www.enpozuelo.es

Por qué ayudo a Doney Ramirez, el obrero que lleva 8 meses protestando subido en una grúa en Pozuelo de Alarcón

lunes 15 de noviembre de 2010, 08:12h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Artículo escrito por Orisel Gaspar, artista cubana afincada en Pozuelo de Alarcón.

¿Es tu esposo?, ¿Y tú por qué le ayudas?, ¿Pero te pagarán por esto, no? Son las preguntas que más he escuchado en los últimos meses. Cómo parece ser que lo normal sería no ayudar al prójimo mis respuestas la mayor de las veces terminan por parecerme absurdas a mi misma y he optado por responder que lo hago todo por dinero: - Hombre, claro que me pagan, 3000 euros diarios -.  La mejor opción es recurrir a la ironía cuando atisbo que mi actuar no es comprendido por el resto de los humanos. Cuando las personas escasas de pensamiento no tienen nada que hacer suelen inmiscuirse irrespetuosamente en el espacio del resto, así entre las poco talentosas creaciones de algunos pobres vecinos de la localidad figuran rumores como que Doney Ramirez cobra de la televisión (así, televisión en general sin aclarar de cual) 8000 euros diarios por estar en la grúa, además de cobrar del PSOE 3000 por mes, de su jefe 300 diarios y un sin fin de tonterías sin fundamento entre las cuales figuro yo como su esposa así que por qué no engrosar la triste imaginería popular con mis 3000 diarios; la próxima vez que me interroguen elevaré la suma para alimentar esa necesidad de vivir en medio de un programa de corazón que tienen algunos porque ante semejante falta de inteligencia y respeto no hay mucho que hacer.

Han cambiado los valores y han cambiado mucho. Veo desde mi ventana que desde principios de año hay unos hombres que han subido a una grúa en señal de protesta relevándose los unos a los otros, me documento y conozco del motivo de su queja; tienen razón y yo en su lugar también me quedaría en una grúa si la tuviese el tiempo que fuera necesario, de hecho no me he subido a esta por dos razones, la primera que no soy nadie influyente como para ejercer la presión necesaria desde allí arriba y con ello lograr recuperar el dinero perdido y la segunda que con mi ascenso a las metálicas alturas lo único que lograría sería el despido del guarda de seguridad de turno.

O sea, que viendo desde mi ventana lo que veo la reacción lógica debería ser: vuelvo la cara y como si no hubiese visto nada. Si, ese parece ser el razonamiento de muchas personas en los tiempos que corren. Pues bien, como he nacido con el gran defecto de creer que si hay algo en mis manos que pueda hacer por el prójimo debo hacerlo y haciéndolo me siento bien, desde el día mismo en que mis ojos vieron que algo no común ocurría en lo alto de aquella grúa que con anterioridad veía trabajar desde mi ventana tomé la misma decisión que me ha acompañado a lo largo de mi vida, la decisión de ayudar.

Dice Doney Ramirez que gracias a mi apoyo ha podido resistir tanto tiempo allá arriba, yo sin embargo siento que hago poco porque no puedo ayudar a que su empresa y muchas otras recuperen el dinero que les deben. Mi ayuda se limita entonces a cosas cotidianas como saludarle todas las veces que puedo desde mi ventana para que no se sienta solo, alcanzarle el desayuno que cada día le preparan en un bar cercano para que el guarda de seguridad se lo ate a la cuerda que le sirve para subirlo, llamarle mucho por teléfono para animarle y hacerle reír, mantenerle informado de lo que ocurre en el mundo, hacer que se entretenga para que las horas le sean lo menos largas posibles, lavarle la ropa cuando su familia no ha podido y poco más. Mi ayuda más que nada consiste en darle fuerza moral y brindarle mi compañía y amistad en la distancia que nos separa porque Doney en Pozuelo de Alarcón no tenía más que un lugar de trabajo y luego una grúa para alzar y proseguir la  protesta de su empresa Jigar.

¿Y tú qué interés tienes en todo esto? Como los valores han cambiado, o nunca los hubo, ya me asalta la duda, toda la ayuda que le brindo a Doney es para unos cuantos interpretada como un signo de interés. Y sí, tengo un interés, el interés de sentirme bien conmigo misma. Pero no, no es este el interés al que se refieren pues el que una persona espere sentirse bien consigo misma actuando como lo hace es considerado una pérdida de tiempo y una tontería, el tiempo hay que emplearlo en llenar los bolsillos de dinero y el hombro ya no se ofrece gratis, cada hombro tiene un precio y por el camino que van las cosas no estamos lejos de la apertura de grandes superficies que oferten hombros, besos y abrazos a tres por dos y con tentadoras rebajas del 80%.

¿Eres su esposa? Puf, qué aburrimiento. No, no soy su esposa. Y casi tengo que recoger del suelo a mi interlocutor/ra. Porque claro, si no soy su esposa no se entiende que le ayude. Si que soy rara, me digo interiormente, y qué raro mi compañero de vida, penurias y alegrías que me ayuda a que ayude a Doney que no es mi esposo… vaya qué lío. Cuando mi interlocultor/ra se recupera del soponcio que le ha producido mi negativa respuesta me espeta ¿Y tú por qué le ayudas?, ¿Pero te pagarán por esto, no?... y vuelta a empezar… casi mejor me desmayo yo.

La protesta de la subcontrata Estructuras Jigar en reclamo a Ploder Uicesa para que le pague los casi 150 000 euros que le debe por su trabajo en las obras de la Plaza del Padre Vallet en el centro de Pozuelo de Alarcón comenzó el 1º de febrero de este año, otros dos trabajadores se “alojaron” en la grúa pero ninguno pudo resistir por mucho tiempo, el 3 de Marzo cuando Doney Ramirez logró burlar la vigilancia y ascender a lo alto no se imaginaba la larga estancia que sería capaz de soportar; - Si he llegado hasta aquí, hora no voy a bajarme – responde cuando su jefe o cualquiera le pide que lo haga. – No voy a bajar hasta que no nos paguen – y pareciera que está dispuesto a quedarse eternamente. Las obras avanzan, con lentitud y en un continuo rehacer detalles, que si goteras, que si esto, que si aquello. El nuevo centro cultural se alza en uno de sus lados a un metro escaso de la base de la grúa y desde hace algún tiempo se viene anunciando la supuesta inauguración del nuevo aparcamiento, inauguración que los comerciantes anhelan esperanzados pero que no acaba de llegar.

¿Y todavía sigue ese hombre ahí arriba? Sigue ahí sí, respondo con desconsuelo. ¿Y nadie le hace caso? Hago memoria: En la Revista Vive Pozuelo (revista municipal oficial del Ayuntamiento) desde que comenzó la protesta el 1 de febrero de 2010 hasta la fecha tenemos los siguientes meses de olvido e indiferencia: Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre y Noviembre.

La Revista Vive Pozuelo de Marzo de 2010 informa: “La constructora Ploder está atravesando graves problemas financieros, que le han llevado a presentar un preconcurso de acreedores. Dos trabajadores de una de las empresas acreedoras se subieron a la grúa de las obras de Padre Vallet en señal de protesta. El Ayuntamiento de Pozuelo, que no tiene deuda alguna con ninguna de las empresas, ha mediado para resolver la situación creada lo antes posible”,

En la misma edición el alcalde Gonzalo Aguado se dirige a los vecinos diciendo entre otras cosas: “Quiero deciros que durante todo este tiempo, y desde el primer día, el Ayuntamiento ha tenido siempre claras cuáles eran sus prioridades y en qué orden: en primer lugar, velar por la seguridad de esos trabajadores encaramados en la grúa y procurar, por eso mismo, que bajaran lo antes posible, y, en segundo lugar, forzar a Ploder a que reanudase las obras de la plaza para que éstas terminen cuanto antes, pues somos muy conscientes de los perjuicios que su demora está causando.

También en este número en la página de opinión el Portavoz del Grupo Municipal Popular Pablo Gil dice: "Queremos solidarizarnos con los trabajadores y facilitarles toda la ayuda posible, defendemos el derecho de todos los proveedores a cobrar las deudas pendientes. Es nuestro deseo que Sandy, el trabajador que está actualmente en la grúa, se baje voluntariamente por su bien y por su seguridad, para no tener que esperar la orden del juzgado de Pozuelo".

Más adelante en su artículo Pablo Gil refiere: Aquí los intereses de “casi” todos, vecinos, comerciantes, empresas, del Gobierno municipal e incluso de la propia adjudicataria de las obras es terminar la obra cuanto antes y eso sólo se podrá hacer si Sandy se baja de la grúa y permite dar un paso más para su finalización en el menor tiempo posible, por el bien de Pozuelo.

En la Revista Vive Pozuelo de Abril de 2010 encuentro tan solo esta referencia de Eva Izquierdo, Portavoz Portavoz del Grupo Municipal Socialista: “No quiero terminar sin hacer una referencia a las obras de la Plaza de Padre Vallet: múltiples retrasos, modificaciones y anuncios fallidos por parte del Alcalde en cuanto a las fechas de finalización de las mismas. Desde el 1 de febrero, siguen los trabajadores encaramados en la grúa porque la empresa que el Ayuntamiento contrató no les paga y el Alcalde sigue sin abrir un expediente sancionador. Pero lo qué es peor, sigue sin explicar por qué permitió que la empresa endosara a una entidad de crédito los casi 4 millones de euros que el Ayuntamiento sí que pagó a la empresa adjudicataria.

En la Revista Vive Pozuelo de Septiembre de 2010 aparece esta pequeña observación de Mª del Carmen Gómez (vecina supongo) en la sesión Cartas: La grúa permanente. Hace ya más de cuatro meses que tenemos al mismo señor subido en una grúa de la plaza, un pobre hombre que sin cometer delito alguno prefiere una prisión en las alturas a quedarse en el paro. Sinceramente, me asombra que el Ayuntamiento no pueda hacer nada para que este señor baje de ahí y deje de ser una anormalidad a la que, tristemente, nos vamos acostumbrando.

Y nada más, la revista oficial que debe informar sobre lo que acontece en Pozuelo de Alarcón elude hacer referencias a una protesta que se alza desde principios de año a menos de cincuenta metros del ayuntamiento, como si no existiera.

Por otro lado es curioso que en Noviembre todavía Doney está esperando la orden del juzgado de Pozuelo para bajarle a que hacía referencia Pablo Gil en la Revista Vive Pozuelo del pasado Marzo, cosas raras de la vida.

Recientemente según declaraciones de EuropapressGil mostró su preocupación porque Doney se baje "por su integridad física", ya que la estructura puede convertirse "en un pararrayos" y comentó que "la grúa no estorba", por lo que subrayó que el aparcamiento entrará en funcionamiento "en breve" aunque Doney esté subido a la grúa. "No van a conseguir nada", zanjó.

Me pregunto si el Pablo Gil que declara en Octubre que: "la grúa no estorba", el aparcamiento entrará en funcionamiento "en breve" aunque Doney esté subido a la grúa” es el mismo que en Marzo declaraba: “Aquí los intereses de “casi” todos, vecinos, comerciantes, empresas, del Gobierno municipal e incluso de la propia adjudicataria de las obras es terminar la obra cuanto antes y eso sólo se podrá hacer si Sandy se baja de la grúa y permite dar un paso más para su finalización”.

Hay en estas dos declaraciones una contradicción: En Marzo según Gil las obras estaban detenidas porque había un trabajador subido a la grúa que no permitía dar un paso más para la finalización de las mismas. En Octubre cambian las cosas, en octubre la grúa no estorba y el aparcamiento entrará en funcionamiento en breve aunque haya un hombre subido a la grúa.

No, si por este camino hasta va a resultar que no hay alguien en la grúa protestando, todo ha sido un montaje pues en realidad la grúa y el hombre no es más que una estatua que forma parte del proyecto inicial de las  obras de remodelación de la Plaza del Padre Vallet.

Yo, sinceramente, la solidaridad con estos trabajadores que protestan a la que se refieren tanto Gonzalo Aguado como Pablo Gil no la veo por sitio alguno, toda la ayuda posible que han dicho querer facilitarle, la defensa del derecho de todos los proveedores a cobrar las deudas pendientes, el velatorio por la seguridad de esos trabajadores encaramados en la grúa, me suenan palabras vacías sin hechos que las respalden; o será que nuestros valores son simplemente diferentes. Desde finales de Abril pesa sobre Doney Ramirez una orden dada desde Ploder Uicesa para que no se le permita subir nada que no sea agua o comida, medida tomada en un intento de ponerle la situación difícil como si ya no lo fuera vivir en las condiciones que vive a 40 metros del suelo desde el 3 de Marzo. En más de una ocasión se han construído barreras alrededor de la base de la grúa y a diferentes alturas para impedir el ascenso de otro trabajador a relevar a Doney en la protesta, barreras de acero forjado que a su vez ponen en peligro la bajada urgente del trabajador en caso de que un accidente o deterioro de salud le obligara. Cuando dichas medidas se hicieron públicas Ploder Uicesa, en un intento de rectificación mandó construir una trampilla en el centro de la malla de acero forjado, una trampilla de bastante poca amplitud y por cuya abertura un cuerpo inerte (en el caso de que a Doney le sucediese algo) no cabría. No hubo por parte de este ayuntamiento pronunciamiento alguno al respecto de este tema a pesar de "el velatorio por la seguridad de esos trabajadores" prometido.

¿Podemos entrevistarla?, - para qué -, me pregunto interiormente. ¿Qué importancia puede tener entrevistarme a mí? - Doney nos ha hablado muy bien de usted, también su esposa, ambos afirman que sin su ayuda no hubiese aguantado el tiempo que ha aguantado viviendo en la grúa -. Sigo sin ver la importancia de entrevistarme a mí, considero que quienes deben ser entrevistados son Luis Gálvez presidente de Ploder Uicesa (empresa deudora), Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón (quien concedió las obras a Ploder Uicesa), Doney Ramirez u otra representación de Jigar (empresa afectada), y responsables de la existencia y peculiaridades de la actual Ley concursal (Ley que en definitiva es la que permite que sucedan cosas como esta). Es mi modesta opinión que quien quiera hacer una entrevista o estudio verdaderamente profundo sobre la protesta en las alturas que en Pozuelo de Alarcón está sucediendo debe remitirse a los anteriores entes citados, entrevistarme a mi no aporta ningún elemento esclarecedor sobre el meollo del conflicto en cuestión.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.