www.enpozuelo.es

Casetas de jardín de dos plantas: ¿Qué hay que saber antes de instalarlas?

martes 15 de marzo de 2022, 15:04h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Casetas de jardín de dos plantas: ¿Qué hay que saber antes de instalarlas?

A la hora de diseñar una caseta de jardín tanto para relajarse como para vivir de forma permanente, una de las primeras cosas que debemos decidir es si construir una casa de una o dos plantas

Para empezar, las casetas de jardín de madera de una planta resultan fascinantes por su disposición única y su diseño más sencillo. Sin embargo, si se dispone de una parcela más pequeña, una construcción de dos plantas se hace prácticamente inevitable: hay que tener espacio no solamente para la casa, sino también para el ocio fuera de ella. ¿Qué debes saber para asegurarte de que tu caseta de jardín de dos plantas se planifique de la manera más práctica posible? Cómo asegurarte de que el precio de instalación de la segunda planta no te sorprenda de mala manera:

¿Vale la pena instalar una caseta de jardín de dos pisos?

Hoy en día, cuando el modo en el que nos vinculamos con el lugar de trabajo se ha vuelto mucho más flexible y las oportunidades de escaparse a la naturaleza son mucho mayores, también ha aumentado la necesidad de comodidad en las casas de vacaciones. Por ello, podemos encontrar en el mercado una gran variedad de casas de madera que recuerdan mucho más a las viviendas modernas y permanentes que a las casas de campo cuadradas y primitivas. Lo cierto es que, para poder instalar en tu parcela de jardín una caseta de jardín espaciosa que satisfaga tus necesidades, es necesario replantearse el futuro proyecto con detenimiento.

Las casetas de jardín de una sola planta pueden ser una buena opción si no te falta espacio en tu parcela, lo que significa que habrá espacio suficiente para todas las actividades al aire libre (incluso después de construir la casa). En este caso, los expertos recomiendan considerar un diseño de casa mucho más moderno, que suele requerir un poco más de espacio. En Internet hay muchos ejemplos de cómo pueden quedar las casas de madera únicas si se instala una amplia terraza, un tejado o simplemente se elige una distribución de la casa no estándar. También es un hecho que, al elegir una caseta de jardín de una sola planta, podrás centrarte en su disposición única más que en los aspectos técnicos, muy importantes para las casas de dos plantas.

Sin embargo, si la superficie de la parcela es limitada y no quieres sacrificar todo el espacio dedicado a las vacaciones al aire libre, te recomendamos que consideres una casa de dos plantas. Te permitirá ahorrar espacio en la parcela, así como dinero para la construcción de la casa.

Casetas uno y dos pisos: la principal diferencia

A la hora de decidir si una caseta de jardín de una o dos plantas es la mejor opción, debes tener en cuenta que la principal diferencia entre estas opciones es el coste adicional de los techos y las escaleras del segundo piso. Al fin y al cabo, estas últimas no solamente deben tener una buena apariencia, sino también ser de alta calidad y cumplir todos los requisitos de seguridad.

A la hora de diseñar el techo del segundo piso, es importante saber que puede ser tanto de madera como de hormigón. Los tabiques de madera tienen un precio mucho más bajo, ya que no requieren un encofrado adicional. Estos tabiques son fáciles de instalar y los materiales aislantes, así como las comunicaciones de la caseta de jardín, pueden ocultarse en las propias construcciones del suelo. Es cierto que, en comparación con el hormigón, los suelos de madera tienen un gran inconveniente: el aislamiento acústico dinámico se considera su punto débil en general. Sin embargo, este problema puede resolverse fácilmente utilizando una doble capa de OSB endurecido. Para instalar un suelo de madera de alta calidad, es necesario calcular bien sus cargas futuras, de lo contrario, se producirán las desventajas de los suelos de madera. Si decides colocar el suelo tu mismo, escucha a los expertos en la medida de lo posible. La opción del hormigón evita los problemas que suelen surgir cuando los trabajadores no tienen experiencia o la gente decide instalar el segundo piso de la casa de forma independiente.

Las escaleras en la casa son importantes tanto funcional como visualmente: el tamaño ilimitado de las escaleras, las formas y una amplia selección de materiales permiten crear soluciones de diseño de escaleras únicas que complementan el interior. Sin embargo, tal vez el criterio principal a la hora de elegir las escaleras para tu casa debería ser tu seguridad y comodidad.

En primer lugar, antes de mirar las escaleras, evalúa el espacio que puedes destinar a ellas. Por ejemplo, una escalera ancha y retorcida con un diseño moderno no será la opción más adecuada en las casetas de jardín que ya de por sí carecen de espacio. En segundo lugar, aunque a menudo damos prioridad a un diseño original a la hora de instalar las escaleras, es recomendable empezar por la elección de los detalles de seguridad y la forma de la escalera. Por ejemplo, si hay niños o ancianos en la casa, el diseño bonito, pero incómodo de las escaleras les hará la vida mucho más difícil. En este caso, hay que elegir un revestimiento antideslizante como madera natural, moqueta o linóleo de PVC, y prestar más atención a las barandillas.

El tercer aspecto que se recomienda considerar es el diseño de las escaleras. Teniendo en cuenta que son algo a largo plazo, se recomienda elegir el estilo más sutil y versátil. En este caso, cambiar el estilo de la casa no requerirá remodelar las escaleras. Por último, pero no menos importante, se tiene en cuenta el presupuesto. En este caso, los que quieran ahorrar deben rechazar la idea de una escalera de diseño único y ceñirse a la opción de una escalera sencilla y recta.

¿Cómo elegir una escalera segura?

La verdad es que cuando se instala el interior de una casa, solemos preocuparnos especialmente por el futuro diseño de su interior, pero es necesario empezar por los factores de seguridad. Hay que tener en cuenta que, para que las escaleras sean realmente seguras y cómodas, hay que realizar cálculos muy precisos antes de empezar los trabajos de instalación. Hay casos en los que un pequeñísimo error de unos pocos centímetros perjudica todo el diseño de la escalera.

  • Una de las reglas más importantes en términos de seguridad es la misma altura de las escaleras. Dado que estas se fabrican especialmente, quizá la principal razón de las diferencias de altura de las escaleras sea el diseño imprevisible del nivel del suelo. En general, la altura del primer escalón y del superior viene determinada por la altura del suelo o de la capa intermedia presente en ese momento.

  • En segundo lugar, aunque la anchura de los peldaños en sí no tiene un impacto directo en la seguridad, la relación correcta entre la altura y la anchura de los peldaños es un factor considerable. Según las normas generales, la altura de los escalones suele ser de 15 a 19 cm. Por lo tanto, al calcular las proporciones de los escalones, la distancia entre el primer y el segundo piso debe dividirse por el número más cercano que permita obtener la altura estándar. Al reducir o aumentar la altura de los peldaños, la anchura de la escalera cambia en consecuencia: un cambio de altura de 1 cm modifica la anchura de la escalera en 2 cm. La profundidad mínima del escalón según los requisitos oficiales debe ser de al menos 22 cm, medidos desde el borde hasta el punto donde comienza el nuevo escalón.

  • El tercer aspecto importante a la hora de buscar escaleras seguras es su ángulo de inclinación. Al diseñar escaleras para casetas de jardín de dos plantas, es fundamental tener en cuenta que su ángulo de inclinación no debe superar los 45 grados. Si el ángulo de inclinación de las escaleras de la casa es mayor, las escaleras únicamente son adecuadas si conducen a habitaciones muy poco utilizadas.

  • En cuarto lugar, y no por ello menos relevante, hay que asegurarse de que una caseta de verano de dos plantas cuente con un revestimiento seguro para las escaleras. El material debe ser antideslizante, por lo que se recomienda evitar el vidrio, la piedra natural o el azulejo. Probablemente, los materiales menos resbaladizos adecuados para el revestimiento de las escaleras podrían ser la madera natural, la moqueta o incluso el linóleo de PVC.

Para que los proyectos de casetas de jardín de dos plantas sean realmente seguros, es crucial tener en cuenta también las barandillas. Según las recomendaciones técnicas, la altura segura recomendada de las barandillas de las escaleras es de 80 a 90 cm, pero si en la casa viven niños o ancianos, hay que ajustarla. También recomendamos considerar las barandillas a partir de elementos verticales, ya que las horizontales no son lo suficientemente seguras.

¿Son más caras las casas de dos plantas?

En cuanto al precio de las casetas de jardín de una o dos plantas, cabe destacar que esta diferencia suele depender de la elección de los materiales de construcción y de las escaleras. Como ya se ha mencionado, al elegir un tabique de hormigón para la instalación de un segundo piso, costará más, pero habrá que prestar menos atención a los cálculos de carga y al aislamiento acústico. En el caso de un tabique de madera, gastarás menos dinero en el tabique.

Sin embargo, la elección de las escaleras afectará significativamente al precio mucho más que el tipo de tabique elegido. Lo cierto es que, aunque los precios exactos de muchas estructuras y artículos pueden encontrarse fácilmente en Internet, los fabricantes de escaleras suelen proporcionar solamente los costes preliminares de fabricación e instalación de las mismas. Esto se debe a que el precio final de las escaleras viene determinado por muchos factores importantes, como la disposición, la ubicación, la altura y el acabado.

Es bastante habitual que el coste de la obra fluctúe debido a factores adicionales observados durante el proceso de diseño. Por esta razón, para que los cálculos sean lo más precisos posible, se recomienda presentar un proyecto de casa al contratista y discutir las preferencias esenciales. Esto permitirá una evaluación más completa no solamente del coste de las futuras escaleras, sino también de los matices adicionales. También facilitará que su diseño no entre en conflicto con las normas obligatorias de instalación de escaleras.

Sin embargo, según la práctica común, el coste medio de las escaleras suele oscilar entre 850 y 2.500 euros. La elección de un diseño de escalera exclusivo o de soluciones arquitectónicas únicas puede aumentar este precio drásticamente. Los materiales elegidos para la construcción de las escaleras tendrán el mismo efecto en el precio.

Para los que buscan una solución de escaleras lo más sencilla posible, se suele recomendar una de madera de un solo nivel. Tanto si conectan la primera y la segunda planta como si conducen al ático, este tipo de escalera es la forma más económica de conectar las dos plantas en una estructura recta sin matices adicionales. La instalación de este tipo de escaleras será más barata si se elige pino u otra madera de coníferas para su fabricación. De lo contrario, si se elige madera dura, como el roble, el coste total de las mismas aumentará considerablemente: las escaleras rectas habituales costarán de media entre 900 y 2.000 euros.

Los que quieren un diseño algo más interesante de las casetas de jardín suelen elegir una escalera ligeramente sinuosa. Es bastante parecida a una escalera recta, pero en la mayoría de los casos tiene una única curva de 90 grados. El precio de una escalera de madera curvada de un solo piso hecha de madera blanda suele empezar en 1.200 euros, y si estas escaleras son de madera dura, suelen costar más de 3.000 euros.

Las casetas de jardín de dos plantas algo más modernas, suelen instalarse eligiendo una escalera que consiste en dos o tres escaleras paralelas conectadas por tramos. Este tipo de escalera no solamente tiene un aspecto bastante original, sino que también ahorra espacio. En la mayoría de los casos, el precio de este tipo de escaleras comienza en 1.000 euros y puede aumentar hasta más de 3.000 euros, dependiendo de los materiales de construcción y acabado utilizados.

Probablemente, el tipo más caro de escalera se considera una escalera de caracol, que suele estar hecha de metal. La producción de este tipo de escaleras también es posible a partir de madera, pero es un proceso bastante complejo que aumenta el coste del trabajo, así como el de los propios materiales. Debido a su diseño único, las escaleras de caracol suelen elegirse cuando el espacio de la habitación en la que se proyecta la escalera es el más grande. El coste de este tipo de escaleras parte de los 1.800 euros, pero dependiendo del tamaño, el diseño y los materiales empleados puede ascender a más de 5.000 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios