www.enpozuelo.es

Ana Robles: "Pozuelo no puede renunciar a su legado"

viernes 23 de marzo de 2012, 08:07h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El gusanillo vive en Ana. Una profesora se lo regaló en bachillerato. Para que lo cuidara y lo mimara. Lo suyo era la Historia del Arte y tras finalizar la carrera en la Autónoma puso una pica en Paris. En el Museo del Louvre. La museología es hoy su modus vivendi y salvaguardar el patrimonio de Pozuelo su amor al arte.

Ana Robles es una privilegiada porque disfruta con su trabajo. Apasionada de la cultura, diversifica tanto sus tareas que no le vendría mal algún día de 48 horas para canalizar todas las ideas que le rondan por la cabeza. Su imagen dista tanto del ratón de biblioteca que cuesta creer que a la formación haya dedicado muchos años. Nació en los ochenta pero no ha perdido el tiempo.

En las clases de María Jesús Julián, su profesora de Historia del Arte, descubrió su vocación y desde entonces no ha dejado de correr. Ni está dispuesta a hacerlo. Dice que no se ve sentada en una oficina realizando expedientes. Que a ella le va plantear proyectos, supervisarlos, gestionarlos. La inquietud se percibe a través de sus ojos que brillan más al recordar su etapa parisina o zarzuelas en Rumania. Pero vamos por partes ¿Cómo comienza todo?

- Estudiando Historia del Arte en la Universidad Autónoma. Luego he seguido formándome en distintos campos por abarcar más facetas relacionadas con mi carrera. Lo primero que hice al acabar la facultad fue un curso de perito de obras de arte y durante un tiempo me dediqué a valorar objetos como piezas de cerámica, vidrio o porcelana. Luego me fui a Paris, en principio para cuatro meses pero acabé quedándome un año. A trabajar al Museo del Louvre y a vivir en el típico apartamento pequeñito; cuarta planta sin ascensor.

- Carretera, manta y maleta ¿A la aventura?

- Como hablo francés había mandado un curriculum al Museo del Louvre, se interesaron por mí y la aventura parisina fue increible. Colaboré en un proyecto internacional de videoarte que el Louvre desarrollaba en colaboración con el Foro de Arte Contemporáneo de Luxemburgo. Participaron artistas españoles, chinos, japoneses, argentinos. En Paris conocí a mis mejores amigas. Y al volver me seguí preparando. Me puse a hacer otras cosas. Como interesarme por un tipo de cerámica poco habitual y publicar un artículo en la revista Descubrir el arte. O cursar un master en Gestión Cultural. Hice las prácticas en la Asociación Española de Museólogos y tuve la suerte de quedarme. De eso hace un par de años.

- ¿En qué consiste tu trabajo en la Asociación Española de Museólogos?

- Es un puesto de gestión cultural. Soy ayudante de la presidenta, Ana Carro. La principal misión de la asociación es divulgar los principios de la Nueva Museología y contribuir a la consolidación de la profesión de los museólogos españoles y extranjeros favoreciendo su relación con la sociedad. Y la nuestra van del diseño y la realización de proyectos a la coordinación de la Revista de Museología, una publicación con más de diez años de vida que recoge noticias variadas relacionadas con museos españoles o extranjeros. Acabamos de terminar un número dedicado a los museos de Rumania.

- Vamos que ya eres una experta museóloga...

- Bueno todavía me queda mucho por aprender. De hecho estoy realizando un curso para obtener un diploma en Museología y Museografía. Pero la verdad es que los de España los controlo más o menos. Conozco a la mayoría de los directores. A unos les hemos pedido artículos para la revista y con otros trabajamos en un proyecto tan ambicioso como enriquecedor. Se llama Visiones de España y es una panorámica de los museos muy distinta; una web financiada por el Ministerio de Cultura a la que nosotros aportamos los contenidos. En ella hemos colgado vídeos sobre diferentes museos o casas museo con el objetivo de difundir la riqueza cultural de nuestro país. Es un trabajo arduo que a veces se complica ya que algunos espacios son de arte contemporáneo y no podemos grabar porque todavía tienen derechos de autor. Aún así hemos logrado que algunas viudas de artistas, de forma desinteresada, nos hayan dado permiso para obtener imágenes.

- ¿Qué es lo más bonito de Visiones de España?

- Que además de ser muy interesante no para de crecer. Cada vez tenemos más producciones audiovisuales y poco a poco hemos abierto nuevas líneas de trabajo. El chocolate ha sido uno de los temas que hemos puesto en relación con piezas existentes en museos españoles que tenían que ver con el chocolate o con lugares como el Jardín Botánico que tiene plantas de cacao. Este año hemos apostado por los personajes ilustres y los hemos vinculado a sus Casas Museo. La de Cervantes en Alcalá de Henares, la de Lope de Vega en Madrid o la de Wolf Vostell en Malpartida. Yo creo que lo bonito de Visiones de España es que es una iniciativa muy didáctica con la que despertamos la curiosidad del internauta que acaba visitando el museo. Es una gozada de proyecto.

El caso rumano y el patrimonio de Pozuelo

Con tan sólo una visita a Visiones de España una se da cuenta de todas las maravillas que se está perdiendo. Hay muchos mundos por descubrir sin salir de España pero puestos a cruzar fronteras podemos viajar a Rumania -sin separarnos de la pantalla- para conocer sus museos. O para presumir de lo castizo. Ana Robles revive cada día el caso rumano: un ciclo de zarzuela y un auditorio lleno hasta la bandera. Más de 300 personas disfrutando de Agua, Azucarillos y Aguardiente con músicos rumanos y subtítulos. Una experiencia fria solo en su acepción climatológica.

Ana Robles sabe mucho de diplomacia. Porque también trabaja como guía en el Museo Reina Sofía y realiza visitas privadas, de protocolo, para embajadores y políticos. Con sus explicaciones en perfecto francés Alain Juppé descubrió alguno de los secretos de El Guernica y Moratinos recorrió junto a ella las salas de la pinacoteca. Esa diplomacia le ha ayudado en su cometido de proteger el patrimonio de Pozuelo. Diplomacia que no ha evitado sin embargo que, en alguna ocasión, le hayan entrado ganas de parar las máquinas a más de un jefe de obra.

- ¿Cuál es tu misión en la Asociación Cultural La Poza?

- Mi misión es salvaguardar el patrimonio de Pozuelo y desarrollar proyectos que supongan su conservación. La ciudad no puede renunciar a su legado que es mucho. Y desconocido. Debido a la especulación de terrenos se ha perdido bastante porque se ha excavado donde no se tenía que excavar. Ni uno solo de los Equipos de Gobierno que ha tenido Pozuelo ha hecho cartas arqueológicas de zonas de la ciudad que han sido lugares de hallazgos paleontológicos. Tampoco existe un catálogo de bienes a proteger y cada vez nos quedan menos. Me cuesta entender como los políticos no se dan cuenta de que somos uno de los pocos municipios de la región que tiene un viaje de agua, un conjunto hidráulico de 600 metros, que nace en La Poza. La decisión adoptada en pleno de conservar el lavadero supone un pequeño paso para nosotros pero queda mucho camino por recorrer. Me gustaría que el entorno se convirtiera en Centro de Interpretación donde los vecinos puedan descubrir el pasado, las tradiciones y la vida y los oficios en torno al agua: lavanderas, curtidores, hortelanos... No hace falta invertir mucho, es una cuestión de voluntad y de unos pocos paneles explicativos.

Explicaciones... Ana Robles las tiene para todo. Bueno para casi todo. Todavía no se explica la decisión de tirar el viejo ayuntamiento y el muro de Huerta Grande, con incrustaciones de bala, que podría haberse levantado a finales del siglo XVIII. Tampoco la de explosionar los nidos de ametralladora del Cerro de los Perdigones para construir el ESIC. Y me explica que está convencida de que debajo de Zielo Shopping Pozuelo puede haber tesoros por descubrir como los restos árabes que aparecieron durante las obras del Metro Ligero. Porque es área del Manzanares documentada como zona paleontológica desde 1923.

Explicaciones... Dice que se las daría a Iker Casillas y Sara Carbonero en una ruta guiada hasta la Cruz de la Atalaya. Esa que tienen en frente de su casa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.