www.enpozuelo.es

Prepara y revisa tu coche para el invierno

martes 06 de diciembre de 2022, 01:00h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Prepara y revisa tu coche para el invierno
Ampliar

Han tardado, pero las bajas temperaturas ya han llegado, y con fuerza. Y es que a pesar de que las bajas temperaturas y elevadas precipitaciones deberían haber aparecido hace ya semanas, se han retrasado bastante, pero, como se comentaba anteriormente, han llegado de manera repentina y con mucho ímpetu.

Y como solemos hacer con el cambio de armario para prepararnos para este nuevo tiempo, es importante realizar lo mismo con nuestro vehículo, ya que existen determinados elementos que se pueden ver perjudicados, ya sea por el frío o por la humedad ambiental, o algunos que necesitan determinados cambios para garantizar la seguridad, tanto del conductor como de los demás ocupantes.

Además, siempre que se va a emprender un viaje en esta temporada, se recomienda tener localizados los talleres especializados en determinadas averías frecuentes, con el fin de poder solventarlas cuanto antes. Por ejemplo, en el caso de necesitar los servicios de un especialista en lunas por un impacto o rotura, conviene conocer la ubicación del taller Carglass en Pozuelo de Alarcón, si circulas por la capital española, o en cualquier otro punto de nuestra geografía en caso de desplazamientos. Verás, como se contará más adelante, que hay determinados daños que si se arreglan de manera inmediata se pueden evitar grandes averías.

Ahora bien, ¿qué elementos hay que revisar y preparar de cara a la llegada del invierno?

Elementos que se deben analizar para poner a punto un vehículo de cara al invierno

Comenzamos esta revisión completa de un vehículo con uno de los elementos que más se puede ver perjudicado con la llegada de las bajas temperaturas, la batería. Y es que cuando las temperaturas comienzan a bajar, la reacción química que se lleva a cabo para su arranque se ralentiza, disminuyendo así su rendimiento. Por este motivo, se recomienda llevar a cabo una revisión completa tanto de la batería como del alternador antes de que lleguen las bajas temperaturas. Además, si durante la temporada de invierno se percibe que alguno de estos elementos comienza a fallar, será necesario acudir cuanto antes a un taller especializado para evitar que el problema vaya a más.

Y si hablamos de bajas temperaturas, no podemos olvidarnos de la calefacción del coche. No solo porque se trate de un elemento imprescindible para evitar pasar frío mientras se conduce durante estos meses, sino porque a causa de las elevadas temperaturas de la primavera y el verano, ha pasado varios meses sin utilizarse, por lo que puede llegar a fallar. Las averías del sistema de calefacción pueden proceder de distintos orígenes, por eso es imprescindible encontrar el foco del problema y solventarlo de raíz.

También es importante tener en cuenta que tanto el aceite como otros líquidos que intervienen en los distintos procesos de circulación de un vehículo pueden verse alterados a causa de las bajas temperaturas. Por ello, es importante analizar el estado de los mismos, así como su nivel y rellenar aquellos que sea necesario.

Cabe destacar, además, que uno de los líquidos más importantes para un vehículo durante los meses fríos es el anticongelante, imprescindible para que el motor funcione correctamente a bajas temperaturas. Por esta razón, antes de la llegada de las mismas, se debe revisar que esté al nivel necesario para su correcto funcionamiento.

Otro de los elementos que se deben revisar y preparar de cara a la llegada del frío, en este caso por las altas probabilidades también de precipitaciones, para poder garantizar la seguridad de todos los ocupantes durante cualquier viaje, son los neumáticos.

El análisis y puesta a punto de estos es de lo más sencillo, basta con medir la presión de las ruedas e hincharlas en caso de ser necesaria y, seguidamente, verificar si el dibujo de los neumáticos se encuentra en perfecto estado o si, por el contrario, será necesario cambiar las ruedas.

Y siguiendo con los elementos que se pueden dañar a causa de un cambio brusco de temperatura, llega el momento de analizar el motor, ya que tiende a calentarse en exceso cuando comienza a funcionar, lo que puede suponer un choque brusco con el exterior cuando las temperaturas son muy bajas. En este caso, no solo será necesario revisar que se encuentra en perfecto estado antes de comenzar la nueva temporada, sino que además, durante estos meses, se recomienda no forzar su funcionamiento, permitiendo que este se vaya calentando poco a poco antes de arrancarlo por completo.

Por otro lado, otro elemento que puede sufrir daños a causa del contraste de temperatura en el interior y exterior del vehículo es el parabrisas. Este puede llegar a sufrir alguna grieta o incluso puede llegar a verse incrementado un impacto anterior por esta razón. Por este motivo, se aconseja arreglar este vidrio o incluso cambiarlo si así se precisa.

Además, los limpiaparabrisas también se pueden llegar a dañar en estos meses por varias razones, por un incremento en su uso, por la aparición de hielo en el parabrisas o a causa de una congelación en las propias escobillas del limpiaparabrisas. Es importante estar pendiente de este elemento, ya que si comienza a fallar, puede dificultar la visibilidad del conductor o incluso llegar a dañar el parabrisas.

El sistema de alumbrado también es imprescindible para garantizar la seguridad de todos los ocupantes del coche. Se trata de un elemento que debe revisarse de manera constante, cambiando las luces siempre que sea necesario. Pero la importancia aumenta con la llegada del invierno, ya que las horas sin luz son mayoría, necesitando más del uso del alumbrado.

El último elemento clave que se debe revisar antes de la llegada del invierno son las juntas del vehículo, debido a que estas aíslan el interior del habitáculo de las inclemencias del tiempo. Se trata de unas gomas que pueden verse dañadas por el paso del tiempo y las distintas temperaturas a lo largo del año, por lo que si dejan de ser efectivas, basta con cambiarlas para solucionar el problema.

Teniendo en cuenta todos estos consejos, es posible preparar de manera sencilla un vehículo para la temporada otoñal, lo que ayuda a evitar la aparición de cualquier riesgo en la carretera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios