www.enpozuelo.es

Jesús Gironés: "Pozuelo ignora a sus artistas"

jueves 03 de noviembre de 2011, 07:42h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El responsable de exposiciones de El Foro escribe poesía desde que tenía uso de razón. Su padre intentó publicarle un libro con 14 años porque su abuelo era un impresor muy conocido. Ahora sus poemas forman parte de Blanco Nuclear, una antología que veía la luz este verano. Lo suyo es el periodismo, el arte y otras historias.

Está contento con su aportación de seis páginas a un libro que para muchos es polémico. Tal vez porque no es una recopilación cualquiera sino una antología de poesía gay y lésbica promovida por Luis Pino. Jesús cree que Blanco Nuclear, una obra sobre la sexualidad en todas sus vertientes, ofrece un panorama muy rico y es una caja de sorpresas. Con su aparición ha sacado dos conclusiones interesantes: que no todo está tan asumido como dicen y que la poesía, un género que considera excitante -una sola página te puede abrir un mundo y llenarte tanto como una novela-, asusta mucho a la gente y a sus amigos que todavía no han comprado el libro.

Del amor y La Voz de Pozuelo

Los poemas de Jesús Gironés hablan del desamor y del amor imposible, del suicidio, de las cosas que le afectan y de lo cotidiano. Artistas como Almudena Mora, Rosa Guerrero y Guillermo Martín Bermejo habían hecho libros mezclándolos con imágenes propias y otros estaban en el Libro Objeto ST, una aventura multidisciplinar. Pero hasta ahora no los había visto impresos. Al menos tantos y tan juntos; Yolanda Pérez Herreras ha publicado alguno en la revista Experimenta. Y le hace ilusión porque la lectura es una de sus pasiones. Tiene otra, la escritura. Por culpa de las dos y por "picotear" un poco de derecho y economía pasó por la facultad y se licenció en Periodismo. También se animó con un doctorado en sociología.

Un día de 1984, paseando por las calles de Pozuelo, uno de sus deportes favoritos, Jesús se encontró con su amiga Maloles Bastos. Ella le comentó que el periodista Jesús Mora y la concejal de Cultura, Elisa Fraga, querían editar una revista y acudió a la primera reunión de redacción. Se llamaba La Voz de Pozuelo, nació entonces y desapareció en enero de 2010. Durante dos décadas, Jesús Gironés firmó varias secciones en la publicación como Polaroid -entrevistas ilustradas con fotos polaroid recopiladas ahora en un blog- o Amor al Arte -vida y tendencias artísticas-.

Mucho pero que mucho arte

En la trayectoria profesional de Jesús Gironés El Foro Cívico Cultural lo es casi todo. Por amor al arte. Al de otros y al suyo. Le encanta ser el responsable de exposiciones de una asociación cultural, a punto de cumplir 32 años, por la que ha desfilado lo más florido y granado del mundo cultural. Los comienzos: una entrevista por encargo del director de La Voz de Pozuelo al pintor Angel Orcajo, presidente de la Junta Directiva. Desde el "engaño" han pasado muchos años y muchas cosas. Siempre en crisis permanente. Esto de trabajar por amor al arte -dice- debe ser como una droga porque en ello persisto.

Jesús dice que su labor es una aventura fascinante, de estar siempre con los ojos abiertos, y que cada vez que inaugura una exposición se le olvidan los malos rollos. Acaba de arrancar la nueva temporada de El Foro con Agustín Pilarte, un fotógrafo joven que expone por primera vez tras ocho años detrás de la cámara y lo próximo serán los cuadros de Alicia Rey. En diciembre una colectiva con Soledad Barbadillo, Pilar Cavestany y otros."Lo que más me gusta es que artistas que empezaron en El Foro como David Trullo, Carolina Silva o Pepe Domínguez siguen con su carrera".

Vecino objetor

El dibujante Forges decía, cuando vivía en Pozuelo, que era un vecino objetor. Jesús Gironés no lo dice pero lo es. Dedicado a la cultura desde 1984, afirma que con la salida de Charo Martín-Crespo del Ayuntamiento la cultura ha ido en decadencia absoluta "en la pasada legislatura estaba en la UVI y ahora es una enferma terminal". Cuenta que durante cuatro años trató sin éxito de entrevistarse con África Sánchez, responsable hasta mayo pasado del área de Cultura y Festejos, para presentarse y aportar su experiencia porque cree que uniendo esfuerzos se pueden hacer grandes cosas. Aunque siempre que llega un nuevo equipo lo ve con optimismo.

Para Jesús Gironés Pozuelo es un sitio privilegiado que ignora a sus artistas. El responsable de exposiciones de El Foro reconoce que las bases están pero que hace falta imaginación y una política coherente que acostumbre al público a ver arte aquí porque de lo contrario anda perdido y se va a Madrid. No entiende como Pozuelo no tiene una escultura de José Luis Sánchez, Académico de Bellas Artes y vecino, en un espacio público. Ni que el pintor Vaquero Turcios haya muerto sin una exposición homenaje por parte del Ayuntamiento, "artistas como Paluzzi o Farreras viven aquí desde hace más años que nuestros políticos y nunca se han interesado por su creación; el arte es una inversión a largo plazo y yo quiero que Pozuelo sea un centro artístico ahora. En 2050 ya no me interesa".

Lo que si le entretiene es la gente con la que se cruza cuando sale a hacer la compra y con la que charla en cualquier rincón de Pozuelo. Y le apena que la ciudad se quede sin memoria -¿por qué han tirado la consulta del Doctor Cornago y las otras casitas de la plaza del Rey? esto no pasaría en cualquier otro país europeo- y que no haya árboles en el centro. A él siempre le quedará su morera. Esa que espanta males.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.