www.enpozuelo.es

Consejos para disimular y corregir los complejos físicos que más nos atormentan

miércoles 27 de julio de 2022, 11:31h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Consejos para disimular y corregir los complejos físicos que más nos atormentan
Ampliar

Nutritienda da las pautas que hay que tener en cuenta ante esta situación

La preocupación por la imagen es, hoy en día, cada vez más visible en la sociedad, el culto al cuerpo se ha vuelto la prioridad en muchas personas, convirtiéndose en una obsesión. Según datos que maneja www.nutritienda.com, la empresa online líder en productos de salud y belleza, siete de cada diez españoles no está satisfecho con su aspecto físico, o, por lo menos, no con todo. Siempre hay algo que se quiere cambiar y que crea inseguridad. Los estereotipos, el tener un cuerpo perfecto y la necesidad de verse bien y sobresalir, ha hecho que muchas personas, en especial la gente joven, tengan muchos complejos y no les guste su cuerpo, llegando a provocar, en los casos más extremos, ansiedad, malestar e incluso depresión. Pero, ¿qué es realmente un complejo?. Un complejo es la disconformidad por algo del aspecto físico que causa rechazo, inseguridad y bajada de autoestima. Hoy en día los complejos que afectan a más españoles son: manchas en la piel, celulitis, acné, alopecia y los “michelines”.

En los meses de verano, además, surgen más inquietudes que en el resto del año ya que en bañador se hacen más visibles ciertos complejos que en otras épocas no se ven, como la celulitis. Son meses en los que se empiezan a hacer dietas extremas que no son buenas para la salud y las personas se obsesionan por defectos físicos que pueden ser reales o incluso solo verlos uno mismo, esto es conocido como dismorfofobia. Estos complejos pueden alterar el día a día de las personas. La falta de aceptación, incluso, puede derivar en un aislamiento social y en una obsesión por intentar esconder ese “defecto” que que produce vergüenza. Por ello, los expertos de Nutritienda.com nos dan una serie de consejos:

1. Todo el mundo tiene defectos, hay que tomarlos con naturalidad y no acomplejarse, no hay que ser perfecto.

2. Hay que llevar una vida saludable y mejorar los hábitos alimenticios, así muchos “defectos físicos” mejoraran.

3. No hay que obsesionarse con las redes sociales, cada vez son más las personas que suben a diario fotos de ellos mismos que son comentadas y seguidas por gente que ni les conoce y pueden llegar a ser juzgados solo por su aspecto físico.

4. No hay que buscar aprobación de los demás, hay que tener criterios propios.

5. Hay que intentar ser positivo y no ver defectos donde no los hay.

Para luchar contra los complejos físicos lo mejor es aceptarlos, y una vez aceptados se puede trabajar para intentar reducirlos o incluso camuflarlos para verse mejor. Nutritienda.com da unos consejos para disimular y corregir los complejos que más atormentan a los españoles:
1. Manchas en la piel
En verano hay que tener especial cuidado con las manchas en la piel, aunque el sol no es el único responsable de las manchas, su exposición prolongada puede hacer que estas se multipliquen y agranden.
Antes de salir de casa es conveniente echarse protección solar, pero no solo al ir a la piscina o la playa, sino simplemente cuando se sale a la calle, hay veces, que, aunque uno no se dé cuenta, el sol está afectando a nuestra piel. De hecho, hay que aplicarse protección solar durante todo el año, aunque ocho de cada diez personas reconocen que solo la usan en playas y piscinas.
Además de las cremas es importante estar hidratado ya que la deshidratación puede hacer que la piel se reseque y se descame aumentando el tono desigual de esta.
Cuidar la alimentación también es fundamental, hay alimentos como las granadas y las uvas que contienen ácido elágico, que blanquea la piel, la vitamina C de muchas frutas como la naranja, el pomelo o el kiwi potencian los niveles de colágeno, la vitamina E que contienen las verduras de hojas verdes regenera la piel, y los antioxidantes de muchos alimentos luchan contra el envejecimiento y hacen que la piel luzca sana.
Si aún así no se han podido prevenir las manchas, hay tratamientos y cremas específicas para despigmentar e intentar atenuar lo máximo posible las manchas.
2. Celulitis
La celulitis es lo que comúnmente llamamos “piel de naranja”, son protuberancias en la piel que parecen hoyuelos. Aparece, sobre todo, en las piernas y los glúteos, y es uno de los complejos que más atormentan en verano, especialmente a las mujeres, ya que, al utilizar prendas más ligeras o pasar mucho tiempo en bañador se hacen más visibles.

Lo mejor para intentar disimularla y corregirla es llevar una alimentación equilibrada rica en verduras y frutas, en muchas ocasiones la celulitis se agrava por la retención de líquidos, por lo que alimentos como las alcachofas, espárragos, apio, sandia, pepino, piña, son buenos para intentar reducirla.

El sedentarismo es otro motivos fundamentales que hace que aparezca la celulitis, por ello, es muy importante mantenerse activo para reducirla lo máximo posible. Los ejercicios que más ayudan son las sentadillas, la patada lateral, abdominales y zancada, se pueden hacer diariamente con varias repeticiones. Aunque simplemente salir a pasear o correr todos los días una hora, o nadar en la piscina o en el mar ya ayudarán a combatirla.
Además de la alimentación y el ejercicio, es fundamental mantenerse hidratado, y más en esta época del año, un bajo consumo de agua causa estragos en el organismo y en nuestra dermis. El agua ayuda a la eliminación de toxinas, regula el metabolismo y mantiene la piel hidratada y tersa. Por lo que es imprescindible beber dos litros de agua al día.
Además, para movilizar los depósitos de grasa también es conveniente realizarse masajes de manera suave en la zona afectada, lo ideal es con una máquina o rodillo especial pero también se puede hacer con un guante o con la yema de los dedos, estos masajes se pueden hacer con crema o aceites específicos para la celulitis.
Si después de todo esto no hemos conseguido reducir la celulitis, siempre se puede disimular con maquillajes especiales para piernas y glúteos y con cremas bronceadoras que hacen que la celulitis se camufle.
3. Acné
El acné se produce, en la gran mayoría de las veces, debido a desajustes hormonales, mala alimentación o estrés. El 80 % de la población lo ha tenido en algún momento de su vida, y es uno de los complejos que más atormentan, sobre todo a los adolescentes, ya que cuatro de cada diez jóvenes que tienen acné sufren ansiedad y se sienten avergonzados.
Para intentar mantenerlo a raya lo primero que hay que hacer es conocer el tipo de piel que se tiene para, de esta forma, poder tratarla convenientemente, y saber qué productos son los mejores para ella. Normalmente las pieles con acné suelen ser grasas, pero no siempre es así, también puede deberse a que la dermis está deshidratada.
Para cuidar nuestra piel es importante hacer una rutina todos los días y limpiarla antes de acostarse, ya que por la noche se activa la renovación celular y, si no está limpia, los poros se obstruyen y esto provoca que no haya oxigenación, lo que provoca que aparezcan más granitos y puntos negros.

Siempre hay que usar productos de buena calidad y con ingredientes respetuosos con la piel. El ritual de belleza que hay que seguir para intentar disminuir el acné es:

- Hacer una limpieza profunda, para ello, es conveniente limpiar la piel con un jabón específico y agua templada, de esta manera, los poros se abren y la piel se oxigena.

- Usar agua micelar para que la piel recupere vitalidad.

- Hidratar nuestra piel aplicando la crema que mejor se adapte a ella.

- Además, una o dos veces a la semana es bueno exfoliar para eliminar las células muertas.

¡Y mientras dure el acné, hay que tener paciencia y no tocarse para que no salgan más!

4. Alopecia
La alopecia es otro de los grandes complejos que tienen los españoles, predomina más en los hombres que en mujeres, de hecho, cuatro de cada diez españoles la sufren.

El verano es uno de los momentos más complicados para los que padecen este complejo, ya que, al mojarse el pelo se nota más la falta de este y las entradas se hacen más pronunciadas. Además, durante el verano el pelo sufre mucho y puede parecer más descuidado por el exceso de sol, el cloro y la sal que lo daña y seca.

Uno de los mejores remedios para disimular la falta de cabello es el uso de gorras o sombreros, no solo camuflan el problema, si no que, además, protege contra los rayos del sol, ya que las quemaduras del cuero cabelludo y la deshidratación de la fibra capilar hacen que el pelo se caiga más.

Otro de los grandes enemigos del cabello es el secador, los meses de verano son los mejores para aprovechar el calor del ambiente y dejar que el pelo se seque al aire, esto hará que este luzca más sano y fuerte.

Al tener más tiempo libre, se puede aprovechar para utilizar productos específicos para cada tipo de cabellos, como por ejemplo, aplicarnos mascarilla un par de veces a la semana ya que regula el sebo, estimula su reparación, además de darle brillo y luminosidad.

También es importante cuidarse por dentro con alimentos ricos en hierro como las legumbres, frutos secos, almejas, berberechos; ricos en vitaminas A, B y C como las espinacas, las zanahorias, las naranjas; con Omega 3 como el salmón o con Omega 6 que estimula el crecimiento del cabello como el aguacate, los huevos o el pollo.

Por último no hay que olvidar acudir a un especialista para que nos haga una exploración y nos ponga el tratamiento que mejor se adapte a nosotros. Los productos que contienen minoxidil son realmente eficaces.

5. “Michelines”
La tripa y sus correspondientes “michelines” es otro de los complejos que más nos preocupan en verano, vestidos se pueden “disimular”, pero en bañador es prácticamente imposible. Tener tripita en la mayoría de los casos se debe simplemente a una acumulación de grasa, pero también puede esta provocada por problemas digestivos como los gases, estreñimiento o retención de líquidos. La mayoría de las veces es debido a una mala alimentación, desajustes hormonales y estrés.

Para intentar reducir la tripa y sentirse mejor es conveniente seguir una dieta equilibrada evitando el azúcar y los alimentos procesados; consumir fibra; estar bien hidratados; comer despacio y masticar mucho para saciarse antes, hacer mejor la digestión y reducir los gases; no tomar bebidas con gas ni alcohólicas y sustituirlas por agua, zumos naturales o infusiones; evitar llevar una vida sedentaria y aprovechar el verano para nadar y hacer ejercicio al aire libre.

Noelia Suarez, directora de comunicación de Nutritienda.com, ha dicho: “Cada vez nos preocupamos más por el aspecto físico, pero no hay que obsesionarse, lo mejor es aceptar nuestros complejos y aprender a quererse a uno mismo y no tratar de buscar la aprobación de los demás. La perfección no existe y hay que asumir que hay defectos que nos pueden acomplejar, pero hay que tomarlos con naturalidad, desde Nutritienda.com animamos a todos a luchar contra los complejos y aceptarlos, e intentar trabajar para reducirlos y disimularlos para verse mejor”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios