www.enpozuelo.es
Los okupas de Pozuelo tienen 15 días para abandonar 'sus casas'
Ampliar

Los okupas de Pozuelo tienen 15 días para abandonar "sus casas"

viernes 21 de abril de 2017, 08:05h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pozuelo, Carmen Neira, ha condenado a Diego G. S. M., Sergio P. T. y Carolina P. M. a abandonar "sus casas" y a abonar 180 euros de multa al quedar más que probado que son autores de un delito de usurpación.

Por otra parte, el fallo absuelve a Álvaro J. C., que se encontraba de visita cuando apareció la Policía para identificar a los usurpadores, y Jhormin G. B. O., que al no llevar documento nacional de identidad, no pudo ser filiado.

El Juzgado ha señalado además el desalojo como "circunstancia excepcional" derivada "del mal estado de las edificaciones" que supone un riego para los ilegales inquilinos. Pese a esto, los acusados acusan no tener ingresos ni vivienda y han pedido "un tiempo" para "organizarse".

"Se ha acreditado que nos encontramos ante una edificación compuesta por tres viviendas unifamiliares en construcción o que ésta no llegó a finalizarse debido a la crisis inmobiliaria, por lo que las viviendas se encontraban abandonadas por la propiedad", explica la sentencia, que añade que los inmuebles "llevaban años" en este estado ya "antes de producirse la primera ocupación en 2015".

La juez destaca el mal estado de "las chimenas", que tienen el riesgo de desprenderse y, en el caso de que finalmente se cayeran, "podrían causar daños de extrema gravedad a los ocupantes de las viviendas".

Cabe recordar que esta situación se lleva alargando desde el pasado mes de febrero, cuando se produjo el asentamiento de este grupo de okupas en la Colonia de los Ángeles. Los inquilinos colgaban un texto en la puerta de una de las viviendas en el que anunciaban que no se marcharían de la propiedad del Banco Popular: "Este es —al menos provisionalmente— nuestro domicilio y no tenemos intención de marcharnos de aquí. Invitamos a cualquier persona física o jurídica que cuestione nuestro derecho a permanecer en esta casa, a recurrir la vía judicial. La entrada a este nuestro domicilio sería denunciada porque incurriría en un presunto delito de allanamiento de morada”.

El Ayuntamiento de Pozuelo no tardó en desplegar tres patrullas de la Policía Municipal mañana, tarde y noche a las puertas de la casa para asegurar, en la medida de lo posible, la tranquilidad de los vecinos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios