www.enpozuelo.es

Un estudio demuestra que los pistachos es una proteína completa que mejora la concentración

viernes 11 de septiembre de 2020, 11:52h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Un estudio demuestra que los pistachos es una proteína completa que mejora la concentración
Ampliar
Los pistachos pueden tener una mayor relevancia en la mejora de la función cerebral y favorecer los niveles de concentración en el trabajo.

La proteína completa del pistacho ayuda a seguir concentrado en el trabajo hasta la hora del almuerzo. El estudio desarrollado por investigadores de la Loma Linda University (California) demuestra que ingerir pistachos de forma regular mejora las frecuencias de las ondas cerebrales asociadas a la cognición, el aprendizaje, la memoria, el recuerdo y otras funciones cerebrales importantes. La investigación, que ha analizado diferentes frutos secos, demuestra que el pistacho tiene la mayor repuesta en ondas gamma, las cuáles son cruciales para mejorar el procesamiento cognitivo, la retención de información, el aprendizaje y la percepción.

A la vuelta al trabajo se suma este año la situación provocada por la pandemia, lo que nos exige a todos un mayor esfuerzo a la hora de concentrarnos. Los resultados del estudio del equipo encabezado por Lee s. Berk, DrPH, decano de la investigación en la Escuela de Profesiones Afines de la Salud e investigador en psiconeuroinmunología y ciencia de los alimentos de la Universidad de Loma Linda, demuestran que los pistachos pueden favorecer el funcionamiento del cerebro y estimular los niveles de concentración.

Mantienen la concentración hasta la hora del almuerzo

El estudio se ha realizado con una muestra de 1.000 empleados, quiénes sustituyeron el desayuno por 42 gramos de pistachos (1 ración y media), ingeridos entre las 9 y las 11 horas de la mañana. Tras la investigación, el 92% de los participantes considera que los pistachos les ayudan a mejorar su concentración en el trabajo “en cierto modo o enormemente”; y, a su vez, reconocen que ingerir este fruto seco a media mañana es cuanto necesitan para seguir con energía hasta la hora del almuerzo.

Además, el 80% de los participantes en el estudio asegura que habitualmente siente hambre durante la mañana y/o antes de comer y que piensan en comida, a menudo o cada día. También reconocen que en alguna ocasión “se distrajeron de sus tareas en el trabajo debido al hambre antes de comer”.

Técnicas empleadas en el estudio

Para la realización del estudio se realizaron electroencefalogramas (EEG), destinados a medir la fuerza de las señales de las ondas cerebrales. La actividad de la banda de onda de los EEG se registró a partir de nueve regiones del cuero cabelludo asociado con la función cortical cerebral, según los investigadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios