www.enpozuelo.es

Pozuelo despide la Navidad a ritmo de Opa Gangnam Style

lunes 07 de enero de 2013, 09:48h

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Con 2.000 raciones de roscón, 500 litros de chocolate y una lluvia de 4.500 caramelos la Navidad apuraba sus últimas horas. El cierre llegó en forma de chaparrón de fuegos artificiales y confeti, la banda sonora de Tadeo Jones y el Opa Gangnam Style del rapero surcoreano Jae-Sang.


 

En la plaza Mayor el típico Roscón de Reyes y los vasos de chocolate volaban como las chocolatinas mientras decenas de vecinos rodeaban la plaza del Padre Vallet; sentados al sol o contemplando las idas y venidas de los patinadores sobre el hielo. El tiempo ha acompañado una vez agotadas las aventuras en la galaxia de Pozuelo.

Paloma Adrados y otros miembros de la corporación repartieron dulces a ritmo de villancicos cerca de los Reyes Magos que hicieron una parada en el corazón administrativo de la ciudad para recoger las cartas de los rezagados. Y después se fueron con sus pajes a organizar los regalos en las carrozas.

A eso de las seis comenzaba la cabalgata de Sus Majestades de Oriente. Miles de vecinos salieron a las calles y plazas para disfrutar del desfile más esperado del año. En el recorrido, amenizado por zancudos, malabaristas y tragafuegos participaron 20 carrozas. A las tradicionales de pastorcillos y soldados romanos se unieron, entre otras, una repleta de animalitos -gorila y plátanos incluidos- y otra presidida por la abuelita del lindo gatito y su canario Piolín. También dos vehículos del parque de bomberos.

A su paso por las diferentes calles, Melchor, Gaspar y Baltasar y el resto de la comitiva real repartieron más de 4.500 kilos de caramelos, todos ellos sin gluten, aptos para personas celíacas. Y aunque no llovía había muchos paraguas abiertos que los recogían sin esfuerzo aunque se mantiene la tradición de agacharse a recogerlos.

Hasta el año que viene

Al llegar a la Casa Consistorial, los Reyes Magos de Oriente fueron recibidos por la alcaldesa, Paloma Adrados -que les acompañó en gran parte del recorrido- y desde el balcón saludaron a los miles de niños que les esperaban en la Plaza Mayor para escuchar sus mensajes y recomendaciones y gritar que habían sido muy buenos.

Como el año pasado, un gran espectáculo de luz y sonido que culminaba con el popularísimo baile del caballo puso punto y final a las actividades programadas por el Ayuntamiento. Y a la Navidad. Después se volvieron a vivir grandes emociones. Pero ya en casa.


 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios