www.enpozuelo.es

La Universidad Francisco de Vitoria (Madrid) acoge unas jornadas para tratar la prevención del acoso escolar basada en el programa TEI

miércoles 05 de junio de 2019, 13:31h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

La Universidad Francisco de Vitoria (Madrid) acoge unas jornadas para tratar la prevención del acoso escolar basada en el programa TEI
Ampliar
El programa TEI de convivencia institucional, cuyo autor es Andrés González Bellido, implica a toda la comunidad educativa y está dirigido a la mejora o modificación del clima y la cultura del centro respecto a la convivencia, conflicto y violencia.

Los próximos días 8 y 9 de junio, la Universidad Francisco de Vitoria ha organizado una jornada para tratar la prevención del acoso escolar, basada en el programa TEI (Tutoría entre iguales). Este programa de convivencia institucional, cuyo autor es Andrés González Bellido, implica a toda la comunidad educativa y está dirigido a la mejora o modificación del clima y la cultura del centro respecto a la convivencia, conflicto y violencia.

El programa TEI se basa en la tutorización emocional entre iguales donde el respeto, la empatía y el compromiso son los pilares básicos de su desarrollo en los centros educativos. De esta manera, los centros que aplican el programa están integrados en la RED DE CENTROS TEI TOLERANCIA CERO respecto a la violencia y el acoso escolar.

Hay tres equipos de trabajo, investigación y evaluación que tienen como objetivo el desarrollo y la innovación del PROGRAMA TEI. Centrado en el sujeto como elemento activo ante las adversidades, capaz de actuar aportando la positividad que constituyen las virtudes y fortalezas humanas, centrado en la prevención como punto de partida básico para intervenir en situaciones donde se detecten los primeros síntomas de violencia.

La síntesis del proceso de intervención se puede concretar en la estructura del triángulo de la violencia (agresores/as, víctima y espectadores/ras) y las variables básicas que se trabajan con cada uno de los tres perfiles, para finalmente modificar el clima de la clase, eliminando los roles de agresor, víctima y espectadores para sustituirlos por respeto, valores y empatía como un rasgo de identidad de la clase que modifica la cultura del centro respecto a la violencia.

La Universidad Francisco de Vitoria ha querido apostar por este programa y por eso hay un grupo de trabajo en la Facultad de Educación y Psicología, que está formado por los profesores Laura Martín Martínez, Ohara Soto García, Javier Rodríguez Velasco y Vanesa Sainz López. Por parte del TEI en este grupo también están Verónica Prieto, Alberto Andrés y Jaime Martín. De hecho, el grupo de la UFV ya ha implementado el programa TEI en el Colegio Highlands Los Fresnos, en Boadilla del Monte, cuyo director es Francisco Loro.

Esta jornada es gratuita y está dirigida a alumnos, personal vinculado a centros educativos y a profesores.

Para información sobre el programa e inscribirse:

https://www.ufv.es/jornadas-nacionales-del-programa-tei/

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • La Universidad Francisco de Vitoria (Madrid) acoge unas jornadas para tratar la prevención del acoso escolar basada en el programa TEI

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    1598 | Jonás Muñiz Cadenas - 06/03/2020 @ 13:19:26 (GMT+1)
    Recientemente, en el colegio al que asisten mi hija (6º Primaria) y mi hijo (5º Primaria), surgió un pequeño conflicto entre tres compañeros del grupo de mi hijo, en el que dos de ellos, en horas de patio después del comedor pero dentro de las instalaciones del centro, se produjo un altercado con amenazas y agresiones verbales y empujones entre estos dos compañeros y un tercero que se vio presionado y se defendió con patadas e insultos. En ese momento no había ningún observador adulto, excepto las cuidadoras del comedor que recibieron informe del suceso y trasladaron este hecho a los progenitores de los tres menores. Dos de los progenitores, uno de ellos padre del menor agredido, no justificó el comportamiento de su hijo ni creyó necesario intervenir ni hablar con las cuidadoras del comedor ni con los menores agresores. En mi caso, soy padre y profesional de la enseñanza (orientador), y decidí intervenir fuera del horario lectivo porque consideraba oportuno y necesario advertir, tanto a los menores participantes en esa agresión, como a las cuidadoras y los progenitores de los mismos, que no se podían pasar por alto este tipo de sucesos. Obviarlos como si fueran simples "cosas de niños" o dar una respuesta evasiva, omitiendo el hecho que este tipo de violencia engendra a su vez respuestas defensivas y agresivas innecesariamente. La intervención que hice con los menores fue reunir a los tres afectados, explicar cada uno de ellos su versión de los hechos, mediando entre ellos para evitar un conflicto mayor y que se pidieran disculpas mutuamente, manteniendo el compromiso explícito de que se respetarían y no utilizarían la agresión verbal o física para dirimir sus diferencias. Desde entonces, no son amigos íntimos, pues las relaciones que se establecen entre iguales a estas edades no están consolidadas y son fluctuantes, pero al menos mantienen una relación de compañeros de aula con total normalidad y respeto mutuos. En este tipo de situaciones es vital la intervención de una persona adulta o de un referente/mediador que establezca unas pautas de convivencia en cada situación concreta. La actitud de algunos educadores/as, del profesorado y, especialmente, de las familias no puede ser de desidia ni de "mirar para otro lado" por temor a entrometerse en "cosas de niños". Obviar y evitar el problema o el conflicto no es nunca una solución. Proponer medidas coercitivas y punitivas como habitualmente se recogen en los RRI (Reglamentos de Régimen Interior) de muchos centros educativos, tampoco es suficiente y, generalmente, no ayudan a resolver el problema, sino a posponerlo o enquistarlo. Hay que establecer un protocolo real de actuación en cada situación concreta, que no siempre se puede generalizar, y estar siempre "alerta" a cualquier síntoma o circunstancia que sea susceptible de provocar un conflicto de convivencia o de acoso escolar. Éso no significa poner cámaras ni tecnología de circuito cerrado con la intención de mantener "vigilados" a los menores en todo momento, sino que debemos de formar a todas aquellas personas adultas que trabajan o tienen relación en el contexto de un centro educativo (conserjes, personal de limpieza, PAS, comedores, profesorado, padres y madres, etc.) para ser capaces de observar, identificar, intervenir y revertir una situación de acoso o agresión escolar. La convivencia es responsabilidad de todos y todas, no sólo una cuestión de establecimiento de unas normas y del cumplimento de las mismas o de poner medidas punitivas cuando se incumplen.
    1461 | Emilio José López Rodríguez - 06/06/2019 @ 07:45:46 (GMT+1)
    La verdadera erradicación de esta lacra se producirá cuando los padres de los alumnos que cumplen el rol de “observadores” en este proceso (en realidad a TODOS los padres) y los propios chicos sean conscientes de que estas actitudes no se pueden tolerar y no podemos permanecer impasibles cuando somos testigos de cualquier situación parecida. Los niños no pueden aprobar con sus risas o su impasibilidad que se produzca cualquiera de estos hechos. Y los padres somos responsables de educar a nuestros hijos en el apoyo al más débil y en denunciar cualquiera de los hechos que consideremos, bien por los medios oficiales del colegio o bien a sus propios padres quienes deben ponerlo en conocimiento del centro educativo. Para ello además de educar a nuestros hijos en Valores en este sentido, debemos estar “testeando” y preguntando a nuestros hijos si han sido testigos o conocen algún tipo de acoso que se de en su entorno cercano o conocido… Todo pasa por Educar a los Padres y que estos transmitan determinados valores a sus hijos: Ayudar al más débil, Empatía, Asertividad…

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.