www.enpozuelo.es
Con todo Pozuelo... Paco De Benito
Ampliar

Con todo Pozuelo... Paco De Benito

lunes 01 de septiembre de 2014, 09:05h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Tenía ganas de encontrarme con Paco De Benito tras llevarse el bote de "Pasapalabra". Para ver si le había crecido el pelo. Muchos españoles le conocen gracias al concurso de Telecinco pero en Pozuelo le saludan hasta los más pequeños. Porque le han visto en el teatro o cantando en su Primera Comunión.

Paco De Benito Prous es una caja de sorpresas. Llega en chanclas porque después tiene que ir a grabar a casa de su hermano el reto del cubo de agua helada para apoyar la investigación de la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica). Resulta que ha aceptado la nominación de la cantante Rosa López. Seguro que sin pensarlo porque no es la primera ni será la última causa por la que Paco se moja. Ha trabajado como voluntario en Bolivia, lleva años años colaborando -a través de su grupo de teatro Mitá y Mitá- con un proyecto solidario en Etiopía y está muy involucrado en la Fundación Stop Sanfilippo, un organización independiente y sin ánimo de lucro dedicada al fomento y desarrollo de la investigación contra al Síndrome de Sanfilippo que acaba de conseguir que los ensayos de terapia génica para su tratamiento, liderados por los doctores Pablo Sanjurjo y Koldo Aldamiz, expertos en enfermedades metabólicas del Hospital de Cruces (Bilbao) y representantes de la Fundación, lleguen a España el próximo año.

Septiembre de 1982. Paco De Benito llega a Pozuelo con su familia procedente de Villacañas (Toledo). El vínculo con su ciudad natal es fuerte sobre todo gracias a La Chamberga, la peña a la que pertenece -una de las más grandes de España con 1.200 socios activos- y que le hace regresar por fiestas en agosto pero en Pozuelo ha vivido -y vive- intensamente. Tanto que desde que llegó al CEIP Asunción de Nuestra Señora donde era profesor Aberto Carrasco, amigo de sus padres, no ha parado de relacionarse con las gentes de esta ciudad. Y ahora incluso con las de un poquito más allá. Me confiesa que tras su paso por "Pasapalabra" está recibiendo cientos de mensajes. Con algunos no puede evitar emocionarse. "Me están transmitiendo que aún atravesando un periodo muy duro en su vida esperaban cada día a que llegaran las ocho de la tarde para poder verme y descubrir con que gracieta, baile o canción les iba a sorprender. Que yo era la única luz en sus días oscuros".

Estrella en Cork

Que es luz es indudable. Sale de su voz y de sus ojos cuando reconoce abiertamente que todos los tiempos -pasados, presentes y problablemente futuros- son buenos. Desde los de la Tahona y Escolapios a los de Italia pasando por Irlanda y China. Y que ha dado con gente estupenda en todos los ámbitos de su vida social, cultural y deportiva. Vamos a empezar por la última.

- Estudiaste Físicas pero lo tuyo era el baloncesto

Comencé a jugar al baloncesto nada más llegar a Pozuelo. En la Tahona desarrollo una gran afición por el deporte pero es en Escolapios, donde estudio BUP y COU, donde juego a nivel federación. Un amigo que vivía en frente de mi casa me hablaba mucho de su equipo de baloncesto. En Escolapios tuve un desarrollo profesional modesto pero muy interesante que me permitió jugar años después en varios equipos. Al terminar COU estaba muy disperso y me decidí por Físicas porque alguna de las especialidades de la carrera me gustaban y finalmente hice la de cálculo matemático. Tenía que ver con el lenguaje de programación y la arquitectura de computadores; vamos con la informática. Lo que sí tenía claro es que quería ser jugador de baloncesto profesional aún sabiendo que era muy difícil y explotar las posibilidades. España había ganado la Medalla de Plata en las Olimpiadas de 1984 y en Pozuelo había mucha afición. Recuerdo la búsqueda constante de aro y las pachanguitas en el instituto o en algún colegio. Hasta en la residencia La Atalaya jugamos cuando descubrimos que había una cancha y nos dejaron usarla. También las madrugadas en vela viendo los partidos de la NBA. A nivel profesional jugué dos años en el segundo equipo del Estudiantes y estando allí me llegó una oferta de la primera división de Irlanda. Me fuí a Cork un par de semanas para que me vieran jugar en directo, se quedaron satisfechos y me quedé toda la temporada.

- ¿Cómo recuerdas tu paso por los Blue Demons de Cork (Irlanda)?

Allí tuve la ocasión de vivir mi experiencia Erasmus sin ser Erasmus. En Cork está la universidad y conocí a algunos españoles que estaban de Erasmus. Había una comunidad de 60 españoles y alguno que otro se mosqueaba cuando le contaba que estaba haciendo lo que más me gustaba; jugar al baloncesto y que además cobraba por ello. La de Cork fue una experiencia impresionante. A mi no me ficharon desde el inicio de la temporada, ellos llevaban cuatro partidos perdidos y dos ganados cuando me incorporé a la plantilla. Me buscaron porque necesitaban un tirador porque los dos americanos que tenían jugaban por dentro y las defensas que les hacían se cerraban mucho sobre ellos. Yo llegaba nuevo a la liga y pensaba que podría hacer mi juego y mis tiros desde la línea de tres pero resulta que el primer equipo con el que me enfrento -que pudo haberme fichado- había visto mi vídeo y a ocho metros de la canasta ya tenía a un jugador pegado a mí. Pero de repente las defensas comenzaron a abrirse y los americanos pudieron hacer su juego. De hecho, uno de ellos se convirtió en el máximo anotador de la Liga de Irlanda. El caso es que comenzamos a ganar todos los partidos, a subir de las posiciones de abajo trabajando en equipo y llegamos a la final de la Copa de Irlanda sin ser los favoritos. En la semi y a falta de pocos segundos, con empate en el marcador me enganché al brazo de un contrario que lo había metido -y también la pata- para robar la pelota y nos pitaron una personal con dos tiros libres. El primero lo fallé pero metí el segundo. Si no lo hubiera metido estoy seguro de que hubiéramos perdido en la prórroga.

Dice Paco que el pabellón se vino abajo. Lo que no dice es que su papel fue decisivo y tengo la impresión de que no sólo en aquel partido. En aquella época le paraban por la calle no por ganar un concurso de televisión -como sucede ahora- sino por su trabajo en los Blue Demons que dejó huella en un jugador de las categorías inferiores que, durante los entrenamientos, imitaba los movimientos de su estrella española segundos después de que otro hubiera hecho lo mismo con los de Michael Jordan. Ahí... al mismo nivel. Lo de Cork da para un libro. Aunque sólo durase una temporada.

- Regresas a España, encuentras trabajo y aparcas el baloncesto

Yo soy de dar lo máximo y hacer lo mejor posible lo que esté haciendo en cada momento. Quería centrarme. Me gustaba el baloncesto pero con el trabajo cada vez tenía menos tiempo. Recuerdo que el primer año fue bueno. Me dedicaba a la consultoría informática en DMR, trabajaba en cliente (ONO, Vodafone, Amena...) y fuí uno de los dos únicos españoles que arrancamos ING Italia. A mi me encantan los idiomas y como hablaba italiano me marché a Milán con un equipo internacional de trabajo para poner me marcha el proyecto. Había aprendido la gramática haciendo ejercicios en la biblioteca Miguel de Cervantes y había estado en Roma dos meses en casa de unos amigos practicando. Fueron cuatro meses maravillosos, en unas condiciones estupendas, que me permitían volver a España los fines de semana. O ver un Milán-Depor en miércoles con un amigo que por entonces era corresponsal de El Mundo. O visitar a mi hermano en Manchester. Al regresar la dinámica laboral consistía en trabajar muchas horas y cenar en el trabajo. Aquello no era lo mío, estuve a tope pero yo tengo muchas inquietudes.

Roscos, Pekín y el club de fans

Así que Paco dejó su empleo y se fue dos meses de voluntario a Bolivia invitado por su primo Julián López-Brea Prous. Quería desconectar y llevaba un tiempo valorando la posibilidad de hacer un trabajo de campo. Con otros amigos había creado en Pozuelo la asociación Operación 10 para "ayudar a ayudar". En este caso a los niños. Precisamente en una función solidaria coincidió con Jaime Buhigas, director del grupo de teatro independiente Mitá y Mitá con el que lleva actuando un par de años. "Siempre me ha tirado la intepretación y en COU hice un casting para un coro y me cogieron de tenor. Ahora he cantado los autos del Exodo y la Resurrección escritos por Ana Lorite, profesora de San Luis de los Franceses, que Jaime ha llevado al teatro y en el coro de las Primeras Comuniones".

- Ha llegado el momento de hablar de "Pasapalabra" ¿Es el primer concurso en el que participas?¿Con qué te quedas de tu paso por el programa?

No es el primero. También estuve en "¿Quiéres ser millonario?" de Carlos Sobera y con Javier Capitán en "Madrid reta". La verdad es que me encantan los concursos. A "Pasapalabra" fui porque una amiga tenía otra en la producción del concurso y sin previo aviso me apuntó al casting porque buscaban gente. Estuve en 2009 y luego me invitaron al Especial Fin de Año de 2013 donde al empatar con Luis Esteban me gané el derecho a volver. Pero antes tenía que entrar Paz Herrera, una mujer impresionante. Así que a mí me llamaron para un Especial Campeones y pensé ¡qué mala suerte! No es lo mismo enfrentarse a concursantes novatos que a veteranos. Cualquiera de los trece a los que yo he ganado podría haberme ganado a mí. Me quedo con lo bien que lo he pasado, con el buen rollo.

- ¿Hay que entrenar mucho para completar el rosco de "Pasapalabra"?

Yo creo que sí. Yo lo he hecho viendo muchos programas, completando muchos roscos, viendo cómo se juega y tratando de mejorar. Juraría que en los tres últimos años los he visto todos y he jugado en internet, tratando de adelantarme a las respuestas para ganar velocidad. Es fundamental la concentración y saber gestionar el tiempo pero lo más importante es escuchar la definición hasta el final porque a veces la última palabra de la definición es la clave. Por ejemplo, por la C animal que come carne de su misma especie. Si cortas el tiempo en carne y dices carnívoro fallas porque la respuesta es caníval. También hay gente muy buena que necesita poco entrenamiento porque se ha pasado veinte años resolviendo crucigramas.

- ¿Ya tienes más claro lo que vas a hacer con el premio del bote?

Me gusta viajar ¿Te he contado que estuve en Pekin medio año estudiando chino? Pues fue una experiencia de lo más intensa. Por la mañana tenía cuatro horas de clases en chino y por la tarde tenía conversación -casi siempre en chino-inglés- para practicar. Me metí mucha caña y ahora cuando voy a comprar a las tiendas de chinos de aquí o a sus restaurantes les hablo en su idioma para no perder lo aprendido. La verdad es que alucinan un poco y yo más cuando me dirijo a un niño y me dicen que no habla mandarín sino cantonés. Con el premio me gustaría hacer un viaje a Laponia pero quiero arrancar algo a nivel profesional y quizás tenga que esperar. Me hace mucha ilusión conocer el hotel de hielo de Jukkasjärvi, cerca de Kiruna (Suecia). Lo construyen cada otoño y desaparece en primavera. También desplazarme en un gran trineo tirado por perros y ver la aurora boreal. Y quiero seguir colaborando con la Fundación Stop Sanfilippo.

- Y luego está tu club de fans ¿No?

Por supuesto. Mi club de fans está presidido por mis sobrinos Laura, Daniela y Nico. Víctor será presidente tan pronto como aprenda a decir "tío Paco". En realidad yo soy su fan. Incondicional. Daniela sabía que había ganado el bote porque estaba con mi madre cuando la llamé -los programas se grabaron en julio- y no dijo nada. Eso tiene mucho mérito. Yo también hice todo lo posible para que nadie sospechara: anuncié que quería raparme, despisté a los seguidores que se mosquearon tras aparecer mi nombre en la Wikipedia, en la entrada del programa, como ganador del bote... Del resto de la familia, de los amigos -de aquí y de Villacañas-, de mis seguidores en redes sociales también soy fan.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.