www.enpozuelo.es

A pesar de que la tercera ola de la pandemia remite, se mantienen los horarios de hostelería y toque de queda durante 14 días más

viernes 26 de febrero de 2021, 13:17h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

A pesar de que la tercera ola de la pandemia remite, se mantienen los horarios de hostelería y toque de queda durante 14 días más
Ampliar

Aravaca saldrá de las restricciones el próximo lunes 1 de marzo a las 00:00 horas.

La Consejería de Sanidad recuerda que el 80% de los contagios de COVID-19 se produce en el ámbito familiar

Sanidad insiste en la obligatoriedad de ventilar de manera adecuada los establecimientos y llevar de manera permanente la mascarilla en interiores, y retirarla solo en el momento de la ingesta de comida o bebida

Se mantienen las restricciones de movilidad en Torrejón de Ardoz, Collado Villalba, San Sebastián de los Reyes, las zonas de Andrés Mellado, General Oraá y Vinateros-Torito en Madrid capital, la zona de Villanueva del Pardillo y la localidad de Hoyo de Manzanares

Sólo se introduce como nueva zona básica limitada la de María Curie, en Leganés

La Comunidad de Madrid va a prorrogar dos semanas más -hasta el 14 de marzo, inclusive- la prohibición de las reuniones de no convivientes en domicilios, salvo que se trate de cuidados a terceras personas (mayores, dependientes, menores de edad o personas vulnerables). En este sentido, la Consejería de Sanidad recuerda que el 80% de los contagios de COVID-19 se produce en el ámbito familiar.

Así lo han anunciado el viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero, y la directora de Salud Pública, Elena Andradas, que esta mañana han comparecido para informar sobre la situación epidemiológica y asistencial de Madrid.

También desde este próximo lunes se mantiene durante dos semanas más en la región –hasta el 14 de marzo, inclusive- la limitación de movilidad nocturna hasta las 23:00 horas y que el sector de la hostelería y de la restauración pueda permanecer abierto hasta esa hora, quedando prohibida la entrada de nuevos comensales después de las 22:00 horas.

De igual modo, la Consejería de Sanidad recuerda que el número de comensales en las terrazas se mantiene con un máximo de seis personas por mesa, y un máximo de cuatro comensales por mesa en el interior de los establecimientos. Asimismo, reitera la obligatoriedad del uso de mascarilla de forma continuada, tanto en el interior como en la terraza, excepto en el momento concreto de la ingesta de bebida o comida

Además, sigue siendo obligatorio dentro de las medidas preventivas para hacer frente al coronavirus, asegurar la ventilación adecuada de los establecimientos ya sea por medios naturales o mecánicos; y está prohibido el consumo de barra.

En cuanto a la revisión de las restricciones por zonas básicas de salud, la Dirección General de Salud Pública mantiene la limitación de la entrada y salida, salvo por motivos justificados en 16 zonas básicas de salud, una localidad y se introduce una nueva zona básica de salud. En estos núcleos de población que se mantienen con restricciones desde el próximo lunes viven 391.000 madrileños, el 5,9% de la población de nuestra región, y en ellas se concentra el 8% de los casos de contagios.

Debido a su buena evolución epidemiológica también se levantan las restricciones en 10 zonas básicas y en 7 localidades.

En este sentido, la directora de Salud Pública ha explicado que debido a la situación epidemiológica se mantienen las restricciones con los siguientes criterios: umbral superior a 500 casos, observación de transmisión comunitaria y la tendencia.

Mantienen limitaciones 7 días más

La Dirección General de Salud Pública mantiene las restricciones de movilidad de entrada y salida hasta las 00:00 horas de lunes, 8 de marzo, salvo por causa justificada, en todo el municipio de Torrejón de Ardoz, Collado Villalba, San Sebastián de los Reyes, las zonas básicas de Andrés Mellado (Chamberí), General Oraá (Salamanca) y Vinateros-Torito (Moratalaz), en Madrid capital; la zona básica de Villanueva del Pardillo y la localidad de Hoyo de Manzanares.

Sólo se introduce limitaciones de movilidad por 14 días, desde las 00:00 horas del lunes 1 de marzo, hasta las 00:00 horas del lunes 15 de marzo, en la zona básica de salud de María Curie, en el municipio de Leganés.

Además, y como novedad, en las zonas básicas de salud con restricciones se va a permitir la movilidad, entradas y salidas de la misma, en el supuesto de la asistencia a centros deportivos para recibir servicios de esta índole siempre que sean desarrollados por preparadores físicos y bajo prescripción facultativa.

Por otro lado, se levantan las restricciones en 10 zonas básicas de salud y 7 localidades. En este sentido, a partir del próximo lunes 1 de marzo se permite la plena movilidad de todo el municipio de Alcobendas, las zonas básicas de Moralzarzal, Getafe Norte (Getafe), Aravaca (Moncloa-Aravaca), Montesa (Salamanca) y Jazmín (Ciudad Lineal), en Madrid capital.

También se levantan las limitaciones de movilidad en Villaconejos, Navacerrada, Becerril de la Sierra, Mejorada del Campo, Brunete, Griñón y El Álamo.

LA COMUNIDAD DE MADRID APUESTA POR LAS UNIDADES DE CUIDADOS INTERMEDIOS RESPIRATORIOS PARA MEJORAR LA ATENCIÓN DE PACIENTES COVID-19

La Comunidad de Madrid apuesta por las Unidades de Cuidados Intermedios Respiratorios (UCRI) para mejorar la atención de pacientes COVID-19 que no precisan ingresar en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) tradicional, pero, por su complejidad, requieren una monitorización estrecha y un soporte respiratorio integral que tampoco pueden recibir en una planta de hospitalización convencional.

Un total de 14 hospitales generales de la red pública sanitaria madrileña junto al Hospital público Enfermera Isabel Zendal cuentan actualmente con un área de estas características, donde son asistidos pacientes con insuficiencia respiratoria aguda que requieren ventilación mecánica no invasiva y oxigenoterapia de alto flujo como parte de su tratamiento. La UCRI más grande de la red es la que se encuentra en el Hospital Enfermera Isabel Zendal, dotada con 95 puestos.

Entre un 5 y un 10% de los pacientes con infección por SARS-CoV-2 (COVID-19) desarrollan una insuficiencia respiratoria aguda grave (IRA), que, en los casos de mayor gravedad, cursa con el desarrollo de un Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda (SDRA), por lo que precisan un soporte respiratorio integral con monitorización estrecha. Se estima que la mortalidad en los enfermos que necesitan respiración asistida mediante Ventilación Mecánica Invasiva (intubación) puede ser de hasta el 31%.

En este sentido, diversas investigaciones publicadas recientemente, tras la experiencia acumulada en la primera ola de la pandemia, avalan los beneficios de las Unidades de Cuidados Intermedios Respiratorios, al concluir que las técnicas

no invasivas de soporte respiratorio que se aplican en ellas - como la oxigenoterapia de alto flujo, la ventilación mecánica no invasiva y la presión positiva continua en la vía aérea (CPAP) - podrían evitar la intubación hasta en un 70% de los pacientes con COVID-19 y las complicaciones a ella asociadas.

Soporte y descarga de unidades de críticos

La Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (NEUMOMADRID) y el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) han trabajado conjuntamente en la elaboración de un protocolo donde se sientan las bases para la implantación de las Unidades de Cuidados Intermedios Respiratorios (UCRI), como los criterios de ingreso, las intervenciones a realizar y el perfil de los profesionales que deben conformar el equipo de trabajo.

Este documento de consenso refleja también otra ventaja fundamental de las UCRI, como es su papel de soporte y descarga de las unidades de críticos como la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y la REA (Unidad de Reanimación post-quirúrgica), al permitir dar altas precoces a pacientes que aún siguen demandando monitorización estrecha o intensos cuidados respiratorios.

Por otro lado, el grupo de trabajo científico asesor de la Viceconsejería de Salud Pública y Plan COVID-19 ha elaborado un documento consensuado entre Neumología y Medicina Intensiva que recoge las recomendaciones en cuanto al flujo de pacientes con insuficiencia respiratoria en el hospital, siendo las UCRIs un puente entre las unidades de cuidados críticos y la hospitalización convencional.

La UCRI se sitúa como una unidad intermedia donde se tratan tanto los pacientes que empeoran y necesitan un soporte respiratorio más intenso, como los pacientes que salen de la UCI y precisan técnicas de apoyo que no se pueden ofrecer en una planta de hospitalización convencional.

Son unidades eficientes para la gestión de estos pacientes, donde el proceso de retirada de la VMI (intubación) o la decanulación cuando se practica una traqueotomía, pueden realizarse con el tiempo y la dedicación necesaria para lograr una recuperación óptima del paciente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios