www.enpozuelo.es

La Miguel de Cervantes, 15 años en Pozuelo

jueves 08 de noviembre de 2012, 08:27h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

No hubo dudas en su bautismo. Ni siquiera a la hora de buscar un nombre para su sala infantil. El autor de El Quijote y la creadora del Diccionario Estrafalario llevan juntos década y media en el centro administrativo de Pozuelo. En una biblioteca que ampliaba el servicio básico que ofrecía otra situada en El Foro de Pozuelo.

Dicen los responsables municipales que la biblioteca Miguel de Cervantes nació para que la educación, la cultura y la información fueran accesibles a todos los ciudadanos. Y porque el servicio que prestaba la pionera del barrio de la Estación era insuficiente para canalizar las necesidades de una población que crecía al ritmo de la ciudad.

En quince años de vida la Miguel de Cervantes han prestado 1.555.396 documentos y eso que en 2003 se inauguraba en el barrio del tren un edificio también acristalado con vistas a las vías. Aquello supuso el cierre de la pequeña sala, sobre la sala de exposiciones de El Foro de Pozuelo, frente a la gasolinera, aquel sitio que olía a madera y que muchos pozueleros frecuentaron en sus tiempos de EGB y Bachillerato.

En 2009 abría sus puertas otra sucursal en el complejo Volturno de Prado de Somosaguas y el próximo verano estará lista la cuarta junto al parque Cerro de los Perdigones. Pero volvamos a la cumpleañera. El 7 de noviembre de 1997 se inauguraba la biblioteca central de la actual Red de Bibliotecas Municipales de Pozuelo. Fue pionera en la Comunidad de Madrid por alguno de los novedosos servicios que ofrecía como acceso a Internet o una amplia colección de documentos audiovisuales. Además de disponer del catálogo exclusivamente en línea, prescindiendo de los tradicionales catálogos manuales.

Edificio vivo y dinámico

La Miguel de Cervantes nació con el objetivo de ser un punto de referencia en la vida cultural de Pozuelo, un espacio de convivencia abierto a todos, un edificio vivo y dinámico. Y hace tiempo que se alcanzó la meta sin dejar de pensar en los nuevos caminos por recorrer. Como la zona WI-FI o lo último -de ayer- la llegada de un catálogo de libros electrónicos.

Lo que comenzaba con una colección de 5.000 libros, 750 documentos audiovisuales y multimedia y una sección de hemeroteca para la consulta de prensa diaria nacional y extranjera, revistas y boletines oficiales va camino de superar los 140.00 documentos en circulación y los 55.000 socios. Además las actividades de animación a la lectura y los ciclos, dirigidos tanto al público adulto como infantil, han convertido la biblioteca Miguel de Cervantes en un lugar de visita. Nada obligado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios