www.enpozuelo.es

Un 45% de mujeres españolas afirma que existe un tabú en torno a la regla

lunes 26 de noviembre de 2018, 14:08h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Un 45% de mujeres españolas afirma que existe un tabú en torno a la regla
Ampliar
En la última década se ha producido una revolución en la que se ha dado visibilidad a temas que, hasta entonces, eran considerados tabú. Es el caso de la menstruación, una función biológica de las mujeres en torno a la cual ha habido un secretismo por las tradiciones imperantes. Sin embargo, y a pesar de los avances logrados durante los últimos años, todavía siguen existiendo prejuicios relacionados con el periodo.


  • Cerca de 7 de cada 10 mujeres de entre 18 y 25 años considera que la menstruación sigue siendo un tema tabú hoy en día
  • La copa menstrual cada vez tiene más adeptas, llegando a ser el método favorito de protección para las mujeres de entre 26 y 35 años (41%)
  • Cerca de un 70% de las mujeres no tiene en cuenta la alimentación durante su ciclo menstrual
  • Más de la mitad de las mujeres que padecen endometriosis afirma que afecta a su calidad de vida. Un 59% de las mujeres considera que una enfermedad silenciada
  • Un 38% de las mujeres desconoce el estado de su suelo pélvico

Prueba de ello es que un 45% de mujeres españolas afirma que existe un tabú en torno a la regla, incrementándose este porcentaje entre las mujeres de entre 18 y 25 años (65%). Estos datos son algunas de las conclusiones extraídas de la Estudio sobre Salud Íntima[1], elaborada por Intimina, compañía que ofrece la primera gama de productos dedicada a cuidar los aspectos de la salud íntima femenina, y presentada en un evento celebrado hoy en Madrid y que ha contado con la participación de Irene Aterido, sexóloga y experta en endometriosis y ciclo menstrual de Me Duele la Regla, y María Linares, fisioterapeuta y osteópata y directora de la clínica de fisioterapia de distrito de Telefónica.


Mayor conocimiento del ciclo menstrual

Si bien es cierto que existe todavía una cierta negativa en la sociedad a hablar abiertamente del periodo y todo lo que conlleva, una gran mayoría de mujeres asegura tener conocimiento de su cuerpo y su funcionamiento íntimo. En este sentido, 9 de cada 10 de las mujeres encuestadas asegura conocer su ciclo menstrual y sus fases, siendo el colegio/instituto un referente en la educación sobre este tema para las generaciones de 18 a 35 años.

“Estos datos confirman que se ha hecho un esfuerzo para normalizar la regla y verla como un aspecto biológico totalmente normal en los últimos años. Poco a poco se conseguirá que la regla, el ciclo menstrual y todo lo relacionado con la salud íntima femenina sean normalizados en la sociedad”, asegura Pilar Ruiz, Directora de Comunicación de Intimina.

La encuesta también ha querido conocer los métodos de protección usados por las mujeres. Si bien los tampones y las compresas son los productos más recurrentes, la copa menstrual cada vez va ganando más seguidoras, llegando a ser el método favorito de protección para las mujeres de entre 26 y 35 años (41%).

Su uso cada vez más extendido se debe a la gran mayoría de ventajas: son hipoalergénicas gracias a la silicona de grado médico con las que están fabricadas; no resecan y respetan el equilibrio íntimo; son muy cómodas, adaptándose al cuerpo de la mujer; se pueden llevar puestas hasta 12 horas sin notarlas, y son reutilizables hasta 10 años. Es el caso de las Lily Cup, Lily Cup Compact – primera copa plegable del mundo – y Lily Cup One de Intimina.

La copa menstrual es una muy buena herramienta para conocer el cuerpo. Con su uso es posible conocer y manipular los genitales, ser conscientes de los cambios menstruales tanto de color, como de cantidad, y, en definitiva, desmitificar la menstruación.

Estos beneficios contrastan con las desventajas de usar otros métodos de protección. De acuerdo con los datos de la encuesta de Intimina, un gran número de mujeres ha sufrido algún efecto negativo en su cuerpo por el uso de compresas y tampones. En este sentido, un 23% ha sentido molestias con su uso con el resultado de heridas y roces; un 14% ha experimentado reacciones alérgicas y picores y un 4% ha sufrido alguna infección con el uso prolongado de tampones y compresas.

Alimentación y ciclo menstrual

Durante el periodo, se producen desajustes hormonales que provocan agotamiento físico y falta de energía. Así lo reconoce casi 8 de cada 10 de las mujeres encuestadas. Sin embargo, un 75% afirma que puede llevar una vida completamente normal.

El ciclo menstrual se compone de tres fases: fase folicular, fase ovulatoria y fase lútea. Durante este periodo, se producen alteraciones hormonales importantes que influyen en el día a día de la mujer.

Para sobrellevar bien los días por los que pasa la mujer en las distintas fases, es importante tener en cuenta la alimentación. Sin embargo, cerca de un 70% de las mujeres (68,5%) no la tiene en cuenta en los días previos y posteriores a la regla o, incluso en los días de sangrado.

Según Irene Aterido, sexóloga y experta en endometriosis, “la armonía del ciclo se ve influida por muchos factores, pero quizás la alimentación sea uno sobre los que más podemos hacer las mujeres, para minimizar las molestias y equilibrar nuestro ciclo”.


Endometriosis, una enfermedad tabú

La endometriosis es una enfermedad que se produce cuando células similares a las del endometrio, el tejido que recubre el interior del útero y que se desprende durante la menstruación cada mes, se expanden hacia fuera. En la mayoría de los casos, estas células pueden encontrarse en forma de placas en otros órganos del abdomen como los ovarios, las trompas de Falopio o la vejiga.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un 10% de mujeres en todo el mundo sufren endometriosis, lo que supone que cerca de 1’2 millones de españolas padecen esta dolencia, la mayoría diagnosticadas en la franja de edad de 25 a 35 años (38%). Sin embargo, aunque sea una enfermedad bastante común entre las mujeres, un 48% de ellas desconoce la existencia de esta patología, incluso, entre la comunidad médica. De hecho, cerca de 1 de cada seis mujeres considera que la endometriosis es un tabú y una enfermedad silenciada.

Intimina ha querido conocer más a fondo sobre esta enfermedad y ha dibujado el panorama en torno a esta patología. De acuerdo con el estudio, solo un 56% de las mujeres encuestadas que padecen endometriosis sabían de la existencia de esta dolencia antes de que se la diagnosticaran.

Por su parte, más de la mitad de las mujeres que la padecen (55,7%) afirma que la endometriosis afecta a su calidad de vida, y es que esta patología, entre otras cosas, provoca dolores fuertes de regla, sangrado fuera del periodo o molestias durante las relaciones vaginales.

“El tabú sobre las relaciones sexuales mantenidas con dolor (dispareunia) y la creencia de que la regla ‘debe doler’ (dismenorrea) obstaculizan el acceso temprano a un diagnóstico apropiado y a evitar la proliferación de la endometriosis hacia estadios avanzados de dolor que van a requerir cirugías complejas en torno a la treintena y minan sustancialmente la calidad de vida y fertilidad de las afectadas” asegura Irene Aterido.


Suelo pélvico

La musculatura del suelo pélvico continúa siendo la gran desconocida entre las mujeres, pues todavía un porcentaje muy alto de ellas desconoce el estado de su suelo pélvico: aproximadamente 4 de cada 10 mujeres.

María Linares, fisioterapeuta y osteópata explica que el suelo pélvico “es el gran desconocido de nuestra sociedad en el que se produce la defecación, la micción, el parto y las relaciones sexuales. Se trata de una zona difícil que, en muchos casos, se hace complicado identificar las disfunciones y hablar de ellas. La molestia en las relaciones, la pérdida de orina o la falta de fuerza en esta zona son las causas más comunes de consulta en nuestra clínica de fisioterapia. Con frecuencia olvidamos que es un espacio anatómico lleno de músculos que precisan ser fortalecidos para su correcta función, por ello, la importancia de acudir a profesionales y fortalecer nuestro suelo pélvico de forma constante”.

Este desconocimiento conlleva que las mujeres no entrenen el suelo pélvico y desconozcan que existen herramientas para ello. De acuerdo con la encuesta, un 21% no sabe que existen ejercitadores y dispositivos para ejercitarlo y un alto porcentaje (61%) no los utiliza para entrenar.

Sin embargo, estas herramientas ofrecen numerosas ventajas para fortalecer esta musculatura. Por ejemplo, la Rutina de Kegel Laselle de Intimina está compuesta de tres esferas de distintos pesos (28 gr, 38gr y 48gr) que proporcionan la cantidad justa de resistencia para mejorar la fuerza del suelo y asegurar que se está realizando la técnica correcta de levantar hacia arriba. Por su parte, el KegelSmart de Intimina es muy recomendable para conseguir los máximos beneficios. Este innovador dispositivo, fabricado en silicona de grado médico, reconoce la fuerza de la musculatura, seleccionando el nivel de ejercicio que mejor se adapte a las necesidades de la mujer e indicando la rutina a realizar con suaves vibraciones.

Cerca de un tercio de las mujeres españolas tiene el suelo pélvico debilitado (28%). Una amplia mayoría de ellas asegura que la musculatura perdió su fortaleza tras dar a luz (12%), un 5% afirma tenerlo debilitado por el embarazo, un 6% por la menopausia, y cerca de un 6% de las mujeres asegura que la pérdida de tono de esta musculatura se debió a la práctica de deportes de alto impacto – correr, saltar, hípica, etc. –.

Asimismo, un 67% de las mujeres encuestadas ha sufrido o sufre incontinencia urinaria con motivo de una musculatura pélvica debilitada. Las mujeres pertenecientes al grupo de edad de entre 36 y 45 años son las que más presentan esta patología.



[1] II Estudio INTIMINA sobre la Salud Íntima de las Españolas”, realizado a una muestra representativa de 710 españolas en el mes de octubre de 2018 mediante el método CAWI (Computer Assisted WEB Interviewing).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.