Ir a versión MÓVIL

www.enpozuelo.es

Saltar a la comba, el cardio in-house para practicar con o sin hijos

jueves 16 de abril de 2020, 10:53h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Saltar a la comba, el cardio in-house para practicar con o sin hijos
Ampliar
Muchas son las personas acostumbradas al gimnasio o a rutinas como el running, que durante el confinamiento echan de menos el ejercicio aeróbico. A falta de espacios libres, INSTITUTO MÉDICO LÁSER aconseja recuperar la comba, un cardio de la infancia que practicado con rigor, quema calorías con rapidez, define la musculatura y permite ocupar a los niños en un juego compartido.

El salto a la comba se practica con la espalda recta, los hombros relajados y la mirada al frente, preferiblemente frente a un espejo. Los brazos deben permanecer cerca del cuerpo y sin aspavientos, a fin de mover las muñecas únicamente.

Las rodillas tienen que estar ligeramente flexionadas para amortiguar el salto, que debe realizarse con las puntas de los pies, sin más altura que la necesaria para que pase la cuerda por debajo, pero no más.

El largo de la cuerda doblada por la mitad debe llegar a la altura del hombro incluyendo los mangos. El suelo de madera amortigua mejor que la baldosa, aunque en caso necesario se puede recurrir a una plantilla de silicona, que se recorta para resultar cómoda dentro del calzado deportivo.

Las variaciones con las piernas son múltiples, aunque conviene empezar saltando con los pies juntos e ir alternando la velocidad, a razón de 40 saltos rápidos y 20 más lentos. En la fase final de la rutina, puedes correr sin moverte del sitio.

Mejor circulación

Además de eliminar líquidos, el salto a la comba activa el corazón, que bombea la sangre a todas las zonas del cuerpo, haciendo que fluya activamente por arterias y venas. La repetida contracción de los músculos en las piernas, favorece el retorno venoso entorpecido, que es la principal causa de la pesadez e inflamación en los miembros inferiores.

Capacidad pulmonar y tonificación

Como cualquier ejercicio aeróbico, saltar a la comba activa los sistemas circulatorio, respiratorio y muscular. La resistencia física se entrena y va aumentando a medida que lo hace el rendimiento cardíaco. Con el paso de los días y la práctica continuada mejora el estado de forma, llegando más tarde al punto de fatiga. Los resultados llegan a los pocos días, ya que no solo se baja peso con facilidad sino que se fortalecen pantorrillas, gemelos, cuádriceps, hombros y brazos.

Menos estrés, menos calorías

Como todo ejercicio de cardio, conviene practicarlo antes de desayunar. El salto a la comba requiere menos tiempo que andar, correr o nadar para quemar calorías y sin embargo, proporciona un chute de energía, que activa el cuerpo y despeja la mente de forma inmediata. La razón estriba en la liberación de endorfinas, una hormona “neurona” que además de buenas sensaciones, mejora el estado de ánimo, libera tensiones y contribuye a la relajación durante la noche. La calidad de vida se ve mejorada en tanto y cuanto que regula el reloj biológico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.