www.enpozuelo.es

Desmontando 5 mitos populares sobre el aumento de pecho

miércoles 23 de noviembre de 2022, 10:30h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Desmontando 5 mitos populares sobre el aumento de pecho
Ampliar

Hoy en día, existe mucha desinformación en las redes sobre la cirugía del aumento de pecho. Por este motivo, el Dr. Ignacio Laloumet desmonta estos mitos y les proporciona a las pacientes toda la información sobre esta operación.

¿Cuáles son los principales mitos sobre el aumento de pecho?

  • Lo normal es perder la sensibilidad en la mama o el pezón.

Esta afirmación no es cierta para la mayoría de los casos. Según explica el Dr. Laloumet, “dependerá de la técnica empleada para el aumento de pecho. Generalmente, colocamos la prótesis por debajo del músculo y la grasa del pecho, así que la pérdida de sensibilidad es muy reducida”. Sí puede verse algo afectada tras la cirugía, pero se recupera progresivamente con el paso de los meses.

Esto también incluye el área del pezón; perder la sensibilidad en esta zona es una de las dudas más frecuentes de las pacientes. Y es que el pezón puede volverse insensible si el cuarto nervio intercostal se ve afectado durante la operación, por eso es importante acudir siempre a un cirujano plástico experto en aumento de pecho. “En mi caso, suelo realizar la incisión de la cirugía por el surco submamario siempre que puedo, por lo que esta región no se ve afectada de ninguna manera” afirma el doctor.

  • Después del aumento mamario no podré dar el pecho.

Esta pregunta es muy recurrente en las consultas y constituye uno de los rumores falsos más difundidos en las redes. El Dr. Laloumet aclara que “la silicona no afecta a la leche materna porque no tiene ninguna consecuencia negativa sobre los conductos del pecho”. Además, el organismo por sí mismo crea una especie de cápsula que envuelve el implante como forma de protección, por lo que es imposible que afecte a esta práctica ni a la calidad de la leche.

La silicona tampoco puede entrar en contacto con la leche, por lo que no es posible que dañe esta sustancia; el bebé y la madre podrán disfrutar de este proceso sin temor a que el aumento de pecho afecte a la lactancia de alguna manera.

  • Las cicatrices de la operación se pueden ver perfectamente.

Tanto el lugar en el que se encuentra la cicatriz como su aspecto dependen de la técnica utilizada en cada paciente. Por ejemplo, la cirugía por vía axilar permite ocultar esta marca en la zona de la axila. En cambio, si se realiza por la vía periareolar, la cicatriz queda en un lugar más visible, pero se disimula gracias al cambio de color entre la mama y la areola.

“Todos los casos son diferentes y cada cuerpo requiere un método de incisión según las necesidades de la paciente, pero yo siempre trato de esconder estas marcas lo máximo posible. Con mi técnica trimodal, la cicatriz queda bastante escondida y desaparece progresivamente con el paso de los meses”, explica el Dr. Laloumet.

  • Los viajes en avión pueden dañar el implante.

Este mito es completamente falso. El doctor explica que “los cambios de presión que se producen al viajar en avión no son suficientes para romper el implante. Sin embargo, es importante que la paciente espere un tiempo prudencial de dos semanas tras la operación para volar”.

  • El resultado del aumento de pecho con implantes no queda natural.

Una de las principales preocupaciones de las pacientes a la hora de operarse es si la apariencia y el tacto serán naturales. Actualmente las prótesis y las técnicas están muy avanzadas, por lo que no suele ser notorio que la paciente se haya operado el pecho.

“Es muy importante elegir unas prótesis que se acomoden al cuerpo de la paciente, para que el resultado de la operación esté en armonía con el conjunto de la forma física. En mi técnica trimodal, combino los implantes con el lipofilling para conseguir un pecho natural sin que la presencia de los implantes se note” explica el Dr. Laloumet.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios