www.enpozuelo.es

La depilación definitiva, una de las preocupaciones estéticas más comunes del hombre

martes 04 de junio de 2019, 04:00h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

La depilación definitiva, una de las preocupaciones estéticas más comunes del hombre
Ampliar
¿Cansado de afeitarte cada mañana? ¿De tener que ir a depilarte cada quince días o pasarte la cuchilla? La depilación definitiva es uno de los tratamientos más demandados por hombres que se cuidan, especialmente los jóvenes y deportistas.

¿Cansado de afeitarte cada mañana? ¿De tener que ir a depilarte cada quince días o pasarte la cuchilla cada dos? ¿De los dolorosos cortes y de la antiestética foliculitis (pelos enquistados)? La depilación definitiva se ha convertido en uno de los tratamientos de estética más demandados por hombres que se cuidan, especialmente los jóvenes y deportistas. Y es que cada vez hay más hombres preocupados por su estética.

Dicen los estudios que, de media, los hombres emplean más de 3.000 horas de su vida en afeitarse. Cifras que evidencian que invertir en depilación láser no solo es invertir en belleza, sino en tiempo y dinero.

Pero no es oro todo lo que reluce, ni son fiables todas las ofertas que se ven por la calle e internet. Para una depilación definitiva y segura es fundamental acudir a un centro especializado y estar asesorados por médicos que utilicen máquinas registradas, no solo para conseguir los resultados esperados, sino para que la piel no sufra. Y no olvidemos que la piel, el vello y las hormonas del hombre no tienen nada que ver con las de la mujer, por lo que lo más probable es que papá necesite más sesiones, y que las probabilidades de que el vello vuelva a aparecer, eso sí, mucho menos abundante y resistente, sean más altas. De ahí la importancia de acudir siempre a un buen especialista.

VECTUS® de CYNOSURE, la importancia de ponerse en las mejores manos

El láser de diodo, como el del equipo Vectus® de Cynosure, permite personalizar el tratamiento gracias a Skintel™, un lector de melanina único en el mercado, que ayuda a determinar la energía necesaria para el tratamiento en función del estado de tu piel, evitando las indeseadas quemaduras.

Todo comenzó en 1990 cuando Palomar Medical Technologies (hoy Cynosure A Hologic Company), junto con el Instituto Wellman de la Universidad de Harvard, crearon la tecnología láser para acabar con el vello corporal no deseado, siendo pioneros y recibiendo la primera aprobación de la FDA (Food and Drug Administration), en tratamientos de depilación láser. - La FDA es la agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, cosméticos, aparatos médicos, productos biológicos y derivados sanguíneos para personas y animales -. Desde entonces su tecnología ha ido evolucionando y mejorando a pasos de gigante, liderando el mercado y siendo referencia como el mejor fabricante de tratamientos láser del mundo.

Vectus® es la mejor opción médica para los tratamientos de depilación masculina. Un láser de diodo que permite la reducción permanente de vello en variados fototipos de piel y colores de pelo, con las mínimas molestias en el paciente.

Es, además, el equipo de depilación láser con mayor tamaño de spot del mercado, lo que permite una menor duración de los tratamientos. El spot grande (8,7cm2) permite una rápida cobertura de la zona y está indicado para el tratamiento de áreas grandes como espalda o piernas. El spot pequeño permite una mayor precisión del tratamiento y está indicado para zonas pequeñas como patillas, orejas, entrecejo, mentón o axilas.

Incorpora Skintel™, el primer lector cuantitativo de melanina del mercado y aprobado por la FDA para medir el grado de pigmentación de la piel.

Este sistema permite un amplio margen terapéutico de seguridad, estableciendo de forma segura y eficiente el nivel de pigmentación de la piel, proporcionando parámetros adecuados para cada paciente.

También incorpora el sistema de enfriamiento patentado Advanced Contact Cooling, que permite mantener la lente de zafiro a una temperatura de 5ºC, minimizando los riesgos de quemadura y manteniendo el confort del paciente durante la sesión. Además su exclusivo sistema Photon Recycling facilita un alto aporte de energía en cada disparo, reduciendo la necesidad de realizar varias pasadas.

¿Para qué sirve Skintel™?

  • Minimizar el riesgo de quemaduras: ayuda a adecuar la potencia del láser a cada punto de la piel, porque cada zona tiene una cantidad diferente de melanina.
  • Más precisión: mide la melanina de los diferentes puntos de la piel que se vaya a depilar y la envía al equipo láser, y se configuran automáticamente los parámetros más adecuados para el tipo de piel y pelo del paciente.

¿Cómo es le procedimiento?

Durante los tratamientos de depilación, el láser atraviesa la piel alcanzando el folículo piloso. El calentamiento intenso del láser daña el folículo piloso que inhibe el crecimiento del vello.

Tanto para el paciente como para el operador, es imprescindible el uso de gafas protectoras especiales durante todo el tratamiento, con el objetivo de proteger los ojos de posibles efectos secundarios.

A continuación, una vez iniciado el tratamiento, puedes sentir un pequeño hormigueo o escozor en la zona sobre la que se aplica el láser. En función del umbral del dolor de cada paciente, se aconseja utilizar una crema anestésica que minimice las molestias.

El tiempo de cada sesión puede variar desde los cinco minutos hasta las dos horas, dependiendo de la extensión y la zona a tratar.

La duración total habitual del tratamiento es de entre tres meses y uno o dos años, aunque este periodo puede fluctuar dependiendo del tipo de tratamiento, piel y persona.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.