www.enpozuelo.es

Evita el indeseado efecto yoyó incorporando a tu dieta la nutrición integrativa

lunes 24 de octubre de 2022, 10:10h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Evita el indeseado efecto yoyó incorporando a tu dieta la nutrición integrativa
Ampliar

Si has probado infinitas dietas, pero con todas has terminado recuperando el peso que habías perdido, estás en lo cierto, eres una víctima del efecto rebote.

El efecto yoyó o rebote tras terminar una dieta, es la respuesta que tiene nuestro cuerpo cuando abandona un régimen estricto, ya que se activa para compensar las restricciones que ha sufrido. Según Edgar Barrionuevo, nutricionista de la Clínica antiaging & medicina estética Silvia Giraltcuando el cuerpo detecta una disminución en la ingesta habitual de nutrientes o calorías, comienza a trabajar con lo mínimo y acumula el resto por si es necesario en un futuro. Comienza deshaciéndose del agua y continua con la masa muscular, pero no elimina la grasa localizada”.

La solución a este indeseable fenómeno es evitar dietas milagrosas que no enseñan unos hábitos alimentarios saludables y llevar un régimen pautado por un especialista que, de forma progresiva nos ayude a perder peso mientras crea un estilo de vida adecuado.

¿Qué es la nutrición integrativa?

El objetivo de la nutrición integrativa es ofrecer un estilo de vida más saludable a través de unas pautas de alimentación adaptadas a cada persona, logrando así una implicación completa. “Este es un tratamiento completamente personalizado con una visión holística en función de las características físicas y emocionales de cada persona, valorando aspectos tales como la edad, la genética, las obligaciones familiares y profesionales o los gustos personales”, explica Barrionuevo.

Además, la nutrición integrativa de la Clínica Silvia Giralt ofrece consultas individualizadas y un seguimiento exhaustivo durante todo el proceso para asegurar un aprendizaje completo en cuestión de una alimentación y control de peso saludable. Igualmente, contribuye a equilibrar la salud hormonal, nerviosa, digestiva e inmunológica.

Pasos a seguir

Este tipo de régimen es un cambio completo en los hábitos de consumo para que se mantengan en el futuro y, por tanto, es diferente en cada persona. Antes de empezar a diseñar la dieta, el primer paso será realizar un estudio personalizado e individual, entendiendo el cuerpo desde la globalidad. “Es imprescindible que el paciente tenga un elevado grado de responsabilidad, compromiso y conciencia sobre su salud para que ésta se vea beneficiada”, asegura Silvia Giralt, esteticista y fundadora de la clínica.

El estudio de cada paciente valorará su tipo de vida, su estado físico y emocional y los hábitos diarios, alimentación y gustos personales para que el especialista pueda planificar, en función de las necesidades de cada persona, los nutrientes naturales que necesitará para prevenir y mejorar enfermedades y potenciar el bienestar del cuerpo.

Beneficios

La nutrición integrativa contribuye a nutrir el cuerpo de manera correcta, con los nutrientes necesarios para cada persona y de forma completamente personalizada. Otra ventaja de este tipo de dieta es que se adapta al estilo de vida en cuanto a tiempo, ritmo diario y disponibilidad para cocinar y conciliar el cuidado del cuerpo con la vida laboral y personal. Además, colabora en la creación de rutinas saludables ya que enseña a comer sano y de forma adecuada a largo plazo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios