www.enpozuelo.es

Eliminar la hiperhidrosis de manera definitiva, ¡es posible!

miércoles 09 de junio de 2021, 15:53h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Eliminar la hiperhidrosis de manera definitiva, ¡es posible!
Ampliar

Descubre Morpheus8, el tratamiento permanente que ha desbancado a la toxina botulínica.

¿Has oído hablar de la sudoración excesiva? Un problema que afecta a más de 3 millones de españoles en axilas, palmas de las manos o cuero cabelludo. Cinco revelaciones para superar este complejo que se multiplica en verano y que tanto preocupa a pacientes jóvenes y adolescentes.

Analizamos el origen de este problema y los avances en el tratamiento de la Hiperhidrosis (Exceso de Sudoración) y la Bromhidrosis.

La hiperhidrosis focal primaria (HFP) es una patología de origen idiopático que afecta a un 2-4% de la población. Se presenta con más frecuencia en las axilas, pero también puede afectar a las palmas de manos, plantas u otras localizaciones. Aunque se desconoce su origen, se sabe que un tercio de las personas que la sufren tienen un familiar con hiperhidrosis, por lo que se cree que podría existir una predisposición genética. Al factor hereditario se le suma un componente emocional: el miedo, la ansiedad y el estrés son factores que incrementan la actividad de las glándulas sudoríparas y producen la hiperhidrosis. Se ha observado que estas personas presentan una hiperestimulación de las glándulas sudoríparas a través de las terminaciones nerviosas que las inervan”, explica el Dr. Jose Luis López Estebaranz, Dermatólogo. Director Médico Clínica DermoMedic y Vicepresidente Colegio Iberolatinoamericano de Dermatología quien nos resuelve los cinco puntos capitales de esta afección.

1. ¿Cómo detectar o diagnosticar una hiperhidrosis?

El sudor es una sustancia producida por las glándulas sudoríparas que recubren todo nuestro cuerpo, formada principalmente por agua y sales, y cuya función principal es regular la temperatura corporal. Cuando el sudor se produce en una cantidad excesiva, más allá de la necesaria para esta función, hablamos de hiperhidrosis.

El diagnóstico es clínico, la objetivación de un aumento de sudoración localizada (en axilas, palmas, plantas u otras localizaciones) que ocasiona un trastorno en la vida normal del paciente. Existen test que cuantifican la extensión y cantidad de sudor y también cuestionarios que nos valoran el impacto en la calidad de vida del paciente.

2. ¿Por qué se produce dicha sudoración excesiva?

La hiperhidrosis es de causa idiopática o desconocida en la mayoría de los casos. Sin embargo, en ciertos pacientes, sobre todo si se acompaña de otros síntomas (palpitaciones, temblores, pérdida de peso, etc.), el médico investigará posibles causas.

  • Diabetes
  • Sofocos de la menopausia
  • Problemas de tiroides
  • Azúcar bajo en sangre
  • Alteraciones del sistema nervioso
  • Causas más graves y raras como infecciones, infartos, cáncer, etc.

3. ¿Desodorantes con aluminio o cremas con clicopirrolato pueden ayudar o es una solución temporal?

Su modo de acción es mecánico; actúan en el canal sudoríparo, formando un tapón que reduce el flujo de transpiración. Su efecto es transitorio, pocas horas y suelen funcionar en casos leves o moderados.

4. ¿Funcionan los fármacos orales?

Se utilizan sustancias anticolinérgicas como la oxibutinina, que actúan a nivel del sistema nervioso. Son eficaces sobre todo en casos de hiperhidrosis generalizadas, aunque pueden presentarse algunos efectos secundarios como sequedad de boca o dolor de cabeza.

5. ¿Cómo se puede solucionar?

El último avance para el tratamiento de la hiperhidrosis axilar es la radiofrecuencia fraccionada con microagujas Morpheus8, de Inmode. Esta nueva tecnología es una radiofrecuencia bipolar fraccionada que penetra a una profundidad de 4.000 micras con un perfil térmico adicional de 1mm, lo que nos permite alcanzar una profundidad de acción en el tejido de hasta 5mm.

Su aplicador de microagujas teflonadas de 24 pins penetra en la dermis produciendo una hipertermia que consigue destruir alrededor del 90% de las glándulas sudoríparas hiperactivas de las axilas y produciendo una normalización de la sudoración axilar de forma duradera. Es importante tener en cuenta que dichas glándulas no vuelven a regenerarse, su desaparición es permanente y, esta no afecta en ningún modo a la termorregulación corporal debido a que tan solo representan el 2% de los 4 millones de glándulas sudoríparas que el ser humano tiene repartidas por todo su cuerpo.

Se recomiendan de 1 a 3 sesiones para tratar totalmente la sudoración excesiva. El procedimiento se realiza de forma ambulatoria, bajo anestesia local y cada sesión dura en torno a 30 minutos. Tras el tratamiento, el paciente presenta un ligero enrojecimiento o eritema que puede durar pocas horas y mínimas costritas superficiales. Se podrá reanudar la actividad laboral y social habitual de manera inmediata y sin efectos adversos significativos. Los primeros resultados se apreciarán a las 2-3 semanas después del tratamiento. Finalizado el tratamiento, la normalización de la sudoración debe ser estable y permanente.

Los sistemas de radiofrecuencia fraccionada bipolar han supuesto un nuevo avance terapéutico muy eficaz en el manejo de la hiperhidrosis idiopática, pero también en el manejo de la bromhidrosis (mal olor coproral). Morpheus8 aporta durabilidad y un efecto permanente evitando que repetir el tratamiento periódicamente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios