www.enpozuelo.es

El Plan antibotellón no tiene éxito

martes 10 de agosto de 2010, 09:21h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

La mayoría de los Ayuntamientos de Madrid rechazan habilitar zonas para beber alcohol en fiestas.

La propuesta de la delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce, de crear zonas restringidas para consumir alcohol durante las fiestas patronales de los municipios ha tenido poco éxito. La mayoría de los Ayuntamientos ha desoído esta propuesta gubernamental y ha preferido mantener los dispositivos de seguridad que venían aplicando desde hace tiempo. Tan solo Leganés, cuyos festejos comenzaron el domingo y se prolongarán durante 10 días, prevé habilitar dos áreas en el centro del municipio que se adaptan a las peticiones de Valcarce.

La propuesta de la Delegación del Gobierno en Madrid pasaba por limitar a un solo lugar la posibilidad de beber, con el objetivo de evitar altercados como los de los fiestas patronales de Pozuelo de septiembre del año pasado., en las cuales se produjo un enfrentamiento masivo entre la policía y varios grupos de jóvenes que acabó con 20 detenidos, 10 policías heridos y numerosos destrozos.

En una carta enviada el pasado junio, Valcarce pedía a todos los municipios que limitaran el espacio donde se pudiera beber durante las fiestas y que aplicaran un plan de 14 puntos para regular el consumo en esos días. La propuesta recogía el establecimiento de un aforo máximo en el recinto donde se beba y de unos horarios de uso, además de la prohibición de hacer botellón a los menores de 16 años. El protocolo también planteaba la necesidad de contar con contenedores dentro del recinto, entre otros aspectos.

El plan de la Delegación del Gobierno también pide que haya efectivos policiales, sanitarios y de Protección Civil suficientes para garantizar la seguridad en estos recintos, así como designar los centros de salud y los hospitales de referencia en caso de que fuera necesario el traslado de personas. La vigilancia de todo el perímetro exterior correspondería a las Policías Locales.


En cambio, otros muchos alcaldes discrepan de las razones que esgrime tanto la Delegación del Gobierno como el Ayuntamiento de Leganés. De hecho, algunos municipios acaban de celebrar sus festejos y no han tenido que acotar una zona de forma específica para permitir que los jóvenes consuman alcohol en la vía pública. Es el caso de Collado-Villalba (55.000 habitantes). En este municipio los jóvenes se reúnen de manera tradicional en el parque que hay junto al ambulatorio hasta las tres o las cuatro de la madrugada. No se produce ningún altercado, por norma general, y los policías municipales sólo se pasan de vez en cuando para controlar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios