www.enpozuelo.es

El 43% de las solicitudes para cursar en Madrid FP a distancia se queda sin plaza

viernes 08 de octubre de 2021, 09:04h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El 43% de las solicitudes para cursar en Madrid FP a distancia se queda sin plaza
Ampliar
En el caso de grados de alta demanda, como los de tipo sanitario, el porcentaje de solicitudes rechazadas o en lista de espera llega a superar el 80%

La crisis de escolarización de la Formación Profesional (FP) presencial en Madrid que CCOO ya denunció en su momento continúa ahora en el proceso de escolarización de la FP a distancia, que adolece de las mismas carencias. Los datos de escolarización del 100% de los centros que imparten FP a distancia lo corroboran:

El 9% de las solicitudes de Grado Medio a distancia ha sido rechazada (271), mientras que el 45% de las solicitudes (1.416) sigue en lista de espera. En Grado Superior, se ha rechazado el 13% de las solicitudes (890),y un 26% (1.845), sigue en lista de espera. Es decir, en la Comunidad de Madrid hay 4.422 jóvenes que se han quedado sin plaza en la FP a distancia, esto es, un 46% de solicitantes.

La conclusión es clara y demoledora: la oferta pública de FP a distancia solo cubre poco más de la mitad de las necesidades del alumnado de la Comunidad de Madrid. En otras palabras, se necesitaría un 43% más de oferta educativa (126 grupos más) para dar salida a todas las solicitudes.

A ello hay que sumar el alto número de excluidos en la FP presencial, donde 17.976 jóvenes se quedaron sin plazas en los estudios de Grado Superior de su elección, y 6.938 se quedaron sin su plaza de Grado Medio, llegando a un total de casi 25.000 estudiantes sin plaza pública de FP presencial.

Tragedia para casi 30.000 estudiantes

Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, explica que “tras recoger los datos del 100% de los centros que imparten FP a distancia tenemos una radiografía completa de la FP pública en la Comunidad de Madrid y las deficiencias creadas por sucesivos gobiernos enemigos de la educación pública. El número total es una absoluta tragedia: 29.336 jóvenes se han quedado sin poder estudiar FP. Son casi 30.000 chavales y chavalas a los que les han cerrado la puerta en las narices, empujándoles a la precariedad o a los precios abusivos de la FP privada”.

La responsable sindical advierte que “el gobierno de Díaz Ayuso quiere acabar con la Formación Profesional pública. Lo que está haciendo no tiene otro nombre”, y recalca que además de afectar al futuro de más de casi 30.000 jóvenes, la falta de plazas afectará también al tejido productivo de nuestra región. “Saldremos de una pandemia dando incluso menos oportunidades a los jóvenes que quieren cursar estudios sanitarios. No tienen ningún sentido”.

En el caso de grados de alta popularidad y por lo tanto de creciente demanda, como Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma, el porcentaje de estudiantes excluidos y en lista de espera llega a los dos tercios (67%).

Lo que es más grave, tras una situación de pandemia que ha revalorizado la práctica sanitaria, a nivel laboral pero también a un nivel social y comunitario, es que los estudios sanitarios adolecen de una monumental falta de plazas públicas. El porcentaje de excluidos en estudios sanitarios llega, en algunos casos, a superar el 80%. En Emergencias Sanitarias, por ejemplo, el 89% del alumnado se queda sin plaza, en Documentación y Administración Sanitarias se rechaza el 80% de las solicitudes, y también el 80% de Cuidados Auxiliares de Enfermería ha sido rechazada.

“Saben, pero no les conviene”

En palabras de Galvín, “no es de recibo que tras años intentando fomentar los estudios de Formación Profesional, el gobierno regional sea incapaz de ofrecer las plazas públicas necesarias. Tendrían que estar preparados para un aumento en la demanda. Es su trabajo”.

Mientras en otras comunidades, como la Valenciana, se han creado 18.000 plazas nuevas, en la última década la FP en Madrid ha perdido un 22% de sus plazas. Podría parecer que la CAM es incapaz de responder a este aumento en la demanda, o incapaz de gestionar los servicios públicos, pero “la realidad es aún más triste”, indica Galvín: “No es que no sepan, es que no quieren gestionar bien los servicios públicos, porque no les conviene. El estado de la Formación Profesional pública en nuestra Comunidad no es resultado de la incompetencia, sino de una estrategia muy dirigida al debilitamiento de la educación pública y la promoción de la educación privada.”

Tras años anunciando planes para dar protagonismo a la FP, la Comunidad de Madrid tiene ahora una oportunidad de oro con el aumento en la popularidad de los Grados Medios y Superiores. “Es una irresponsabilidad no dotar a la FP pública de las plazas que los jóvenes demandan”, concluye Isabel Galvín. “La FP pública es sinónimo de empleo, prosperidad e igualdad de oportunidades. Desde CCOO vamos a presionar y a luchar en todos los frentes por la creación de plazas públicas que den respuesta a la creciente demanda y que ofrezcan a la juventud madrileña el futuro que se merece”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios