www.enpozuelo.es

Dos viejunos se reinventan en una banda indie de pop-rock. faLsantes presentan su ‘música faLsa’

jueves 24 de enero de 2019, 14:47h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Dos viejunos se reinventan en una banda indie de pop-rock. faLsantes presentan su ‘música faLsa’
Ampliar

Producidas por Guille Mostaza en sus estudios Álamo Shock, las faLsas canciones originales de faLsantes ya han visitado Contraclub y Rey Louie, entre otras salas del circuito madrileño.

Ilusión, fuente de la eterna juventud. Dos viejunos cumplen su sueño adolescente y forman una banda indie de pop-rock. faLsantes presenta su EP ‘música faLsa’ en el legendario Honky Tonk de Madrid (Covarrubias, 24), sábado 26 de enero a las 22:00. Producidas por Guille Mostaza en sus estudios Álamo Shock, las faLsas canciones originales de faLsantes ya han visitado Contraclub y Rey Louie, entre otras salas del circuito madrileño. Entradas a 6€ en Entradium y puerta.

Teenagers a los 50

¿Un padre de familia rondando los 50 se sube a los escenarios? ¿Y canta sobre Sandokán y Mazinger-Z? ¿Y si te digo que acaba de publicar un disco? Abel González (48) es una mitad de faLsantes. “Nuestras esposas nos toman por locos, pero se supone que nos apoyan”, apunta éste profesional de la ciberseguridad, casado y padre de una hija. La otra mitad es Manuel Alchapar (57). También casado, trabaja como mecánico de cajas de cambios.

Ambos han reinventado su vida gracias a la música… y también al cantante y compositor Guille Mostaza, productor de sus cinco primeros temas de pop-rock indie en español. ¿Crees que no van en serio? Antes del verano 16 canciones faLsas verán la luz como LP. ‘música faLsa’ está compuesto e interpretado por Abel (voz y guitarra) y Manuel (guitarra, bajo, teclados). Colaboran el batería Jorge Santana, el saxofonista Luis García Gascón y el mismo Guille Mostaza (‘tonterías’). En directo completan la banda Miguel Losada (guitarra y arreglos), Jorge Santana y su hermano Javier (bajo).

Espíritu ¿festivo?

En octubre de 1998, Abel y Manuel se juntan por primera vez para tocar en sus ratos libres. Durante 18 años componen una serie de canciones que congelan el espíritu tan festivo como autodestructivo de una década, con un grado de cinismo y madurez. En septiembre de 2016 llaman a las puertas de Álamo Shock. “Pero si sois un par de viejunos”, les recibe Guille Mostaza. En apenas dos días graban ‘música faLsa’. faLsantes da su primer concierto el 11 de mayo de 2018 en Contraclub.

‘Música faLsa’ se escucha en Spotify, Falsantes.com y faLsantes Canal You Tube. CD en iTunes por 4’95€. “Nos da pereza vender el CD en los conciertos”, reconoce Abel González.

Un cerdo volando colgado de un colorido ramillete de globos ilustra la portada, obra del polifacético Manuel Alchapar. El motivo, un comentario nada halagüeño: “Nos dijeron que teníamos tantas posibilidades de grabar un disco como de que un cerdo volara”, recuerda Abel González. faLsantes le puso globos al cerdo.

Nunca es tarde (años malditos)

Las letras de Abel González combinan las ganas de fiesta y excesos de los 90 con homenajes a la cultura popular de los 80. En su micro-universo conviven personajes de cómic y series de TV (‘La próxima vez’), amores de after hour (‘La pasti’), amaneceres lisérgicos (‘puLpos en la castellana’), vidas enfangadas (‘eL rey’) y antihéroes de barrio (‘Pepe patente’).

Por inverosímil que parezca, faLsantes también destella crudos retazos de realismo postcrisis, cristales irónicos de la madurez. Las influencias de Abel González delatan la teoría de la relatividad cultural tan propia de aquellos años: desde su devoción por la película de José Luis Cuerda ‘Amanece que no es poco’ (1989), toda una bisagra intergeneracional, a fuentes cultivadas como el ensayo dialogado ‘La decadencia de la mentira’ de Óscar Wilde.

Al grito silencioso de “¡Viva la mentira emocional!”, sus letras oscilan del hedonismo (“Mis debilidades son infinitas”, “El que no peca se condena”) a recuerdos de infancia de una generación que no quiso despertar de su letargo (“Sandokán prepara el abordaje, te necesito en este viaje”).

Más allá de sus rimas (“La huella de tus pasos perdidos guiará mis mórbidos sentidos”), la faLsa ingenuidad de faLsantes propone una reconciliación (“Presente significa regalo. Si no lo abres, no será ni pasado”). ¿Viejóvenes? ¿Falsos? ¿Farsantes? Abel y Manuel renuevan su forma de ver el mundo. Nunca es tarde para cumplir tus sueños (si sobreviviste a los 90).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios