www.enpozuelo.es
Edición 6    22 de septiembre de 2019

Personalidades

Aunque nació en 1866 en el pueblo toledano de Guadamur toda su vida discurre en Madrid. Hijo de Fabián y Engracia, labradores modestos, compartió con su único hermano, Pedro Gregorio, la afición por las letras.

Félix Granizo nació el 31 de marzo de 1929 en una casa pegada al Callejón de las Siete Chimeneas. Tiene una memoria privilegiada y unas manos capaces de producir 270 sillones en miniatura en cuatro años.

Cirilo Palomo y Montalvo vivía tranquilo con su familia en la aldea toledana de Gerindote dedicado a las labores del campo. Hasta que un pariente sin hijos pero con tierras en Pozuelo de Alarcón cambió su destino.

Yolanda Pérez no tiene pelos en la lengua. La orgullosa presidenta de la asociación cultural más antigua de Pozuelo está convencida de que juntos podemos. El we can de Obama es su manera de hacer frente a los obstáculos que no son pocos.

Rafael Ulecia y Cardona, el pediatra que ha dado nombre a una céntrica calle del barrio de la Estación, nació en Santiago de Cuba el 10 de agosto de 1850 y murió en Madrid el 2 de noviembre de 1912.

Si sus comienzos fueran una película, como El rock de la cárcel, llevaría por título La rumba de la piscina. El hilo conductor también sería una guitarra. David, Juankar y Andrés comenzaron su relación musical hace tres años, al calor del verano y los chapoteos, y la pasearon por calles y parques de Pozuelo.

Manuel Barranco tiene alma de poeta. Desde que Don Gilberto, su profesor del Unamuno, se empeñó en enseñarle a leer y memorizó un poema que repetía cuando le tocaba hacerlo. Poco después comenzó a imaginar cuentos y a componer versos.

0,125