www.enpozuelo.es

¿Por qué ahora es la mejor época para realizarte una cirugía estética?

lunes 05 de diciembre de 2022, 15:02h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

¿Por qué ahora es la mejor época para realizarte una cirugía estética?
Ampliar

El momento ideal para realizarte cualquier tipo de cirugía es en el que dispongas de tiempo para cuidarte y recuperarte. Por eso, el otoño y el invierno son las dos estaciones que te ofrecen más ventajas de cara a asegurarte el éxito del postoperatorio.

El otoño con sus lluvias y el invierno con sus fríos días son épocas que invitan a quedarnos en casa, salir menos a menudo y a descansar más. Por eso, si llevas mucho tiempo pensando en realizarte una cirugía estética, este es tu momento. Sobre todo, si quieres conseguir una recuperación rápida y sin complicaciones. Y es que, hay más de una razón por la que el otoño y el invierno son las mejores épocas para llevar a cabo este tipo de intervenciones.

Lo primero a destacar es que la estación ideal para realizarte cualquier tipo de cirugía es en la cual dispongas de tiempo suficiente para cuidarte y recuperarte. Por lo tanto, estas dos estaciones nos ofrecen múltiples ventajas a la hora de asegurar el éxito del postoperatorio.

Entre otros factores, uno de los más importante es el clima. El frío ayuda a moderar el proceso inflamatorio en cualquier operación. Además, la baja incidencia de los rayos solares y la disminución de las horas de sol facilitan una buena cicatrización, y reducen el riesgo de manchas y cicatrices. Aunque, incluso en estas épocas, es necesario el uso de protector solar.

Las cirugías más demandadas durante estas dos épocas en la clínica Martín del Yerro | Amselem pueden dividirse en dos grandes grupos:

En cuanto a las cirugías corporales, sobresalen las cirugías de mama y la liposucción.

Dentro de las cirugías de mama, diferenciamos entre la mamoplastia de aumento, una intervención que aumenta el volumen y mejora la forma y el aspecto de la mama, armonizando las proporciones y el equilibrio de su figura, y la mamoplastia de reducción. Con esta operación se disminuye el tamaño de los senos muy grandes y pesados, eliminando grasa, tejido mamario y piel. En algunas ocasiones, para conseguir un pecho más proporcionado, se suele reducir también el tamaño de la areola e incluso el del pezón.

Otra de las operaciones dentro de este campo es la de mama tuberosa, que recibe su nombre por la forma que adquiere cuando se produce su desarrollo durante la adolescencia. Esta forma se caracteriza por un desarrollo insuficiente de la parte inferior de la mama.

Entre las características más comunes de las mamas tuberosas, se pueden diferenciar la forma cónica o picuda, mucha separación entre senos, areolas grandes, falta de desarrollo en la parte inferior o lateral, y la asimetría. Estas se pueden clasificar por grados o tipos según las anomalías presentes.

Con esta operación, se consigue eliminar su forma cónica o de tubo, cambiándola por una forma más redondeada, dándole volumen adicional al pecho en las zonas que faltan, corregir, o en su caso reducir, el aspecto de la areola y las posibles asimetrías. Estas intervenciones se pueden llevar a cabo con prótesis, o en cambio, con autoinjertos de grasa de la propia paciente.

Por último, dentro de las cirugías de mama, se incluye la operación de pecho por segunda vez. Siendo las más frecuentes la extracción de implantes y el recambio de estos.

Otra de las intervenciones corporales anteriormente citadas que más se realizan es la liposucción. Gracias a ella, se eliminan de forma permanente las acumulaciones localizadas de grasa, remodelando la figura, y no deja cicatrices visibles, ya que, para la introducción de las cánulas, se realizan incisiones muy pequeñas, de unos 3 mm de longitud. Entre las zonas en las que se puede realizar, constan el abdomen y la cintura, muslos, caderas y nalgas, espalda, mamas (ginecomastia en hombres), y piernas.

En cuanto a las cirugías faciales, las tres más demandadas son la rinoplastia, el lifting facial y la blefaroplastia.

La rinoplastia permite corregir o embellecer la nariz, cambiando su forma y tamaño, se corrigen defectos congénitos o adquiridos por un accidente, enfermedad o cirugía nasal anterior, etc. Esta cirugía, también es recomendada para la reducción del dorso nasal, para ensanchar o estrechar la nariz, y para el tratamiento de la punta nasal o la corrección del tabique nasal.

El lifting facial consiste en realizar una elevación y tensado de la piel de los tejidos profundos, consiguiendo un aspecto más joven y con menos arrugas. Revierte el envejecimiento facial que, dependiendo de la persona, comienza a manifestarse en el algunos casos a partir de los 30 años.

En Martín del Yerro | Amselem se realiza el Lifting del Vector Natural; una técnica de cirugía de rápida recuperación que rejuvenece el rostro, elimina arrugas y recupera la firmeza del tejido. Para obtener un mejor resultado, se puede combinar esta cirugía con la blefaroplastia:

La blefaroplastia va dirigida a la zona de los párpados, tratando su envejecimiento, malformación o alteración estética, y se puede realizar tanto en el párpado superior (blefaroplastia superior) cuando la piel y las bolsas de grasa se desarrollan en exceso en el párpado superior, produciendo una caída del párpado que puede llegar a interferir la visión al taparse parcialmente el ojo, como en el párpado inferior (blefaroplastia inferior), que trata las bolsas inferiores que van apareciendo, abultando la zona de las ojeras.

La clínica Martín del Yerro | Amselem ofrece a todos sus pacientes un trato personalizado a partir de sus necesidades. Gracias a una primera consulta, uno de sus profesionales cualificados valorará la situación, y se realizará a un estudio previo a la intervención y una planificación totalmente individualizada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios