www.enpozuelo.es

España campeona del Mundial de Sudáfrica 2010

lunes 12 de julio de 2010, 09:21h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

"La Roja" se impone a Holanda con su juego de equipo en la final de la Copa del Mundo.

España dejó atrás, con su victoria sobre Holanda, ochenta años de historia para convertirse en el equipo Campeón del Mundial.

Las lágrimas que al final del partido inundaron el rostro del capitán Iker Casillas reflejaron la emoción de todo un país que durante un mes vivió pendiente de su selección hasta contemplar el éxito más deseado del deporte español, la Copa del Mundo de Fútbol.

España ganó a pesar del arbitro y el duro juego holandés a base de patadas y entradas muy difíciles de encajar.

La polémica arbitral condujo en Sudáfrica a un hecho insólito. El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, tuvo que pedir perdón a México y a Inglaterra por los errores garrafales de dos árbitros: el uruguayo Jorge Larrionda, que negó un gol a Frank Lampard contra Alemania, y el italiano Roberto Rosetti, que concedió un gol del argentino Carlos Tevez en aparatoso fuera de juego contra México. Probablemente el arbitraje de ayer también dé bastante que hablar. Contra su tenaz oposición anterior, Blatter tuvo, además, que declarar reabierto el debate sobre la introducción de nuevas tecnologías en el arbitraje para evitar situaciones ridículas como el gol de Lampard.

"Se lo debemos todo a ellos, a estos magníficos jugadores. Saben apreciar que además lo hemos conseguido en un colectivo que tiene grandes valores y principios. No es sólo ganar. Esto tiene principios y valores muy importantes para España" declaró Vicente del Bosque al final del partido.

Andrés Iniesta, autor del gol, no pudo contener su emoción: "Es increíble. Nos costó mucha energía. Ganar la Copa del Mundo es una sensación indescriptible. Es un trabajo que empezamos hace mucho tiempo, fue un trabajo duro, pero lo estamos saboreando ahora".

Muy a su pesar el capitán holandés Giovanni van Bronckhorst declaró: "Tengo que felicitar a España por la victoria. Hemos tenido ocasiones para marcar pero al final hemos perdido (...) No soy campeón del mundo pero me alegro por ellos".

Sudáfrica 2010 fue un Mundial sin grandes masas de aficionados en las calles, como lo fue el anterior y como lo será, con toda seguridad, el siguiente, Brasil 2014, pero al menos salió airoso ante el reto que suponía mantener la seguridad en un país con un índice de 50 asesinato diarios.

El espectáculo de masas, el ambiente grandioso del Mundial en las calles, regresara a la Copa del Mundo dentro de cuatro años en Brasil, el país que hizo del fútbol una religión.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios