www.enpozuelo.es

En qué se diferencia la dermatitis atópica de la psoriasis

martes 25 de mayo de 2021, 17:34h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Dos de las principales patologías que afectan a la piel son la dermatitis atópica y la psoriasis. Muchas veces se confunden debido a que ambas presentan síntomas característicos similares, como piel seca y escamosa. Sin embargo, existen características particulares a cada una que ayudan a diferenciar estas dos enfermedades

La dermatitis atópica y la psoriasis son dos enfermedades de la piel de carácter inflamatorio.

Aunque no se conocen las causas específicas que las origina, se piensa que la genética juega un papel importante en ambas patologías. A veces se confunden por tratarse de dos erupciones cutáneas, pero hay suficiente diferencia entre dermatitis y psoriasis para poder hacer un diagnóstico claro. Cabe destacar que no siempre la piel irritada se corresponde con alguna de estas afecciones cutáneas.

Dermatitis atópica

Esta patología de la piel se reconoce por la aparición de manchas rojas, que pueden cambiar de aspecto y textura con el tiempo. Aparecen acompañadas de piel seca, descamación o picor, por lo que los sujetos que la padecen ven menguada su calidad de vida.

Otra principal diferencia entre la psoriasis y la dermatitis atópica son las zonas donde suelen aparecer los brotes. En el caso de que se dé este problema superficial los eccemas aparecen en las manos, en los párpados, en los dobleces cutáneos y en el cuello. Si bien es cierto que estas son las áreas más habituales de piel afectada, también pueden aparecer en otras zonas del cuerpo.

Estas lesiones cutáneas se dan de forma intermitente en los pacientes, teniendo periodos de brotes mientras que en otros momentos la enfermedad está en reposo, sin aparecer, pero no por ello eliminada.

Aunque no están claras cuáles son las causas que provocan la dermatitis atópica, si está asociada a una predisposición genética y a determinados factores externo. Es una patología que se da con más frecuencia en aquellas personas que sufren alergias.

Otra de las diferencias marcadas con la psoriasis es que se trata de una enfermedad más común en niños pequeños. De hecho, con la edad es bastante habitual que el cuadro clínico vaya mejorando. No obstante, puede aparecer el primer brote a cualquier edad.

Por otra parte, la psoriasis es una dolencia crónica mientras que la dermatitis atópica puede mantenerse, desaparecer o aumentar.

Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad crónica autoinmune que se manifiesta en diferentes zonas del cuerpo, siendo las más habituales los codos, los tobillos o el cuero cabelludo. Esta diferencia de localización respecto a la dermatitis atópica ayuda a diferenciar ambas patologías. No obstante, tal y como ocurría con la dermatitis atópica, no se puede descartar que, además de en estas áreas habituales, aparezca en otras zonas. Las palmas de las manos y las platas de los pies son otras partes del cuerpo que suelen verse afectadas.

Las lesiones originadas por la psoriasis son rasas, espesas, como parches secos, elevados y rojos en la piel que, a veces, presentan unas escamas plateadas. Producen picor o alta sensibilidad y, en ocasiones, puede extenderse llegando a atacar a las articulaciones, originando lo que se conoce como artritis psoriásica, o incluso al sistema cardiovascular.

El tipo más común de psoriasis se presenta en placas por acumulación de células muertas encima de una capa roja de piel. Por este motivo, la mejor forma de diferenciar la dermatitis atópica de la psoriasis es prestando atención a las lesiones que se manifiestan en la piel.

Las causas que producen este mal en la piel están relacionadas con factores genéticos, aunque también puede aparecer por alteraciones de la barrera cutánea, componentes ambientales o problemas de carácter inmunológico. Aunque puede surgir a cualquier edad, las franjas más habituales son entre los veinte y los treinta años o entre los cincuenta y sesenta.

Medidas preventivas para la aparición de dermatitis atópica y psoriasis

A pesar de tratarse de enfermedades muy distintas, donde sí coinciden estas dos patologías es en los cuidados que ayudan a prevenirlas, ya que se trata de problemas en la piel asociados a la sequedad. Es esencial, por tanto, la hidratación. Beber bastante agua y aplicar cremas para evitar la aparición de piel seca.

En relación con la higiene, los baños deben ser diarios, rápidos y con agua tibia, evitando cualquier caso el agua caliente. La ropa debe ser de algodón y suelta, que no se pegue a piel para evitar la fricción.

Para completar la información que se ha dado en este artículo sobre las diferencias entre dermatitis atópica y psoriasis, se aconseja la visita del blog Tu Equilibrio y Bienestar. Se trata de un blog donde el usuario puede encontrar consejos y cuidados para la salud escritos por profesionales sanitarios, como médicos y farmacéuticos, por lo que la calidad de los artículos está garantizada. De hecho, se ha convertido en un referente entre los diferentes blogs de salud que se encuentran en internet, ya que muchos otros no están escritos por profesionales capacitados que cuenten con la formación y la experiencia necesarias para tratar estos temas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios