www.enpozuelo.es

Ana Marzoa desde Pozuelo

martes 01 de octubre de 2013, 08:45h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Ana Marzoa se instaló en Pozuelo poco después de ganar el Premio Nacional de Teatro en 1987. De la mano de la artista Ute Kadner descubrió la casa perfecta. De padres gallegos y emigrantes creció en Buenos Aires. Y siempre tuvo claro que lo suyo era la interpretación.

La trayectoria profesional de la actriz es muy extensa. Tanto que podría comenzar al otro lado del charco con estudios de danza, música y teatro clásico. Con poco más de veinte años nuestra vecina se vino a España y desde entonces ha vivido del teatro. Entre sus creaciones más celebradas por la crítica y el público están las de Rosaura en La vida es sueño de Calderón de la Barca, dirigida por Jose Luis Gómez y entre sus logros, convertirse en una de las actrices más jóvenes en ganar el Premio Nacional de Teatro -en la edición de 1986, como el desaparecido Miguel Narros- en una época en la que no paraba de subir, bajar y recorrer escenarios. El castigo sin venganza, El concierto de San Ovidio o Madrugada son algunos de los montajes teatrales de éxito en los que participó y por los que obtuvo los premios María Guerrero, Miguel Mihura y Ercilla de Teatro. También trabajó en varios Estudio 1 de Televisión Española y en series como Cañas y Barro, Curro Jiménez y Segunda Enseñanza. Después llegarían más obras como Un tranvía llamado deseo, Terror y miseria del Tercer Reich, Un marido ideal, La hermana pequeña, Antífona, Electra, Calígula, Panorama desde el puente o El precio y La noche de la Iguana.

Ana es una dama del teatro. Grande y rebelde. Eduardo Haro Tecglen escribía en El País que su rebeldía consistía en saber resistirse incluso a los directores y en abrazar de lleno la forma de interpretación del intérprete que es siempre él mismo siendo, cada vez, el personaje. En las distancias cortas es dulce y habla bajito. Una vez alguien me dijo que eso les pasa a los que piensan alto. En un pequeño paraíso, cerca de su perrita, charlamos de su experiencia dirigiendo al Ateneo de Pozuelo en Cuadros de Amor y Humor al Fresco, un montaje de José Luis Alonso de Santos, protagonizado por algunos de los mayores gamberros de Antena 3 Televisión -como Federico Rey y Lalá Gatoo-, que podremos disfrutar el próximo sábado en el espacio Educarte; un lugar que trae muchos recuerdos a Ana porque hace años acudía allí a clases de danza, francés y gym jazz. "Me da pena verlo tan apagado".

- ¿Qué recuerdas de tu llegada a Pozuelo?

Nos vinimos a vivir aquí hace muchos años. Mi marido Gerardo daba clases en el Conservatorio de Música y a través de Ute Kadner cambié de residencia. Juntas recorrimos en coche Pozuelo y de repente apareció una casa de la que yo me enamoré perdidamente. En esos años la Avenida de Europa sólo estaba diagramada y había calles sin pavimentar. Con la dotación económica del Premio Nacional de Teatro, mi trabajo en La Dorotea y los anuncios de Fairy la compramos y aquí seguimos. Por entonces acudía a las tertulias de Ute y a alguna exposición de El Foro. Cuando Jesús Gironés me llamaba porque yo tengo un concepto especial del arte y me cuesta encontrar exposiciones que merezcan la pena.

- Con el grupo de teatro Ateneo de Pozuelo ¿Cómo surge la colaboración?

Hace unos años Julia Conde, una de sus integrantes, vino a verme al teatro y me pidió si podía dirigirles. La idea era hacer un recital poético. A mí siempre me ha interesado mucho la dirección y le dije que sí. Lo hicimos y con música y textos creamos una dramaturgia que quedó muy bonita. En diciembre del año pasado Julia y Milagros Morón -su compañera en el Ateneo- me preguntaron si estaría dispuesta a dirigirles de nuevo por amor al arte. Ellos ya habían elegido Cuadros de Amor y Humor al Fresco de Jose Luis Alonso de Santos. Les dije que sí y me puse a seleccionar la música, luego repartimos los personajes y cuando nos dimos cuenta estábamos ensayando. Quedaron nueve actores, seis mujeres y tres hombres. El 15 de junio estrenamos en Educarte y vino el autor que quedó tan satisfecho con el resultado que no dudó en felicitarnos por el trabajo.

- Hablame del proceso de preparación de Cuadros de Amor y Humor al fresco
...

Primero tuve que seleccionar los textos y adjudicar los papeles. Traté de que nadie saliera favorecido en el reparto. Después me puse a escuchar mucha música para hacer una selección que sirviera además como recurso. Como se trata de un espectáculo en forma de sketchs su función es tan importante como las palabras con las que los actores hacen mutis. Luego nos pusimos a ensayar, se trataba de sacar su verdad. Aunque ellos tienen mucha experiencia pusimos énfasis sobre todo en las acciones que para mí son fundamentales en la interpretación. Había que integrar el texto con la acción sin que ninguno saliera perjudicado y eso que no es fácil se consiguió.

Ana Marzoa confiesa que está muy contenta con el trabajo de los actores del Ateneo de Pozuelo que como no paran acaban de representar La extraña pareja en San Fernando de Henares. Pero no se plantea -ni de lejos- cambiar la dirección por la interpretación. Porque ama su trabajo y porque ha tenido la suerte de hacer personajes muy potentes. El año pasado estuvo de gira con Verano, una obra escrita por Jorge Roelas y dirigida por Tamzin Towsend con quien ha congeniado a la perfección. La directora ha estado en su casa de Pozuelo y a las dos les encantaría volver a trabajar juntas. Quizás sea sólo cuestión de tiempo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.