www.enpozuelo.es

La cobertura más allá de lesiones y pistas

jueves 28 de febrero de 2019, 11:07h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

La cobertura más allá de lesiones y pistas
Ampliar
Las lesiones más frecuentes en el esquí son: contusión, distensión y fractura. Y las zonas que más se lesionan son la rodilla en Esquí Alpino y la muñeca en Snowboard

Los días de fiesta en los colegio por la Semana Blanca hace que a muchas familias se desplacen a la montaña para practicar el esquí. Los deportes invernales más populares son el esquí alpino y el snowboard pero su práctica entraña riesgos que se ven afectados por las condiciones meteorológicas, la calidad de la nieve y del material empleado y, por supuesto, por el nivel técnico tanto del usuario como del resto de esquiadores.

Según José Miguel Carrillo, Director Médico de AXA Partners, “estar informados y preparados, y contar con materiales de esquí apropiados para cada práctica, son medidas preventivas simples que tienen un gran impacto a la hora de reducir posibles lesiones. Debemos asegurarnos de que estamos adoptando todas las medidas de protección y seguridad que están bajo nuestra mano. Antes de empezar el ejercicio físico es importante tomarse el tiempo de hacer unos sencillos estiramientos para calentar las articulaciones y así evitar la aparición de lesiones”.

Los expertos en seguros de viaje de AXA Partners recomiendan seguir unas instrucciones en pista para reducir las posibles contingencias y evitar caídas que podrían llevar a lesiones de rodillas o muñecas

- Comenzar la preparación antes de subir a las pistas con la elección de un equipo adecuado, además de realizar un calentamiento previo e informarse sobre las pistas, sus condiciones y servicios.

- Subir a las pistas a primera hora, momento en el que las condiciones de la nieve son las mejores.

- Ser consciente del nivel que se tiene y esquiar de forma controlada adaptando la velocidad además de a las condiciones de la nieve, a la capacidad de cada deportista, bien sea esquiador o snowboarder.

- Respetar al resto de usuarios sin crear peligro o perjudicarles. Para esto será necesario ser consciente de los distintos niveles que pueden tener el resto de personas en la pista.

- Controlar los adelantamientos y la preferencia en los mismos. Tener en cuenta que el esquiador que esté delante siempre tiene prioridad y que no se conocen las posibles reacciones del resto de esquiadores por lo que será necesario mantener una distancia prudente con ellos en todo momento.

- Al incorporarse a una pista o reanudar la marcha por ella, examinarla de arriba a abajo para comprobar que no existe peligro.

- Si se necesita realizar una parada, procurar estacionarse en el lateral, evitando pasos estrechos, cambios de rasante o lugares con visibilidad reducida. Recordar también que son estos mismos lugares en los que no se debe ascender o descender a pie.

- Respetar las señales y balizamientos en todo momento y no abandonar la pista.

- Extremar las precauciones al final de la jornada de esquí. Se acumulan varios factores que pueden incrementar el riesgo de accidentes, como el cansancio y el querer disfrutar del último descenso del día antes del cierre de pistas.

- En caso de accidente ayudar sin entorpecer.

El último consejo consistiría en tener un seguro de esquí apropiado, que cubra todas aquellas actividades que se vayan a realizar durante nuestra escapada a la nieve. Es cierto que casi todas las estaciones de esquí ofrecen un seguro propio, que se paga de forma independiente al forfait y que incluye, sobre todo, la asistencia en pistas (recogida por camilleros, atención médica en la estación y ambulancia para el traslado al centro sanitario).

Sin embargo, este seguro puede resultar limitado si se piensa que un viaje de esquí va más allá de la práctica del deporte, donde la realización de actividades lúdicas no exentas de riesgos, no quedarían cubiertas por el seguro de pistas.

Para cubrir estos posibles inconvenientes y dar una cobertura de asistencia en viaje completa, algunas aseguradoras ofrecen un seguros de viaje que no sólo cubren la actividad deportiva mediante las garantías propias de los seguros ofrecidos por las estaciones de esquí (rescate en pistas y gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos y de hospitalización por accidentes durante la actividad deportiva) sino que además también ofrecen protección desde el inicio del viaje y durante el transcurso del mismo.

Si estás pensando en esquiar esta temporada, no olvides estos consejos y conoce bien las coberturas incluidas en los seguros que se adhieren al forfait. Antes de empezar tu viaje, asegúrate de estar bien protegido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.