www.enpozuelo.es

Activos que es mejor no usar hasta septiembre (y si lo haces, te explico cómo)

miércoles 18 de mayo de 2022, 13:13h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Activos que es mejor no usar hasta septiembre (y si lo haces, te explico cómo)
Ampliar

Conservar correctamente los cosméticos es esencial para que no pierdan eficacia, y evitar el riesgo de irritaciones en la piel. Algunos activos son especialmente sensibles y podrían degradarse, si no tienes en cuenta algunos aspectos.

La farmacéutica Belén Acero, titular de Farmacia Avenida América nos explica por qué algunos activos son especialmente sensibles y podrían degradarse, si no tienes en cuenta algunos aspectos.

Retinol

El retinol es un activo cosmético derivado de la vitamina A con eficacia antiedad demostrada, a través de estudios clínicos. Además, se usa en pieles acneicas y ayuda a reducir las manchas. La concentración va a determinar su tolerabilidad. A mayor concentración, mayores posibilidades de provocar rojeces, sequedad o irritación en la piel. Por eso es necesario introducirlo en la rutina de forma progresiva. Si tu piel ya está acostumbrada al tratamiento, puedes seguir usándolo sin problemas en verano. Siempre es necesario utilizar protección solar de amplio espectro a diario, y reaplicarla frecuentemente.

Si por el contrario tu piel no está aún retinizada te aconsejo que aplaces su aplicación hasta después del verano, ya que no es conveniente que nos dé el sol sobre la piel irritada, lo cual podría dar lugar a hiperpigmentaciones postinflamatorias u otras manchas.

Ácido retinoico

El ácido retinoico es, también conocido como tretinoína, es un medicamento y como tal tiene que estar prescrito por un médico. Se trata de un activo con gran eficacia contra el fotoenvejecimiento, que también se usa para tratar el acné, así como la hiperpigmentación cutánea. Su tolerancia es peor que la del retinol, pudiendo producir efectos adversos como la irritación, el enrojecimiento e incluso la descamación de la piel. Respecto al uso en verano, recomendaría consultar con tu dermatólogo si seguir utilizándolo o discontinuar su uso.

Ácido salicílico

El ácido salicílico es un betahidroxiácido que, además de exfoliar y limpiar profundamente la piel, regula la producción de sebo. Es un activo muy recomendado para tratar las pieles grasas y con tendencia acneica. Al realizar una exfoliación, la piel queda más expuesta a los rayos UV. Si tu piel está acostumbrada a usar este activo, puedes seguir aplicándolo en verano, solo por la noche, y utilizando protección solar alta a diario. Si estás pensando en introducirlo en tu rutina, es mejor esperar hasta septiembre, a menos que tu piel sea muy resistente, que sí que podrías utilizarlo.

Ácido glicólico

El ácido glicólico es un alfahidroxiácido que, aunque no es fototosensibilizante, sí puede dejar la piel más expuesta a los rayos UV. Es un activo que realiza una acción exfoliante, consiguiendo una renovación celular, y mejorando así líneas de expresión, arrugas, poros dilatados, manchas… Como en el caso del retinol su acción es más potente conforme aumenta la concentración, pero esto también repercute en su tolerancia. En verano es preferible usarlo en concentraciones más bajas e incluso dejar de usarlo hasta septiembre si vamos a estar muy expuestos a los rayos UV (vacaciones en la playa). En caso contrario, si vas a quedarte en tu ciudad y no exponerte mucho y si tu piel ya está acostumbrada, puedes seguir usándolo. No olvides aplicar a diario fotoprotección alta de amplio espectro, reaplicando cada dos horas.

Vitamina C

La vitamina C es el antioxidante más potente, que nos protege de los efectos nocivos de los rayos UV, la contaminación, etc. Además, estimula la síntesis de colágeno y elastina, responsables de la firmeza de la piel y es inhibidora de la tirosinasa, que participa en el proceso de pigmentación de la piel. La vitamina C pura es un activo fotosensible, es decir, en contacto con la luz solar se oxida. Pero la vitamina C estabilizada es más resistente a la radiación solar. Es aconsejable seguir usándola en verano, por la mañana, acompañada de fotoprotección, porque así nuestra piel tiene una mayor defensa contra los daños de los rayos UV. Si nunca has usado vitamina C, tienes que saber que en ciertas pieles y a ciertas concentraciones puede provocar irritaciones, así que es mejor no introducirla en la rutina en verano y esperar a septiembre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios