www.enpozuelo.es

Mikel Erentxun: "Es bonito sentir que tus canciones han sido la banda sonora de alguien"

martes 02 de septiembre de 2014, 09:23h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

A muchos nos hizo feliz un regreso. Tras doce años de silencio Mikel Erentxun anunciaba en sus redes sociales que Diego Vasallo y él volvían. Que Duncan Dhu volvía. Lo que no imaginaban es que la magia de los ensayos les llevaría a un disco nuevo y a una gira de conciertos a este y al otro lado del charco.

Como muchos de nosotros Mikel Erentxun siente todavía debilidad por las cassettes. Como muchos de nosotros grababa sus canciones favoritas y disfrutaba diseñando las portadas. Hace décadas escuchaba cintas en el coche que conducía su padre y vinilos en el tocadiscos de casa. Ahora cuando saborea las canciones de Simon & Garfukel o Bob Dylan le vienen de golpe los recuerdos y vuelve a ser niño. Dice que eso es la magia de la música. El mítico grupo donostiarra lleva un año contagiándola por los escenarios. Primero en auditorios y ultimamente en grandes espacios donde se descubre a toda la familia cantando sus temas. Los nuevos y los de antes. De esto y de mucho más nos ha hablado Mikel en una entrevista que comienza aquí y ahora...

- En abril del año pasado anuncias en las redes sociales y en tu blog el regreso de Duncan Dhu. Por primavera, como un renacimiento, tras doce años de silencio ¿Cómo surge la idea de volver a "vestiros" de Duncan Dhu y retomar el proceso creativo en pareja?

Bueno pues la verdad es que es complejo. No surge de una manera espontánea sino que a lo largo de los últimos dos o tres años se fue produciendo un acercamiento musical entre Diego y yo. Precisamente fue el distanciamiento musical el que hizo que nos separaramos como banda porque personalmente la relación siempre ha sido muy buena. Ese acercamiento se plasmó en alguna colaboración en el escenario y en que Diego escribió una canción para mi último disco. También en que empezamos a hablar otra vez de música y a regalarnos discos. Y en ese estado, cuando estábamos otra vez más juntos, nos llegó una propuesta económica muy apetecible que consistía en hacer un concierto en México que paralelamente era una asignatura pendiente porque Duncan Dhu nunca había tocado en América. Dijimos ¿Y por qué no? Los dos habíamos terminado la gira en solitario que estábamos haciendo y de repente una buena oferta, el viaje a América que nunca hicimos... Y dijimos ¡Adelante! Lo que no esperábamos Diego y yo es que iba a haber ese feeling tan bueno que transformó aquel concierto de México en una gira por España de 50 conciertos ni en un disco con seis canciones nuevas. Eso se debió a que la MAGIA que nos encontramos Diego y yo cuando empezamos a ensayar fue muy superior a lo que esperábamos.

- En agosto de 2013 -tan sólo cuatro meses después del #vuelveduncandhu- sale a la calle El Duelo, un mini elepé con canciones deliciosas con toques agridulces, que te devuelven al pasado hablando en presente. Con sello Duncan Dhu y una madurez que imagino tiene que ver con los años y las experiencias musicales y vitales de Mikel y Diego ¿Cómo surgieron las letras y la selección de los temas?¿Se quedó algo en el tintero?

Generalmente cuando grabas un disco siempre hay algo que se queda en el tintero pero yo creo que lo importante está en El Duelo. El disco nació de una manera muy espontánea. En la aventura a la que nos lanzamos se iba a sacar un recopilatorio y una vez que estaba todo en marcha nos pidieron una canción nueva para completarlo. Diego y yo no habíamos escrito una canción nueva como Duncan Dhu desde 2001. En la última época de Duncan Dhu trabajamos de la siguiente manera: yo escribía la música; una idea de melodía, se la pasaba a Diego, Diego empezaba a poner las palabras, nos juntábamos y construíamos las canciones y bueno, un poco hicimos lo mismo. Le dije Diego yo tengo estos bocetos, le mandé unas cuantas ideas, así con el iphone -con esto de que coges la guitarra, grabas y lo mandas- y me contestó inmediatamente que le encantaban. A los pocos días ya estaban las letras practicamente compuestas. El siguiente paso fue ir a casa de Diego, sofá y guitarra. Allí vimos que no sólo teníamos una canción sin dos, tres, cuatro y al final seis.

Canas y arrugas

- El Duelo por dentro y por fuera. La portada en tonos grises... en vinilo con cd incorporado o en completa caja casi para coleccionistas ¿Desde el principio tuvisteis claro el formato con que saldría a la venta vuestro regreso?¿Y la producción fotográfica para la portada?

Desde los comienzos Duncan Dhu ha cuidado mucho su estética y todo el arte que rodea al contenido porque creemos que el continente también es muy importante. En este caso desde el principio tratamos de cuidar todo muy bien, de no dar ningún paso en falso porque nos jugábamos mucho. El grupo se despidió en 2001-2002 con un grandísimo disco y habíamos dejado el listón alto; no se trataba de volver para fastidiarla. Los dos estábamos convencidos de que el disco era muy bueno y tratamos de que lo que lo rodeara también lo fuera. En la portada nosotros queríamos enseñar como era Dundan Dhu a día de hoy, con nuestras arrugas y nuestras canas, sin esconder nada ya que El Duelo tampoco esconde nada musicalmente hablando. Creo que las letras son bastante honestas y cercanas a nuestro estado anímico y a nuestra edad actual y queriamos que el envoltorio reflejase eso en una portada dura, en blanco y negro, mirando fijamente a la cámara, sin esconder nada.

- Y al poco de ver la luz El Duelo lo presentais en sociedad. Mirando al mar. En un palacio. En casa. Y con la aparición del tercer Duncan Dhu, Juanra, en Casablanca. De película vamos... ¿Cómo lo imaginábais?

No lo imaginamos... Ahora mismo tenemos con Juanra una relación excelente pero no siempre fue así. De hecho tuvimos nuestra época en la que fuimos por los tribunales, hubo un desencuentro grande entre nosotros, como en muchas bandas de rock&roll. Por eso, es una gozada que después de eso ahora mismo volvamos a ser muy amigos y Juanra nos haya apoyado totalmente en el regreso, de palabra y de fe, porque efectivamente nos acompañó físicamente en esa presentación que dices tú y luego en el concierto que dimos en San Sebastián se subió al escenario y cantó con nosotros. Digamos que ha estado muy encima desde el principio y nosotros encantados porque Juanra Viles fue parte esencial en los primeros discos de Duncan Dhu.

- La gira arranca en América donde vuestros seguidores os reciben con los brazos abiertos. Incapaces, como los de aquí, de olvidar las canciones que han marcado su vida ¿Qué tal la experiencia -con idas y venidas- al otro lado del charco?

Pues la experiencia es muy buena. Siempre que cruzas el charco te llevas sorpresas muy agradables. En México tocamos en el Auditorio Nacional, que es un sitio emblemático, en el que nunca habíamos estado. A día de hoy y ya para siempre va a ser el concierto con más espectadores en toda esta gira de Duncan Dhu. Esta gira está acabando y no se cuando volverá a haber otra. Este concierto es inolvidable y el más exitoso en afluencia de público. Evidentemente a conciertos como el de Pozuelo acude mucha gente porque no hay que pasar por taquilla pero para nosotros no tiene tanto mérito.

Buenas vibraciones

- ¿Cómo va la gira española? A muchos de los que estuvimos en el PRICE aquello nos pareció un espectáculo maravilloso. Vuestras voces, el repertorio, la banda, las luces... ¿Qué sensaciones estáis teniendo después de tanto tiempo sin pisar los escenarios?

Las sensaciones son buenísimas. De hecho por eso seguimos tocando. En principio iba a ser sólo un concierto, luego decidimos hacer una gira de auditorios por España que fue maravillosa y cuando terminamos decidimos estirarla un poco más y nos metimos en esta gira de verano en la que hacemos conciertos en recintos mucho más grandes. Eso significa que ahora ha cambiado un poco el concepto, la escenografía y el repertorio. Estamos disfrutando muchísimo de esta historia. Ahora mismo estamos con el handicap de que Diego tiene una lesión, un problema de espalda que le está impidiendo subir a los escenarios y llevamos unos conciertos sin él. En el de Pozuelo tampoco estará. Tratamos un poco de suplir su ausencia, cosa que es muy complicada. De entrada las canciones que canta Diego y que sonaron en el PRICE no las hacemos; las hemos sustituido por otras y estamos tratando de sacar esto adelante... No nos parecía correcto cancelar la gira porque han tenido que pasar doce años, estaba montada y no se podía atrasar porque en noviembre yo empiezo con mi disco en solitario y Diego con sus cosas. Decidimos no aplazar la gira y estamos esperando por si Diego se recupera, pudiera dar el salto y acabar juntos encima del escenario.

- El próximo 6 de septiembre abrís la Semana Grande de Pozuelo con un concierto en el corazón de la ciudad al que seguro acudirán gentes de todas las edades. Porque esa es otra. Muchos niños conocen vuestras canciones; las de ahora pero también las de antes. Padres que contagian afición ¿Seguro que tienes alguna anécdota relacionada con esta cuestión?

Sí la verdad es que sí y sobre todo en conciertos como el de Pozuelo programados en Fiestas. La familia al completo acude a vernos. Los padres que eran fans de Duncan Dhu en los ochenta ahora vienen con sus hijos. Es curioso. Te cuentan que se conocieron con una canción nuestra o que uno de nuestros temas les lleva directamente a su juventud. Eso pasa varias veces en cada ciudad y es muy bonito sentir que tus canciones en algún momento han sido la banda sonora de alguien. Es la magia de la música y eso me ocurre a mí. Yo escuchó ahora canciones de Simon & Garfunkel o de Dylan y me retrotraen a cuando era pequeño, en el coche de vacaciones con mis padres, al cassette de tu padre o al tocadiscos de tu madre. Han pasado muchos años pero te llevan allí otra vez. Soy muy fan de la cassette, grababa cositas y diseñaba las portadas. Hacía mis mezclas. Aquello era fantástico.

- Hablando del directo en Pozuelo. No es la primera vez que tocais aquí. A finales de los 80 Duncan Dhu lo hacía en la plaza de la Cultura y en los 90 viniste en solitario. Décadas después ¿Cómo va a ser el concierto del regreso?¿Por qué ningún pozuelero debería perdérselo?

Primero porque va a ser un grandísimo concierto, porque es una cita histórica en la que se van a encontrar con un repertorio muy extenso que recorre los 30 años de Duncan Dhu y como te digo nos quedan media docena de conciertos y esto se acaba ya y es una oportunidad de revivir un pasado y a la vez encontrarse con un presente porque como contamos en esta entrevista Duncan Dhu está presentando un disco nuevo. El que vaya al concierto va a escuchar las canciones del nuevo trabajo y el repertorio o cancionero más clásico del grupo pasado eso sí por el filtro del sonido del nuevo disco y a una banda supercontundente. De hecho creo que es la mejor banda que ha tenido nunca Duncan Dhu. Además el despliegue de luces y sonido es muy potente. Nosotros nos lo pasamos muy muy bien y creo que transmitimos y que la gente también se lo pasa muy bien. Estamos en un momento dulcísimo.

- ¿Qué planes tiene Duncan Dhu a corto y medio plazo?¿Habrá descanso para los guerreros?

Pues sí. Ahora a corto plazo lo que tenemos que hacer es continuar la gira porque todavía nos quedan algunos conciertos. Cerramos la gira en octubre probablemente en El Pilar, en Zaragoza. Y a partir de ahí cada uno vuelve a sus historias. Yo me meto de lleno en mi nuevo disco que voy a grabarlo ya y Diego tiene una exposición en diciembre. Los dos tenemos bastante trabajo. Y Duncan Dhu quedará un poco aparcado; como en el aire. Teníamos un proyecto de grabar un disco en directo pero dadas las circunstancias -el estado de salud de Diego- hemos decidido aplazarlo. En algún momento retomaremos seguro la aventura Duncan pero por ahora la dejaremos en standby.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios