www.enpozuelo.es

UPyD presenta un decálogo de medidas urgentes y necesarias para salir de la crisis

viernes 28 de mayo de 2010, 08:59h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Un paquete serio, detallado y de urgente aplicación, que incluye reformas económicas, estructurales e institucionales. Para UPyD de Pozuelo de Alarcón, las reformas deben de ser de fondo y amplio espectro si realmente se pretende salir de la crisis.

UPyD ha detallado las propuestas que, la formación política liderada por Rosa Díez, plantea para salir de la crisis, unas propuestas que incluyen reformas en el terreno educativo, del mercado laboral, de la financiación autonómica y del sistema de pensiones.

Para Javier García Núñez, coordinador y portavoz regional de Unión Progreso y Democracia, "cuestiones tan importantes no pueden dejarse al margen de esta situación, como si la educación o la reforma laboral no tuvieran nada que ver con el cambio de modelo productivo o las pensiones y la financiación de las Comunidades Autónomas con las cuentas públicas". Las propuestas alcanzan todos los niveles de la administración pública con la intención de reformar toda la estructura del estado, cuyos cimientos corren el riesgo de venirse abajo si no se toman medidas de manera urgente.

Para José Antonio Rueda, coordinador de UPyD en Pozuelo de Alarcón, “es hora de comenzar a aplicar medidas concretas que nos pongan en el camino de la recuperación, y no seguir esperando a las advertencias de los organismos internacionales que, ineludiblemente, el gobierno seguirá traduciendo en parches ineficaces y antisociales, cuya única consecuencia es el recrudecimiento de la crisis para las familias y los sectores de población más desfavorecidos.

Las medidas propuestas por Unión Progreso y Democracia son las siguientes:

1- Reestructuración, profesionalización y saneamiento del sistema financiero. En contra de lo que ha sucedido hasta ahora, a cambio del dinero público debería exigirse a las Cajas condiciones como la asunción de responsabilidades por parte de los malos gestores, la profesionalización y despolitización de los órganos rectores de las Cajas, el fin de los vetos autonómicos a las fusiones entre Cajas de diferentes Comunidades o la cesión al Banco de España de las tareas de regulación y supervisión. Al mismo tiempo, dadas sus importantes repercusiones económicas, se debería abordar la reforma de la justicia y de los organismos de supervisión (CNMV, CNE…). Es preciso lograr una mayor independencia y un funcionamiento más eficiente.

2- Urgente y necesaria reforma del modelo de gasto del Estado, racionalizándolo para reducir el componente estructural del déficit público. Ese objetivo no se logrará tan solo recortando algunas partidas de gasto. Por eso proponemos que el Gobierno utilice su competencia para establecer un tope en el gasto a las administraciones locales y autonómicas, así como para avalar o no sus emisiones de deuda. Debería, asimismo, emprender una evaluación de la eficiencia del gasto público en todas las partidas y niveles de gobierno, de forma que sirviese de guía a los recortes.

3- Ampliación de la Renta Activa de Inserción a los trabajadores menores de 45 años.

4- El gobierno debería garantizar que las condiciones de acceso a las Rentas Mínimas de Inserción Autonómicas se homogeneizasen en todas las Comunidades para evitar discriminaciones.

5- Antes de cualquier subida de impuestos, lucha contra el fraude fiscal.

6- Reforma de la financiación local y autonómica, dando una mayor importancia al Fondo de Compensación Interterritorial, y poniendo freno al gasto superfluo de las autonomías y los ayuntamientos. UPyD ha demostrado que sin suprimir las autonomías ni reformar la Constitución, solo con usar criterios eficientes, ahorraríamos 26.000 millones al año.

7- La reforma del mercado de trabajo. Para ello, debería introducirse un único contrato indefinido con indemnización por despido creciente para todas las nuevas contrataciones.

8- La reforma del sistema de pensiones ha de basarse en el alargamiento voluntario e incentivado de la vida laboral, en la penalización fiscal de las prejubilaciones y en la recuperación de la economía que permita aumentar el número de cotizantes a la Seguridad Social.

9- La reforma del modelo energético, sin eludir el debate acerca de la energía nuclear y su imprescindible presencia en el mix energético nacional.

10- La ineludible reforma educativa, sin ignorar la libertad de elección lingüística, que además de ser un derecho indiscutible de los ciudadanos tiene importantes efectos sobre la movilidad de las personas.

Para Rueda, “todas las administraciones, incluidos municipios y autonomías, necesitan abordar ineludiblemente reformas profundas, por eso creemos que estas propuestas, ambiciosas y de calado, se deben incorporar de manera urgente al debate político, para su inmediata aplicación”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios