www.enpozuelo.es

Charlando con Martita en Pozuelo

miércoles 26 de septiembre de 2012, 07:41h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Con la ropa de entrenar y una sonrisa de oreja a oreja. Así apareció por la puerta de la cafetería Marta Ortega, una joven y encantadora jugadora de pádel a la que todos en el mundillo llaman Martita. Acababa de ganar el campeonato de España de Menores y estaba a punto de volver al cole.

Martita recuerda que su relación con el deporte comenzó con el baloncesto en el Colegio Estudio donde ahora cursa 4º de la ESO. Dice que era muy pequeñita y que compaginaba los tiros a canasta con las clases de inglés porque como en el centro no ponen deberes hasta que no eres mayor le sobraba tiempo. También que llegó a competir un año. Hasta que el pádel se cruzó en su camino. "Mi padre jugó al tenis mucho tiempo antes de practicar pádel y decidió apuntarme porque pensó que tenía más futuro y porque sabía que era más llevadero".


- A juzgar por los resultados de aquella decisión donde puso el ojo puso la pala ¿no?

Bueno... sí (risas). Y que aquello me gustaba mucho. Comencé a recibir clases y a entrenar dos días a la semana pero tenía ganas de más así que contactamos con un padre que tenía a su hija en el circuito de menores y nos explicó el tema de la competición. Nos atrevimos y empecé a competir con diez años en la categoría benjamín de segundo año. Tuvimos la suerte de ganar el primer torneo disputado en Badajoz y todos los demás hasta que en el campeonato de España perdimos en la final. Por eso les tengo una mezcla de respeto y cariño a los campeonatos de España. Puedes pasarte todo el año trabajando y no ganar.

- Con tan sólo diez añitos y madera de jugadora profesional de pádel ¿Lo descubres tú o lo descubren otros?

Recuerdo que era mi primer torneo. Yo era muy chiquitita y mis padres tuvieron que marcharse porque surgió un problema familiar. Así que me quedé sola en mi primer torneo. Lo pasé muy mal pero me di cuenta que habíamos ganado entrenando muy poquito. Y entonces pensé pues si entreno más y le dedico más tiempo esto se me puede dar bien. Además acabo de comenzar... Seguí al año siguiente y nos ganaban chicas que nos sacaban medio metro y que pesaban más. Lo lógico, vamos. Después hicimos una mezcla de parejas, comencé a cambiar de categoría y me centré en la competición.

- Hoy eres la jugadora más joven del circuito de pádel femenino. Eso ¿Cómo se lleva?

¿Ser la más joven del Pro Tour femenino? Pues se lleva muy bien. Todos me miman. A mi me encanta porque juego los menores, los absolutos de la madrileña, los profesionales y está genial. Me conoce todo el mundo. Me dicen Martita ven que te enseño esto, ven que te enseño lo otro. Oye a ver tu pala. Me cuidan y me tienen en palmitas. Soy como el juguete de todos.

Apoyo y coordinación

Pero el pádel no es un juego sino un deporte. Que aspira a convertirse en olímpico. Que requiere dedicación, horas de entrenamiento físico y técnico. Porque además de estar en forma hay que aprender a diario. Cuando Martita juega no piensa en que es la mejor. Pero lo es. A la pista sale a hacer su juego y a respetar al contrario. También a divertirse. Hasta cierto punto. "Cuando llegas a un torneo y has viajado, te has gastado dinero en gasolina y hotel tienes que tener la cabeza en su sitio y pensar que tanto esfuerzo va a merecer la pena".

- Sobre todo el económico porque el pádel no cuenta con demasiados apoyos por parte de las marcas ¿no?

La verdad es que un gran apoyo no hay y la práctica del deporte genera muchos gastos. Yo estoy muy contenta porque tengo dos patrocinios. Kaitt Excellence que me proporciona ropa, pala y paletero y la firma k-swiss de mis zapatillas. Además cuento con dos apoyos externos que son un club de Toledo y una empresa de instalación de pistas. En mi caso todo es más complicado porque soy menor. Hasta recuperar el esfuerzo realizado porque la mayoría de los premios son copas y trofeos. Antes nos daban una camiseta y una gorra pero ahora es raro.

De los de antes ya no queda casi nadie. Como dice la canción de Celtas Cortos. Muchos de los que Martita conoció en sus comienzos han dejado el circuito de menores. Porque como ella han crecido. "Como yo empecé tan pequeña me hice amiga de los mayores y se van marchando poco a poco. A algunos los veo en el circuito profesional pero a otras no las veré. Hay niñas que cuando dejen los menores no seguirán porque todo es más duro".

- ¿Lo dices con conocimiento de causa?

Claro. Pasar de menores al circuito absoluto es muy difícil y supone un gran cambio. Para mí lo ha supuesto. En los menores tienes a tus padres al lado continuamente o a tu entrenador. En el absoluto dependes de tí misma, te ves más sola y lo que hagas es una satisfacción propia. Para la selección madrileña absoluta tienes que tener 15 años. A mi me seleccionaron el año pasado y no pude ir porque no los había cumplido. Para el mundial hay que tener 17 años. Yo iba a jugar este año por parejas pero tampoco he podido. Otra vez por la edad. Pero ya se me han acabado todas las reglas porque ya tengo 15 años y dentro de dos voy al mundial porque tendré 17.

Martita crece y eso hace que todo cambie. También su coordinación. Dice que se lo han explicado muchas veces, sobre todo cuando se enfada porque no le salen los golpes, pero ella sigue sin entenderlo. Quizás por eso se plantea estudiar medicina y especializarse en traumatología ligada al deporte. Seguro que lo consigue porque su media del curso pasado fue de 9,63. Este año combinará clases extraescolares de inglés con entrenamiento físico -carreras en la pista de atletismo del Valle de las Cañas incluídas- y técnico -estrategias y golpes a lo Matías Marina-. Roberto y Adrián estarán a asu lado.

Y con sesiones de cine. Le encanta disfrutar de una buena peli pero no siempre acierta a la hora de seleccionar historia. Por eso se deja asesorar via whatshapp. Claro que siempre puede aprovechar la coyuntura para echarse unas risas bajitas practicando lanzamiento de palomita con Clara y compañía.

Klausete, Jonasita y Dani Romero

Seguro que la cinco veces campeona de España y campeona del Mundo por parejas en 2009 y 2011 sacará tiempo para disfrutar de su perro, Klausete, y sus dos tortugas. Y de Jonasita, su oveja de peluche con balido alemán que siempre le acompaña, y Maria Antonia, su muñeca preferida con armario, cuna y maleta. Ellas le gustan tanto como los tweenies, unos personajillos de la BBC, a los que ha visto hasta en el teatro.

Ahora que para favoritos... un temazo musical que le ha traído suerte en el campeonato de España. Martita asegura que escuchaba al menos el primer minuto y medio antes de los partidos. La canción en cuestión: Agáchate de Danny Romero. Me la pone en su smartphone con carátula anglosajona para que la escuche. "Me trae buenos recuerdos y el baile de una amiga cerca del juez arbitro".

Y para favoritas... Carolina Navarro, Cecilia Reiter, Alejandra Salazar, Valeria Pavón y, por supuesto, su pareja en el circuito profesional, Esther Lasheras.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.