www.enpozuelo.es

¿Cómo elegir un buen minicrédito por internet?

lunes 11 de abril de 2022, 16:45h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

¿Cómo elegir un buen minicrédito por internet?
Ampliar

En ocasiones, es necesario contar con una pequeña inyección de dinero para abordar algún gasto inesperado. Lejos de la fórmula tradicional de los préstamos y créditos, en la actualidad podemos recurrir a internet para dar con fórmulas más rápidas, pequeñas y flexibles. Fórmulas que, por lo general, se suelen materializar en lo que se conoce como minicréditos online.

Son sencillos, fáciles de pedir, no se pierden en trabas legales y burocráticas y, sobre todo, suelen dar el dinero casi al instante. En definitiva, siguen un modelo que responde a las necesidades de los usuarios modernos, tan acostumbrados a la inmediatez y la comodidad de internet. Sin embargo, hay un problema generalizado en el terreno de las financieras y los créditos online: la oferta es tan amplia que cuesta dar con las soluciones más adecuadas para cada caso. Afortunadamente, hay ciertas pautas que ayudan a dar con los mejores minicréditos online.

Elegir los minicréditos adecuados por internet no es tan difícil

El problema que internet pone sobre la mesa tiene también remedio gracias, precisamente, a internet. La búsqueda de buenos minicréditos o minipréstamos en las redes pueden ser la mar de sencillas si se conoce el procedimiento adecuado. Dejando a un lado que hay que tener cierta nociones sobre intereses y plazos, el resto es bastante simple. Cabe destacar, además, que desde hace unos años la Ley de Úsura protege a los consumidores, lo que hace que las malas prácticas en materia de préstamos cada vez vayan desapareciendo más, para tranquilidad de los consumidores.

Teniendo eso en cuenta, lo primero que debes tener claro a la hora de buscar tu minicrédito es la cantidad que necesitas. Hay financieras que dan desde 100 hasta 1.500 euros, y otras que incluso bajan la cifra a 30 euros como mínimo. Elige la cuantía adecuada y, sobre todo, sopesa los plazos de los que dispones, porque un minicrédito no sirve de nada si pides 1.000 euros a devolver en 30 días. Eso, junto con los más que esperables intereses, hace que la solución sea más bien un problema, y eso es justo lo que queremos evitar.

A esto hay que sumar precisamente los intereses, hay que analizarlos y ver en primer lugar cuál es la cuantía final real a pagar. Afortunadamente, las financieras son cada vez más transparentes en este sentido, dejando los números claros para evitar confusiones que puedan volverse en contra de los consumidores.

Una muy buena herramienta para comprobar cuáles son las opciones más seguras son los comparadores de créditos y préstamos. En internet hay muchas plataformas que se dedican única y exclusivamente a recopilar las mejores propuestas de las financieras, haciendo un primer filtro que ahorra muchísimas complicaciones. Complementar esto con las valoraciones de usuarios, a consultar en redes sociales o buscadores, tienes toda la información que necesitas para valorar si una compañía es fiable o no y si lo que ofrece realmente es de calidad.

No necesitas más que eso y, sobre todo, usar el sentido común para esquivar cualquier propuesta que sea exageradamente buena. Encontrar un buen minicrédito online, como decíamos, es fácil.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios