www.enpozuelo.es

La prostitución entre fases

miércoles 27 de mayo de 2020, 17:19h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

La prostitución entre fases
Ampliar

Con el cambio de fase en las diferentes Comunidades Autónomas, la vuelta a cierta normalidad pone sobre la mesa algunas cuestiones que necesitan atención por su riesgo a nivel sanitario pero también a nivel social. Es el caso de la prostitución, que si antes de la pandemia que estamos viviendo ya se encontraba en la sombra, ahora lo está un poco más.

Las trabajadoras del sexo no pagan impuestos por ejercer su actividad, por lo tanto, tampoco optan a ningún tipo de prestación social. Por otro lado, tampoco están sometidas a ningún control sanitario que permita ejercer de manera segura. Es decir, se encuentran en una situación de vulnerabilidad económica y de salud.

En la parte económica, ante la precariedad de su situación, muchas han optado por continuar activas y recibir clientes aun en la Fase 0, incumpliendo las normas interpuestas por el Estado de Alarma y con el riesgo que ello conlleva. En este momento, con todas las Comunidades Autónomas al menos en Fase 1, se ha recuperado cierta movilidad y, por lo tanto, el negocio empieza reactivarse ya que los clientes por fin pueden salir de sus casas con mayor libertad o, en algunos casos, se amplía el repertorio de excusas que los hombres casados pueden utilizar. De hecho, este último apunte ha hecho que la videollamada, opción por la que han optado algunas de las chicas, no haya resultado del todo viable, ya que es prácticamente imposible que los clientes con pareja se escondan para realizar una videollamada erótica en la clandestinidad.

El aumento de la actividad en el negocio tiene muchos riesgos que las escort se ven obligadas a afrontar, y es que por muchas precauciones que tomen, lo cierto es que las probabilidades de contagio por parte de clientes y prostitutas se eleva exponencialmente. Uno de los temores de las chicas es que sus clientes sean los irresponsables, ya que consideran que los responsables respetarán las normas y tomarán precauciones absteniéndose de prácticas que impliquen el contacto físico, como es el caso.

A considerar también, el volumen de la prostitución en España, un negocio que mueve cifras equiparables al 0,35% del PIB, con alrededor de 100.000 prostitutas independientes que ponen sus anuncios en la red, cifra que previsiblemente aumentará al estar cerrados los clubes. De esta manera, las escort están alzando la voz para que se las escuche y se las tenga en cuenta porque, en caso contrario, se enfrentan a la peor situación que hayan vivido. Además, cabe recordar que España es el tercer destino de turismo sexual en el mundo, por lo que la expectativa que pudieran tener este verano, se ha desvanecido junto con el resto de un negocio que continúa sin regular en España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios