www.enpozuelo.es

Las fiestas de Pozuelo arrancan con parachururuchuru

lunes 02 de septiembre de 2013, 11:03h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Antes del pregón de Rosario los animadores de los festejos se habían hecho fuertes junto al Divino Maestro. Los picapiedra posaban sonrientes con su botijomovil, las reses pastaban tranquilas y Las Domingas, debutantes en el pasacalles, tiraban de megáfono.

Este año los integrantes de las peñas, bandas y asociaciones de Pozuelo han aumentado su flota móvil y su representación. A la ambulancia del Seis y Medio se unía un vehículo matriculado y construído con barriles de aceite y tablones de madera parecido al troncomovil. Los chicos y chicas de El Botijo, que ya nos habían conquistado en ediciones anteriores disfrazados de botijos y pitufos, le guiñaron un ojo a la prehistoria. Hasta las lecheritas rellenas de mentireta, un refrescante cóctel levantino a base de café y limón granizado, recordaban a las cantimploras de Pedro, Pablo, Vilma y Betty.

Los miembros de la Casa de Extremadura fueron testigos de excepción de la llegada del original utilitario. También Las Domingas, un grupo de chicas amantes del zumba que, aunque todavía no se han constituido como peña, obtuvieron permiso para cerrar el pasacalles. Dicen que llegan para competir con la peña El Lunes integrada sólo por chicos como Los Mingas. Y en medio de todo el revuelo Paco ¿Qué quien es Paco? un vecino que se casa el próximo 14 de septiembre al que sus amigos trataron sin éxito de disfrazar de hada madrina y metieron en el pasacalles. Así como el que no quiere la cosa. Con medias de ballet, una varita mágica y un paraguas de la popular serie de dibujos animados Pepa Pig. Y el hombre se lo tomó con humor. A ver, que iba a hacer.

Arriba los corazones

Una vez en la plaza del Padre Vallet todos miraron hacia arriba esperando que Rosario saliera al balconcillo del centro cultural para pregonar las fiestas. Algunos también miraron hacia un lado y descubrieron una pancarta de las Juventudes Socialistas de Pozuelo en la que se leía sin democracia no hay participación. Y lógicamente se molestaron. Tanto que increparon a quienes la sujetaban. Algunos se pusieron delante de ellos para que no se les viera desde las alturas.

Pero se les vio y se les oyó. Porque hicieron ruido. La falta de respeto y el intento de boicotear un momento que es de todos molestó a la alcaldesa, Paloma Adrados y a la mayoría de los concejales y representantes de ayuntamientos cercanos que asistieron al pistoletazo de salida de los festejos. El portavoz del Grupo Municipal Socialista, David Cierco, y su compañero Eduardo F. Palomares estaban arriba. Este último dijo que en calidad de representantes políticos al margen de las Juventudes Socialistas.

Antes de ceder la palabra a la cantante Rosario, Paloma Adrados agradeció a todas las peñas y asociaciones de Pozuelo, una por una, su colaboración en la confección de un completo programa de actividades que no serían posibles sin su esfuerzo y dedicación. Rosario, que lucía tipazo en vaqueros y cuerpo en color crema, aprovechó el micrófono para reconocer que en Pozuelo se siente como en casa y animar a todos a disfrutar de su concierto "porque la música es la mejor medicina para el corazón". A petición popular se despidió con el parachururuchuru de No Dudaría, la canción de su hermano Antonio Flores que ella ha convertido en mítica y que luego volvió a sonar en la plaza arropada por músicos estupendos. Como los que homenajearon al pasodoble tras el pregón.

Y la Patrona pasó bajo el arco de San Sebastián

El recinto ferial estuvo de lo más animado la noche del sábado. Los niños aguardaban con impaciencia y enormes globos con estampado de oso panda -que regalaban al subir a una atracción- el castillo de fuegos artificiales. Los más atrevidos bailaron en la discoteca móvil con sus padres y abuelos. Después como cada año la noche se iluminó.

Llégo el domingo. El día dedicado a los pequeños y a la Patrona con Ofrenda Floral y Solemne Procesión. Como se había trasnochado y hacía calor la mayoría de los padres dejaron hinchables y juegos -con taller de cestería y desplazamientos sobre ruedas con bastón- para la tarde. A eso de las siete cientos de familias acudieron a la plaza Mayor para ver El circo de los 5 continentes, un espectáculo salpicado de magia, malabarismos y humor. 

Al caer la noche la Virgen de la Consolación se convirtió en el centro de todas las miradas. Y pasó por primera vez en su historia por el arco de San Sebastián ante la admiración y el respeto de cientos de vecinos que acudieron a mirarla, a seguirla por las calles del centro o a emocionarse en la plaza de la Coronación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de En Pozuelo

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.