www.enpozuelo.es

En Pozuelo, al aire de Rumba Flamen-K

lunes 05 de noviembre de 2012, 08:57h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Si sus comienzos fueran una película, como El rock de la cárcel, llevaría por título La rumba de la piscina. El hilo conductor también sería una guitarra. David, Juankar y Andrés comenzaron su relación musical hace tres años, al calor del verano y los chapoteos, y la pasearon por calles y parques de Pozuelo.

Jóvenes, flamenquitos y sin complejos, los chicos de Rumba Flamen-K presentaban Yurelé, su primer trabajo discográfico, el viernes en la madrileña sala Zanzivar. Pero hasta llegar a los aledaños de la Sociedad General de Autores han pasado muchas cosas. Hasta un open de lucha de brazos.

Todo comenzaba hace tres veranos en la piscina de una urbanización de Pozuelo. Juankar trabajaba allí y su amigo David decidió hacerle una visita con la guitarra que le había regalado su bisabuelo, Emilio Mochales. El socorrista le dijo que sabía tocarla. Con los primeros punteos David se arrancó por Andy & Lucas y a partir de ese momento los bañistas disfrutaron de música en directo; alegres cancioncillas de grupos muy diferentes. Porque David se atreve con todo. De oído y con la práctica de sus años de ducha lo mismo canta como Álex Ubago que versiona a Los Caños o a Mónica Naranjo -como su tía-. Y en esas estaban cuando apareció Andrés. Es de barrio y veinteañero; como ellos. Pozuelero de adopción. Lleva el flamenco en la sangre y dice que en la tripa de su madre ya daba palmas. También que cuando se encontraron la liaron pardísima. Por entonces, animados por Gonzalo y Manuel, otros chicos de su pandilla, escribieron la canción Noches Enteras y grabaron un videoclip casero. Así nació Rumba Flamen-K ¿no?

- David: aquello fue el principio y mira aquí estamos. Buscamos un nombre para el grupo y valoramos otros como De Rumbaos. Nos quedamos con Rumba Flamen-K porque visualmente nos gustó mucho. Además define lo que hacemos, flamenco fusión. Cada uno tiene sus gustos y su personalidad a la hora de cantar; Juankar tiene la voz más rota y recuerda más a Estopa, Andrés es más de quejido. Pero a todos nos une el amor por el flamenco. Juankar: el flamenco es una pena y los temas de los grandes artistas beben de las mismas fuentes que los nuestros; la vida de la calle, el amor y el desamor... pero no queremos fijarnos en nadie ni copiar el estilo de ese o del otro. Andrés: hacemos lo que nos sale, vamos a nuestro aire.

Del barrio al fin del mundo y Yuleré

A ese aire que llevan años respirando en Pozuelo. Ese que huele a asfalto, a banco de parque, a taberna de raciones. La vida desde un barrio se ve, se vive de otra manera. Eso cree Juankar, el único componente de Rumba Flamen-K que viene de familia de músicos. Aprendió a tocar la trompeta a los tres años y a los siete con su banda Caso Aparte hacía música rock, punk y ska. Comenzó en La Lira de Pozuelo y dice que allí aprendió mucho. Luego pasó al conservatorio. En aquella época su banda sonora eran Barón Rojo, Los Suaves y Reincidentes. Hoy trabaja como músico profesional en la Orquesta Diamante y lo primero que hace cuando se levanta es poner Radiolé. Para escuchar temas versionables. En lugares tan atípicos como Pontevedra. Una noche carnavalesca...

- David: nos contrataron en febrero de 2010 para cantar en la otra punta del país. Hasta entonces solo habíamos actuado en bares de colegas y por amor al arte. Así que le pedí el coche a mi padre y a Pontevedra que nos fuimos contemplando la nieve en el camino. Juankar: el dueño del pub contactó con nosotros por un anuncio que teníamos en internet de grupo rumbero se ofrece para conciertos y cuando llegamos allí resulta que teníamos que animar una fiesta de carnaval en la que chicos y chicas habían intercambiado papeles. Ellos con vestido de flamenca y ellas con pantalones y tirantes. Andrés: aquello fue una locura y un cachondeo. El escenario era tan pequeño que la gente nos empujaba, nos quitaban los instrumentos... David: pero lo pasamos muy bien y comimos mejor; nos invitaron a cenar marisco, nos pagaron el hostal y nos trataron estupendamente. Le regalé mi sombrero al dueño del pub que quedó encantado con nuestras versiones de Andy & Lucas, El Barrio y El Arrebato.

Aquella experiencia en el fin del mundo -comenta David- les hizo darse cuenta de que la pasión que les unía podía ir en serio. Que podrían llegar más bolos y llegaron. En junio de ese mismo año actuaron en un festival flamenco por Haití celebrado en Tarancón (Cuenca), a poco más de una hora de casa. Y a partir de ahí comenzaron su periplo por pubs, salas de conciertos y fiestas patronales de varias cuidades españolas. Hasta que el pasado año deciden grabar una maqueta con diez canciones. Y Mario Frasco, pianista, compositor y productor musical, se cruza en su camino.

¿Cómo surge la idea de grabar un disco?

- Juankar: a finales de 2011 me contratan para trabajar como trompetista en la Orquesta Diamante y allí conocí a Mario Frasco que trabajaba como teclista. Comencé a hablarle del grupo y a ponerle nuestra maqueta. Me comentó su relación con la producción musical y le dije que nos echara una mano. A Mario le gustó lo que hacíamos y nos propuso grabar en un estudio profesional. Andrés: creyó en nosotros. David: dijo algo parecido a que éramos un diamante en bruto que había que pulir.

Seguro que fue algo parecido porque Mario Frasco, francés de nacimiento, ha vivido tanto tiempo en Lisboa que habla como Mourinho pero a gran velocidad. Y como al entrenador del Real Madrid es complicado seguirle, aunque por motivos diferentes. Durante la entrevista ha estado escuchando a los chicos con mucha atención. Pensando quizás en que lo de enfrentarse a la prensa es uno de los pequeños obstáculos que tendrán que ir superando. Con veintipocos años su futuro es esperanzador y Mario está convencido de que, si ellos quieren, llegarán muy lejos. Este verano se encerraban los cuatro en Estudio A con Eduardo Figueroa, Luis de Palo y Yerai Arencibia y parían Yurelé, un EP con dos temas y la versión de uno de ellos en el que han colaborado de forma desinteresada varios músicos y dos grupos: Los Kome Kome y F de Familia.

- Y de repente Yuleré...

- Mario: es la carta de presentación del grupo, un EP bajo el sello Obladi Records, con dos versiones diferentes de un tema muy festivo, Yuleré, y Mi Gitana, una balada impresionante. Han participado músicos profesionales... guitarra flamenca, metales, batería y percusión. Juankar: en Yuleré hemos contado además con Los Kome Kome, un grupo de Leganés y con F de Familia, unos amiguetes raperos de Pozuelo. Desde aquí les agradecemos su colaboración. Mi Gitana es un tema tranquilito basado en una historia de desamor que para mí es lo mejor de Yuleré.

Lo bueno, a juzgar por algunos segundos escuchados y otros vistos, es todo. La juerga de Yuleré y el sentimiento de Mi Gitana que hizo llorar a la madre de David cuando su niño se puso a cantarla. El videoclip de la juerga, que habla de la historia de Rumba Flamen-K, grabado en las calles y plazas de Pozuelo -homenaje al barrio-, y el que está por llegar, con actores profesionales y una imagen más depurada. Porque lo de fuera, el envoltorio que dice Mario, también es importante. Y de eso se están ocupado, entusiasmadas por lo dentro, Cristina y Tatiana. Continuará... seguro.


Fotos: Johnny García

 

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.