www.enpozuelo.es

La ugandesa Irene Kyamummi, XI premio Harambee a la promoción e igualdad de la mujer africana 2020

lunes 09 de marzo de 2020, 12:43h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

La ugandesa Irene Kyamummi, XI premio Harambee a la promoción e igualdad de la mujer africana 2020
Ampliar
El galardón, concedido por la ONGD Harambee y patrocinado por Laboratorios René Furterer, es un reconocimiento a su trabajo en el Proyecto CHEP (Child Health Project) que ha beneficiado a cinco mil niñas y niños de Kenia.

La doctora premiada es especialista en Anestesia y Cuidados Intensivos y después de trabajar en el Mulago Hospital, el hospital público más grande del país, en Kampala, se trasladó en 2010 a Kenia para ejercer la medicina rural. En ese país el Proyecto CHEP ha hecho posible que con 50 euros un niño pueda recibir atención médica durante diez años.

Esta especialista explicó que “hay una falta de educación de la salud, atiendes a niños que enferman y no saben que enferman. Familias que no saben cuándo hay que acudir al médico. Algunos padecían malnutrición, o enfermedades que se pueden curar fácilmente en una clínica”.

Uno de los objetivos del proyecto CHEP es la prevención de las enfermedades infantiles. Kyamummi dijo que “es importante tener una sociedad sana, y eso empieza en la juventud. La higiene es clave para evitar enfermedades”.

De Kenia a Uganda

“Después de trabajar en Kenia -añadió- quiero impulsar el proyecto CHEP en Uganda, es urgente acercar la sanidad a la población, para dar a las familias una cultura de la sanidad”.

Irene Kyamummi destacó que “el reto es apasionante, ya que más de la mitad de la población de Uganda son niños, un total de 23 millones”. Según afirmó, “3 de cada 10 niños menores de 5 años sufren desnutrición. Y dos millones de niños tienen retrasos en el crecimiento”.

Sin victimismos ni lamentos

En su opinión, ante esta situación “no vamos a cruzarnos de brazos ni a confiar sólo en la ayuda exterior. Somos nosotros los primeros responsables, sin victimismos ni lamentos”.

Para la premiada por Harambee ONGD, “los costes de estos servicios están fuera de las posibilidades económicas de buena parte de la población. Mi experiencia es que a muchos niños les llevan al médico cuando ya es demasiado tarde y requieren entonces un tratamiento serio, que se podría haber evitado”.

Un dispensario

A través de Harambee, con la colaboración de los laboratorios René Furterer, la doctora Kyamummi impulsa la construcción de un dispensario en Kampala, que “nos permita centralizar el trabajo y facilitar la atención. Necesitamos 25.000 euros para una primera fase de ese dispensario”.

Kyamummi explicó que el proyecto CHEP ha contribuido a reducir el absentismo y ha mejorado el rendimiento en las aulas, así como la confianza de los maestros. “Tengamos en cuenta -dijo- que en Uganda el 67 por ciento termina la Primaria, pero sólo un 2 por ciento completa la Secundaria. Y aunque la escolarización mejora, muchos niños no van a la escuela porque deben trabajar o ayudar en casa. Quizá no sepan que en el mundo hay 61 millones de niños de 6 a 11 años que no van a la escuela: la mitad están en África subsahariana”.

Proyecto CHEP

CHEP trata de disminuir la mortalidad infantil proporcionando asistencia sanitaria a los niños de las zonas más desfavorecidas de África subsahariana, a los que se facilita dos o tres chequeos anuales para desparasitarlos y combatir la malnutrición, a la vez que se imparte formación a las madres sobre higiene y hábitos saludables. En Uganda, y según datos de CIA World Factbook, el índice de mortalidad infantil registrado en 2019 es de 55 bebés menores de un año muertos por mil nacimientos, un porcentaje que, comparado con el de España (3 por mil nacimientos), resulta abrumador y que se incrementa absolutamente en los slums y en las zonas más pobres. El proyecto CHEP se inició con la intención de paliar este drama.

Harambee, que en swahili significa todos juntos, es un proyecto internacional de solidaridad con África subsahariana que colabora con proyectos educativos, sanitarios o asistenciales, impulsados y realizados por los mismos africanos en sus países. En 2019 Harambee desarrolla proyectos en la región de Bigerville en Costa de Marfil, en Kenya, en Rwanda, en Burundi, en Benin y en los suburbios de Kinshasa en RD Congo.

René Furterer – marca de los laboratorios Pierre Fabre, ofrece una gama de cuidados de cuero cabelludo y cabello, así como una serie de rituales al servicio de la belleza capilar. Como marca precursora en el uso del karité en cosmética, René Furterer colabora con una joven organización productora de karité, de más de 200 mujeres, en Burkina Faso que proporcionan a los productos para cabellos muy secos de la marca, una manteca con la garantía Karité Ético elaborada con la tradición africana más auténtica y el rigor farmacéutico de los laboratorios Pierre Fabre. Así mismo, René Furterer financia el programa de Harambee ONGD, de alfabetización y empoderamiento de mujeres adultas “Construyendo su futuro” que, junto con otras iniciativas solidarias, la convierten en una marca equitativa, solidaria y responsable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios