www.enpozuelo.es

Vuelta al cole: La importancia de graduarse la vista

jueves 29 de agosto de 2019, 15:45h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Vuelta al cole: La importancia de graduarse la vista
Ampliar
Con el fin de detectar problemas oculares a tiempo, recomendamos revisiones oftalmológicas periódicas. De este modo, sabrás si debes graduar unas gafas para ti o para tus hijos o si debes modificar su graduación antes de que comience el nuevo curso.

Aunque muchos no queremos que llegue, septiembre está a la vuelta de la esquina, lo que implica “la vuelta al cole” no solo de los más peques, sino de los mayores también. Con el fin de detectar problemas oculares a tiempo, desde Multiópticas, recomendamos revisiones oftalmológicas periódicas (preferiblemente, una vez al año o, al menos, una cada dos años). De este modo, sabrás si debes graduar unas gafas para ti o para tus hijos o si debes modificar su graduación antes de que comience el nuevo curso.

1. Importancia de graduarse la vista

Para los más peques

¿Qué ocurre tras el verano?

Tras prolongadas exposiciones al sol, a la arena y al cloro, pueden desarrollarse problemas como sequedad, irritación o picor ocular. Una visita al óptico optometrista permitirá averiguar el tratamiento más adecuado para mantener la salud visual de los peques de la casa.

¿Sabes a partir de qué edad deberías realizar la primera revisión ocular de tus hijos?

Si no desarrollan problemas de visión previos, la primera revisión debería ser a los 3 años de edad, con el fin de detectar defectos refractivos, ojo vago o, simplemente, prevenir futuros problemas que afecten al rendimiento escolar.

Si tus hijos, al leer, se saltan renglones, se tapan un ojo para leer o se ayudan con el dedo, podrían haber desarrollado defectos refractivos.

¿Sabes si tus hijos pueden necesitar gafas?

A menudo, los peques con problemas de visión no tienen la capacidad de comunicar que no ven bien simplemente porque no son conscientes de ello. Por esta razón, antes de que comience su nuevo año escolar, es recomendable revisar su vista y evitarás que posibles problemas de visión influyan en sus resultados académicos.

Para los no tan peques

¿Qué ocurre tras el verano?

Si ya has llevado a tus hijos a su revisión, ¡No te olvides de ti! Pues en verano también podrías haber desarrollado conjuntivitis o problemas en la córnea.

¿Qué patologías oculares podrían afectarte?

Una visita a tu óptico optometrista (una vez al año o, al menos, una vez cada dos años) te permitirá detectar a tiempo posibles patologías (distintas a la miopía, astigmatismo o hipermetropía) como el glaucoma (que reduce de forma progresiva la visión periférica), la fatiga ocular o las cataratas (que causan una visión borrosa) para evitar un diagnóstico tardío y la posible pérdida irreversible de visión. Además, el oftalmólogo determinará también si es necesario que cambies tus gafas o tus lentes de contacto habituales.

2. ¿Cómo escoger tus gafas de ver según tu tipo de rostro?

Según tu tipo de rostro:

  • Si tienes el rostro ligeramente cuadrado: te recomendamos monturas redondas y ovaladas, evitando las rectangulares y al aire para suavizar tus rasgos.
  • Si tienes el rostro redondeado: opta por monturas rectangulares, para romper con las formas redondeadas del rostro, que sean anchas en su parte superior y estrechas en su parte inferior. Evita las formas redondas.
  • Si tienes el rostro ovalado: tienes suerte porque te sentarán bien prácticamente todas las gafas. Así que escoge las que mejor se adapten a tu personalidad y estilo.

Según tu tipo de piel:

  • Si tienes la piel clara: te sentarán mejor los tonos oscuros y fríos como el negro, el gris, el blanco o el azul.
  • Si tienes la piel dorada/melocotón: te favorecerán las monturas en tonos suaves como el rosa, el azul, el blanco o el beige. También poder optar por tonos metalizados como el dorado o el bronce.
  • Si tienes la piel morena: te sentarán mejor los tonos habana, ámbar, marrones claros, miel, mostaza y dorados.
  • Si tienes la piel rosada: te favorecerá prácticamente cualquier color; te irán bien tanto los tonos fríos como el azul, el gris o el plata, como los cálidos como el rojo, rosa o naranja.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.