www.enpozuelo.es

Los silloncitos de Félix en Pozuelo

lunes 02 de septiembre de 2013, 11:01h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

En ochenta y cuatro años de vida Félix no había vivido una situación tan bonita. Tan emocionado estaba que no sabía si reir o llorar. El tapicero que crea a mano y sin gafas miniaturas en la soledad de su cuarto-taller no está acostumbrado a focos y flashes.

Es lo que pasa cuando los sueños se hacen realidad. Que uno no se lo espera y cuando accede a la sala de exposiciones del centro cultural que preside la plaza de su niñez y descubre su obra acomodada en vitrinas y rodeada de fotografías de hoy, pero sobre todo de ayer, se queda tan sorprendido que no sabe como reaccionar.

Durante el recorrido por una muestra con la que se reconoce vida y trabajo Félix Granizo explica a la alcaldesa, Paloma Adrados, y a la concejal de Cultura, Isabel González que su afición tiene que ver su profesión pero sobre todo con su familia. El tapicero jubilado hace dos décadas no se casó pero sus sobrinos son como hijos. Para ellos empezó a crear sillones, butacas y chaise longues en miniatura. Con la paciencia y el preciosismo del artesano. Una máquina de coser Singer preside su habitación y sobre ella es fácil encontrar plantillas de cartón que dibuja y recorta para sacar las piezas de sus creaciones. El resultado final se puede contemplar hasta el 20 de septiembre en el moderno espacio situado en el corazón de Pozuelo que lleva el nombre del Padre Vallet.

Brindis y parchís

Tras pasear por las pequeñas piezas tapizadas, compartir anécdotas con quienes acudieron a la inauguración y posar para la prensa Félix Granizo nos confesó que no imaginaba que un centenar de las miniaturas que tenía en una estantería de casa y en cajones quedaría tan bien tras los cristales. Y su hermana que el traslado del material expositivo y del retrato ha dejado el salón un poco vacío. Pero está encantada.

Como el resto de la familia. Así que todos se fueron a celebrarlo. Primero a la terraza de en frente donde brindaron con y por Félix. Después al hogar del tapicero prodigioso. A jugar al parchís. A uno de siete jugadores que el vecino octogenario de hermosa y serena mirada -así la describía en Facebook la concejal Elena Méndez-Leite- ha diseñado y construído para las grandes ocasiones. También con sus manos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios