa de Pozuelo, Paloma Adrados, acompañadas por la Corporación Municipal prácticamente al completo y representantes de las asociaciones de Pozuelo. Sin olvidar a lugareños y obreros que como si fuera la plaza de Villar del Río contemplaban atentos el devenir de los acontecimientos.

Travelling

Primero Esperanza Aguirre descubrió el poste con el nombre de la plaza junto a Paloma Adrados y la familia de Luis García-Berlanga. Después Fernando, el hijo del realizador, recordó la vinculación de su padre con Húmera y dio las gracias a la Presidenta regional por un hueco en la agenda, a la Alcaldesa por hacer realidad su ilusión de ver el nombre de Luis García-Berlanga y a los grupos de la Oposición por apoyar de forma unánime la decisión de rendir un homenaje a su padre. Y bromeó con el GPS. "Ahora al programarlo con destino a la plaza Mayor de Húmera no te llevará a la del Ayuntamiento".

Luego tomó la palabra Paloma Adrados para hablar del homenajeado como "uno de los directores de cine más influyentes de la historia de nuestro país y fuera de nuestras fronteras". Para la alcaldesa Luis García-Berlanga "logró convertir una plaza en un lugar de encuentro y que allí sus vecinos expresaran, de manera admirable, todas sus esperanzas y anhelos".

Cerró el acto Esperanza Aguirre confesando que es una admiradora incondicional de Berlanga y que le une una larga amistad a la familia. La Presidenta de la Comunidad de Madrid calificó sus películas de obras de arte y su cine de reflejo de miserias y grandezas. "Luis García-Berlanga tenía un sentido del humor inigualable. Es el más cervantino de todos nuestros cineastas y sus películas ayudaron a que España fuera más libre durante la dictadura. Durante la democracia siguió retratando los vicios nacionales". Con un "que el espíritu libre y el buen humor de Berlanga pervivan en esta plaza" acabó el protocolo.

Aguirre y Adrados se lo saltaron para bailar algunas de las piezas de las películas de Berlanga, interpretadas por los músicos de La Lira de Pozuelo, con parejas de traje claro y sombrero de paja.

Plano americano

La cronista de la Villa, Esperanza Morón, explicándole a su tocaya que la patrona de Húmera es Nuestra Señora de la Esperanza. David Cierco, portavoz de PSOE, mostrando su satisfacción por el merecido homenaje a un vecino ilustre en una "plaza con solera", Maite Pina, portavoz de IU-Los Verdes contenta pero pensando también en los mineros.

Y Jose Antonio Rueda, portavoz de UPyD, molesto porque cree que el director de Bienvenido Mr. Marshall se merece un espacio público pero no a costa de perder la plaza Mayor de Húmera. "Lo bueno es que gracias a la inauguración se ha arreglado la fuente de la plaza que presentaba un estado lamentable y ha tocado La Lira. Por lo demás poco que celebrar. En UPyD pensamos que la calle tenía que estar en la Ciudad de la Imagen. Para evitar confusiones con el GPS hubiera sido más adecuado cambiar el nombre de la plaza Mayor del pueblo".

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios