www.enpozuelo.es

Los altercados de Pozuelo siguen trayendo mucha cola

lunes 21 de septiembre de 2009, 16:57h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Los municipios de la comunidad blindan sus fiestas con el fin de evitar sucesos como los que ocurrieron la madrugada del 5 de septiembre en Pozuelo de Alarcón.

En el resto de fiestas de los municipios madrileños se quiere evitar a toda costa hechos como los ocurridos en Pozuelo, que dejaron más de diez heridos, veinte detenidos y numerosos destrozos.

En Majadahonda, los jóvenes se han encontrado con un dispositivo policial muy superior al de años anteriores. Las Fuerzas de Seguridad se desplegaron durante las fiestas en tres anillos: uno con policías dentro del recinto ferial, un segundo control a la entrada del recinto y un tercero, más amplio, que englobó todo el pueblo. Además se instaló un sistema de videovigilancia en todo el recinto. Eso sí, en Majadahonda sí se permitía el botellón.

Por otro lado, en Galapagar se reforzaron las zonas más conflictivas con Policía Local, Guardia Civil y seguridad privada. Tampoco en esta localidad el botellón estaba prohibido, pero se tomaron, según fuentes municipales, medidas disuasorias, como ocupar con casetas o atracciones los lugares donde se suele beber.

"Quedada en el Faro de Moncloa"

El macrobotellón convocado a través de la red social Tuenti en el Faro de Moncloa el pasado sábado, tampoco llegó a celebrarse. El objetivo de la convocatoria era solicitar un recinto en la región para hacer libremente botellón. Pero la masiva presencia policial mermó cualquier posibilidad de éxito de la convocatoria.

Los jóvenes que se acercaban a la zona se encontraban el dispositivo policial por todos los puntos del Faro de Moncloa: en los intercambiadores, en el Parque del Oeste, en la calle de Isaac Peral, etc. El paso estaba totalmente cerrado y prohibido el acceso con bebidas alcohólicas.

"Los jóvenes detenidos en Pozuelo"

Los menores detenidos por los altercados de Pozuelo de Alarcón no han asistido al resto de fiestas de los municipios de la comunidad. Durante 3 meses el juez les ha prohibido salir de casa a partir de las 22.00 horas.

Según fuentes policiales, uno de los jóvenes detenidos es nieto de Antonio Cruzat y Salazar, marqués de Feria. El joven, Antonio Cruzat, se identificó con un nombre falso en las dependencias policiales. Sus padres, al ver que el chico no llegaba a casa, llamaron a comisaría, pero la policía no pudo asociarlo a ninguno de los detenidos. Según El Confidencial Digital, Antonio Cruzat es el detenido al que más delitos se le imputan.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios