www.enpozuelo.es
Los dueños de La Finca pagan cinco millones de euros para evitar la cárcel
Ampliar

Los dueños de La Finca pagan cinco millones de euros para evitar la cárcel

martes 13 de junio de 2017, 07:45h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Eduardo García Cereceda y Francisco Lorenzo Peñalver, socios de la constructora Procisa, han pactado con la Fiscalía y la Abogacía del Estado el pago de esa cantidad a cambio de penas de menos de dos años cada uno.

Los socios de Procisa han confesado que se dieron préstamos desde la sociedad que no solo no devolvían sino que no declararon a Hacienda, tal y como ha publicado El Confidencial. Eduardo García Cereceda es hermano del fallecido Luis García Cereceda, fundador de Procisa e ideólogo de La Finca, la lujosa urbanización de Pozuelo de Alarcón donde viven futbolistas como Cristiano Ronaldo, James o Kroos.

Según el escrito de conformidad, "la entidad Procisa al menos desde 2001 facilitó préstamos a la sociedad Lugarce, participada por los acusados". Ese contrato establecía inicialmente un límite de préstamo de 70 millones de euros, que dos años después, en 2003, fue elevado a 150 millones. "La mercantil Lugarce, con el dinero procedente de Procisa, trasladó a los acusados, fingiendo préstamos, parte de los citados fondos, de modo que con ello los acusados pudieron mantener su alto nivel de vida al tiempo que que eludían el cumplimiento de sus obligaciones tributarias al no declarar casi rentas en el IRPF de los periodos 2004 a 2007".

La operativa estaba "diseñada para esconder a la Hacienda pública la verdadera realidad de lo obtenido y para alcanzar una gran ventaja fiscal", añade el texto que asumen los acusados. García Cereceda recibió, entre 2004 y 2007, 12,64 millones en forma de estos préstamos simulados desde Lugarce. Por su parte, el entonces consejero delegado de Procisa consiguió 3,83 millones de euros. Ninguno declaró ese dinero en el IRPF, por lo que la renta les salió a devolver. No solo eso, sino que en el Impuesto de Patrimonio el dinero recibido lo apuntaban como si fueran deudas, con lo que apenas pagaban este tributo.

"El acusado Eduardo García Cereceda, al aparentar que los fondos procedentes de Lugarce constituían prestamos, ha dejado de ingresar en el año 2004 por IRPF 931.843,49 euros, en él 2005, 647.390,38 euros y 630.273,87 euros en el 2007. El acusado Francisco Lorenzo Peñalver, al diseñar los fondos procedentes de Lugarce como prestamos, ha dejado de ingresar en el año 2004 por IRPF 349.217,63 euros, en el 2005, 203.331,02 euros y 319.191,02 euros en el 2006", concluye el escrito de acusación conjunto.

Tal y como publica El Confidencial, García Cereceda ha aceptado sin pleitear una pena de dos años de prisión (tres delitos, uno por cada ejercicio, a ocho meses por cada uno). Al no tener antecedentes penales y haber consignado el dinero, lo normal es que se suspenda el ingreso en prisión. Peñalver acepta 15 meses de prisión (tres delitos a cinco meses cada uno), que igualmente no conlleva cárcel. El primero tiene que abonar una multa del 65%, con lo que debe abonar 3,65 millones. La multa para el consejero delegado es algo menor, del 50%, por la cuantía defraudada. En total, debe pagar 1,3 millones entre la cantidad defraudada y la multa. A eso hay que sumar intereses y las costas del procedimiento, en marcha desde 2009. La Fiscalía y la Abogacía aceptan que se suspenda el ingreso en prisión a cambio de una multa de 50 euros diarios.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios