www.enpozuelo.es

Miriam al desnudo o la comedia agridulce

martes 18 de octubre de 2011, 07:53h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Decía Miriam Díaz-Aroca, hace unas semanas y con testigos, que en "100 m2" se desnuda sobre el escenario. Tiene razón. El sábado lo hizo en el Mira Teatro dejando al descubierto la capacidad de esta "adorable vecina" para enfrentarse a nuevos retos. Y salir airosa.

Porque no es fácil poner en escena un personaje "reprimido" y dramático como el de Sara y además dar la réplica a Lola, María Luisa Merlo, en una obra como la vida misma. Con alegrías y penas. Con risas y llantos. En "100 m2" a los actores, también a Miguel Vigil, les suceden las cosas mientras están ocupados en hacer otros planes. Lo decía John Lennon en una canción...

La obra que dirige Juan Carlos Rubio también es una canción; un sencillo -solo en apariencia- canto a la vida que reflexiona sobre la condición humana. Miriam Díaz-Aroca camina segura sobre una partitura más agria que dulce que poco tiene que ver con ella y con su voz. Segura sobre sus tacones hasta que su mundo se tambalea. Llega el desnudo de Miriam y el derrumbe de Sara. Más inquietante por inesperado. A estas alturas de la representación en el patio de butacas las emociones estaban a flor de piel.

Presentadora, Burbujita, Clara, Chica Almodóvar...

Quien le iba a decir a Miriam Díaz-Aroca cuando estudiaba periodismo o cuando presentaba Cajón Desastre o cuando rodaba una campaña navideña para Freixenet que brindaría muchas veces con cava para celebrar sus éxitos como actriz. Gracias a la deliciosa cinta de Fernando Trueba, "Belle Epoque", tiene un pedacito de Oscar de Hollywood y gracias a Pedro Almodóvar la recordamos en "Tacones Lejanos". En los platós de televisión se ha movido siempre como pez en el agua. Ahora prefiere el teatro y tras los musicales "La Cenicienta" o Miriam en el país de las maravillas nos sorprendió con el clásico "Lisístrata" en el Teatro Romano de Mérida. Después con "Adulterios" bajo la dirección de Verónica Forqué, también vecina, y ahora con "100 m2".

Lo extraño es que a Miriam Díaz-Aroca le quede tiempo para sus facetas de madre y empresaria; tiene productora propia, MDA productions. Le queda, lo estira y reserva un poco para los demás; sus monjas, sus niños y sus héroes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.