www.enpozuelo.es

En Madrid, el 73% de los ciclomotores con más de 15 años pasa la ITV a la primera

jueves 29 de septiembre de 2022, 15:24h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

En Madrid, el 73% de los ciclomotores con más de 15 años pasa la ITV a la primera

Este tipo de vehículos deben realizar su primera inspección a los tres años de su fecha de matriculación y, después, cada dos años.

Datos presentados por AEMA-ITV dan cuenta que, durante el segundo trimestre del año en Madrid, se realizaron 1704 inspecciones a ciclomotores.

El 73,2% de los ciclomotores madrileños con más de 15 años aprueba la ITV a la primera, así lo muestran los datos del segundo trimestre del año facilitados por el Archivo de Vehículos de la Comunidad de Madrid a AEMA-ITV, la Asociación de Entidades para la Inspección Técnica de Vehículos de la Comunidad de Madrid.

Se trata de una cifra que refleja la importancia del buen mantenimiento de los vehículos. Y es que, pese a la antigüedad de los ciclomotores madrileños, la mayoría de ellos pasan la inspección técnica sin dificultades.

El nivel de aprobación en los ciclomotores va en aumento según se reduce el envejecimiento del vehículo. En aquellos con una edad comprendida entre los 10 y 15 años, el porcentaje de aprobación llega al 73,95%; entre los 5 y 10 años, alcanza el 78,63%; y en los menores de 5, el 80,75%.

Los datos presentados por AEMA-ITV dan cuenta que, durante el segundo trimestre del año, se realizaron 1.704 inspecciones a ciclomotores en las estaciones de ITV madrileñas. De ese total, el 75,5% aprobó a la primera. La causa más común de rechazo fue en la sección de Alumbrado y señalización, donde se detectó el 8,80% de los defectos.

¿Cada cuánto debe pasar la ITV un ciclomotor?

La normativa indica que este tipo de vehículos, con un motor con una cilindrada menor de 50 cc, deben acudir a una estación de ITV a los tres años desde su primera matriculación y, tras ese momento, cada dos años. Durante la inspección se comprueba, entre otros aspectos, el número de bastidor, la buena visibilidad de la matrícula, estado y modelo de los neumáticos, luces y señalización, que todos los elementos estén homologados y en correcto estado, que no haya fugas de líquidos, prueba de emisiones y test de ruidos.

Emisiones acústicas y límite de velocidad, dos pruebas clave

Las dos pruebas que más destacan en estos vehículos son la de emisiones acústicas y la de límite de velocidad. Es muy común que los usuarios cambien los escapes de sus ciclomotores por otros más abiertos, pero estos suelen ser más ruidosos. Desde AEMA-ITV recomiendan que el ciclomotor tenga los escapes originales, pues de esa forma es más probable que el vehículo pueda superar la prueba de ruidos en la inspección técnica. No obstante, las cifras son positivas, según los últimos datos obtenidos, solo un 5,98% de los vehículos inspeccionados mostró defectos graves en el apartado de emisiones acústicas.

Por otro lado, algunos ciclomotores acuden a la inspección con los topes retirados. Esto hace que superen la limitación de velocidad establecida para este tipo de vehículos que es de 45 km/h. Mantener los topes es importante para que cumplan con la normativa. En el segundo trimestre de este año un 7,57% de los ciclomotores inspeccionados presentó defectos graves en este apartado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios