www.enpozuelo.es

Jesús Mora, el cine y la vida

lunes 14 de noviembre de 2011, 08:23h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Jesús Mora (Madrid, 1964) es un director atípico. Dice que la gente no va a ver películas sino al centro comercial en busca de entradas y que el cine de "arte y ensayo" se exhibe en unas condiciones técnicas deplorables. Sus trabajos son el reflejo de etapas vitales. El último, "Después de mí", se proyecta por primera vez el próximo jueves por la noche en la cineteca de Matadero Madrid.

Desde Madrid se desplaza a Pozuelo en bicicleta como si nada. Le gusta moverse sobre dos ruedas. Tal vez porque el pedaleo le recuerda su niñez vivida, mejor devorada, por los descampados del barrio de la Estación. Llegó con ocho años y aunque viene, y sobre todo va, nunca se ha marchado del todo...

- En Pozuelo desarrollé mi fantasia vital. En los setenta. Todo era campo y uno inventaba juegos y ocupaciones. Exploraba libre y al libre albedrío. Pero esto estaba cambiando y el pueblo y yo crecimos a la par. Recuerdo descubrir hotelitos de veraneo, lugares inhóspitos y misteriosos, los hippies, el punk, las diferencias sociales. Conviviamos gente diferente; los que estaban y los que veníamos. Pasamos de una dictadura a una democracia. Con el tiempo aquellas casas maravillosas, misteriosas a los ojos de un niño comenzaron a abandonarse y a entrar en decadencia.

A Jesús Mora ya no le gusta la ciudad que tanto disfrutó siendo pueblo. Dice que ha perdido su identidad y sus privilegios. Que lo único que diferencia a Pozuelo de otras urbes es que no ha crecido en altura "porque en horizontal no han dejado nada sin construir". Hace unos años volvió a Húmera buscando su redil en una fase involucionista pero se quedó poco. No le gusta estarse quieto. No tiene motivos para hacerlo. La inquietud y otras circunstancias le inocularon el gusanillo del cine. "La proximidad de RTVE atrajo aquí a mucha gente vinculada al medio audiovisual y al cine, al teatro y a la literatura que se han ido buscando otros reductos".

Por sus obras le conocereis

Después de unos años de trabajo en la industria, Jesús debuta en la dirección en 1996 con "A tiro limpio", la versión de un policíaco español de los años sesenta y dos años después dirige el documental "Arrebatos", que revive el rodaje de la película de Iván Zulueta. En el año 2000 regresa a la ficción con "Mi dulce", una historia de dos hermanas enfrentadas, protagonizada por Aitana Sánchez-Gijón, a medio camino entre el drama y la trama policial. Con "Operación Algeciras" en 2004 documenta el atentado imposible que pretendía terminar con la guerra de las Malvinas y en "Villa Tranquila" (2007) vuelve a apostar por personajes de intenciones claras y rumbo equivocado, peleados con una ley que los destierra. También sube un peldaño más en su acercamiento al territorio donde se encuentran cine y vida. Porque para él sólo pueden ser lo mismo. Pero y después de la vida... ¿qué?

"Después de mi" es el título de la nueva película de Jesús Mora y se exhibe por primera vez este jueves 17 de noviembre, a las nueve y media de la noche, en Matadero Madrid dentro de MADRIDIMAGEN. Es un festival que enseña las producciones más interesantes desde el punto de vista de la calidad y el tratamiento de la imagen, un foro y un punto de encuentro para intercambiar experiencias y discutir sobre el futuro del audiovisual y la introducción de las nuevas tecnologías. Con "Después de mi" Jesús ha vuelto a la Mancha, la tierra de sus antepasados, para analizar la vida después de Toni y someter a los personajes a un "encontronazo" con la realidad y, de paso, unirlos por alguien que no existe. Así comienza todo:

- Vuelvo de Argentina con la idea de hacer un proyecto rápido e inmediato. Allí había creado "Villa Tranquila" con una fórmula para economizar que consistía en fabricar las herramientas y en mi querida España podía aprovechar los elementos del lugar para contar mi historia. La Mancha es un paisaje exótico que conozco desde mi más tierna infancia y quería hacer una película más pegada a los lugares, a la realidad, a mi realidad. Pongo en marcha un taller de actores porque tenía claro que tenía que ser gente de allí pero la ayuda no llega y la burocracia hace languidecer el proyecto. Me marcho a Mexico y El Salvador y a los dos años regreso porque nos había llegado el turno. Aunque los árboles y los actores habían crecido rodamos la película las navidades pasadas; está ambientada en esta época del año. "Después de mí" son tres días de agobiante Navidad, un drama narrado a mi manera, un padre que no es mejor por enterrar humildemente a su hijo, un atasco navideño depresivo, lo que queda de uno después de uno; poco...nada.

"Después de mí" está protagonizada por Paco Sagarzazu, un actor con el que Jesús Mora había trabajado en la serie El Comisario y no llegará a los cines; la salida es moverla en festivales. El movimiento comienza en MADRIDIMAGEN porque ha pasado uno de los filtros más importantes; el de la calidad. A Jesús Mora le gusta hacer buenas películas y buscar un discurso propio rodeado de grandes profesionales. Alfonso Postigo es el responsable de la Fotografía. Quiere que su nueva historia, sencilla sin serlo, conecte y a pocos días de su exhibición en la cineteca de Matadero Madrid siente pudor. "Quizás es demasiado introspectiva". Quizás.

 

 

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.