www.enpozuelo.es

Pozuelo solidario frente al cáncer

martes 12 de noviembre de 2013, 09:31h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

No era la primera vez que Cristina del Río se subía a un escenario para impartir una master class de Zumba pero sí la primera que lo hacía por un fin solidario. Por eso no pudo evitar emocionarse cuando Sandra Ibarra le entregó un diploma.

Cientos de vecinos han participado en el primer zumbathón solidario de la historia de Pozuelo. En el pabellón multiusos de la Ciudad Deportiva del Valle de las Cañas todo se volvió naranja. Es el color de la Fundación Sandra Ibarra de solidaridad frente al cáncer que trabaja desde su sede en Pozuelo para promover la investigación porque como dice Sandra la meta es un sueño: poder escuchar algún día que el cáncer tiene cura. Mientras tanto realiza una intensa labor que le lleva a recorrer con su equipo diferentes rincones de España en los que se organizan eventos deportivos o veladas con fines benéficos.

Sandra Ibarra acudió al zumbathón de Pozuelo con su pareja, el periodista Juan Ramón Lucas, y compartió lazo y baile con la alcaldesa que no quiso perderse la cita solidaria. Acompañada por el concejal de Deportes, Pablo Gil y la concejal de Protocolo, Paloma Lorenzo, Paloma Adrados agradeció a los participantes su presencia en el complejo deportivo municipal y su espíritu solidario. Después todos hablaron ante una cámara de la importancia de prevenir, investigar y concienciar sobre el cáncer. Y como no de aportar muchos granitos de arena a la causa.

Zumba-Rumba

La del domingo consiguió una montaña de 1.630 euros recaudados a través de las inscripciones al zumbathón, realizadas en su mayoría en el gimnasio Samurai. Su responsable, Fernando Martín, fue el encargado de animar el encuentro deportivo ejerciendo de speaker y de presentar al grupo local Rumba Flamen-K que puso la música en directo a varias sesiones creando un espectáculo de zumba-rumba con instructora-bailaora.

Los más pequeños también fueron los protagonistas del encuentro solidario. Cristina del Río y sus monitoras les invitaron a subir al escenario y demostraron ser unos expertos en bailes latinos y coreanos. Como sus madres, tías o abuelas que desde abajo compartían movimientos o les grababan con sus smartphones.

Con la entrega del cheque con la recaudación y el sorteo de numerosos regalos donados por marcas que colaboran con la Fundación Sandra Ibarra y varios establecimientos de Pozuelo se ponía fin a una mañana de lo más movidita. Y solidaria.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios