www.enpozuelo.es

¿Qué es el ácido lactobiónico y por qué se ha puesto tan de moda?

miércoles 25 de enero de 2023, 08:55h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

¿Qué es el ácido lactobiónico y por qué se ha puesto tan de moda?
Ampliar

Los ácidos están cada vez más de moda. Son unas sustancias químicas o naturales que, como actúan en la piel estimulando la exfoliación natural, mejoran su aspecto. Bionic Complex contiene un cóctel de ácidos: lactobiónico, glicólico y salicílico.

Los ácidos en cosmética están cada vez más de moda. Son unas sustancias químicas o naturales que actúan en la piel estimulando la exfoliación natural de las células epidérmicas del estrato córneo, al interferir en los enlaces intercelulares entre las células. Como elimina las células más antiguas, mejora el aspecto exterior de la piel.

Los hidroxiácidos, en concreto, tienen la capacidad en la dermis, y de estimular la producción de ácido hialurónico; mejorar la calidad de las fibras de elastina y la densidad y cantidad de colágeno con lo que logramos una mayor resistencia de la piel. Hay varios tipos: los alfahidroxiacidos o AHAs, ácidos carboxilados hidrosolubles; los betahidroxiácidos o BHAs son liposolubles y penetran en la piel a través de los folículos sebáceos y los polihidroxiacidos o PHAs son igualmente hidrosolubles, pero mucho más grandes, por lo que la acción es mucho más superficial. A esta última clase pertenece el ácido lactobiónico, junto con la gluconolactona.

El ácido lactobiónico se obtiene de la oxidación de la lactosa y es muy soluble en agua. Es de los más novedosos y es específico para pieles sensibles, incluso con acné o rosácea, porque es el menos irritante de todos los ácidos, al tener un efecto exfoliante suave y ser más hidratante. Además, también es antioxidante, por lo que ayuda a la regeneración de la piel y a que no envejezca prematuramente, pudiéndose utilizar incluso con el sol.

LAVIDERM BIONIC COMPLEX

Bionic Complex es un tratamiento de renovación celular con efecto antioxidante e hidratante, apto para todo tipo de pieles, con los beneficios añadidos de los alfa y beta hidroxiácidos, idóneo para el cuidado diario incluso de pieles grasas y sensibles o como producto pre y post-peeling químico, puesto que permite preparar y hacer más receptiva la piel.

Se trata de un gel facial no graso que se debe aplicar dos veces al día (mañana y noche) sobre la piel limpia, a través de un ligero masaje circular ascendente, previo al tratamiento antienvejecimiento de cuidado diario recomendado, a modo de sérum. Entre sus principios activos destacan:

  • Ácido lactobiónico: activo de última generación obtenido por oxidación del disacárido lactosa. Se trata de una molécula de galactosa unida a otra de ácido glucónico, capaz de promover la renovación celular. Adicionalmente, ayuda a inhibir la producción de radicales libres y a mejorar la función barrera.

  • Ácido glicólico: activo con una larga trayectoria y cuya fuente natural es la caña de azúcar, que complementa la acción renovadora del ácido lactobiónico a un nivel menos superficial, gracias a su bajo peso molecular. Esto le permite alcanzar niveles más profundos, consiguiendo una mayor estimulación celular dentro del proceso de renovación y regeneración de la piel, y proporcionando al mismo tiempo una mayor hidratación, debido a su carácter higroscópico.

  • Ácido salicílico: polvo cristalino liposoluble que corrige la hiperactivación sebácea y evita la proliferación bacteriana, anomalías frecuentes en pieles grasas o con tendencia acnéica, además de ofrecer un aspecto más uniforme y saludable.

  • Agua de hamamelis: infusión acuosa con alto poder antioxidante y antiinflamatorio. Por su contenido en galatos y taninos, es astringente, hemostática y bactericida, mientras que por la presencia de heterósidos flavónicos tiene actividad vasoconstrictora.

  • Bisabolol: proviene del aceite esencial de la flor de manzanilla y ejerce una acción calmante y antiinflamatoria. Además, su poder suavizante y emoliente lo hace fácilmente tolerable por todas las pieles, incluso las más sensibles.

  • Vitamina F: constituida por tres ácidos grasos esenciales, estimula la actividad celular, participa en la barrera cutánea, aporta efecto calmante y evita la pérdida de agua transepidérmica, lo que permite recuperar y mantener el grado de hidratación normal de la piel.

  • Coenzima Q10: desarrolla una excelente actividad antioxidante, complementaria a la del ácido lactobiónico. Además, evita la degradación de elementos estructurales cutáneos fundamentales, como el colágeno y la elastina, responsables de la firmeza y la elasticidad de la piel.

PVP: 35,15 € (30ml)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios